lunes, 30 de noviembre de 2015

Consejos para aprovechar tu negocio en Navidad

negocio_en_navidad
A las puertas de la Navidad, las ventas empiezan a dispararse, todo el mundo empieza ya a realizar sus compras navideñas, a preparar los regalos para los seres queridos, reservar las cenas familiares para los días más especiales del año, reservar unos días de hotel para poder disfrutar de unos días de nieve…
Esto hace que en esta época, se incrementen la plantilla de trabajadores en los hoteles, restaurantes, tiendas de ropa, jugueterías… y es sin duda un gran momento económico para las empresas  que ven como sus ventas crecen considerablemente.
Es por lo tanto, el momento de incentivar el empleo. Esto supone para algunos adquirir un poco de experiencia en el mundo laboral, consiguiendo un primer trabajo, sobre todo para los jóvenes. Para otros significa salir por fin de la rutina de la búsqueda diaria de empleo y llevarse para casa por fin un sueldo que le ayude  e incluso para algunos es una oportunidad de trabajo que se prolonga más allá de estas fiestas.
Sin duda, es también una gran oportunidad para los empresarios, que deben aprovechar esta oportunidad para hacer su “agosto”. Este es sin duda el momento propicio para hacerse publicidad, para darse a conocer, para presentar nuevos productos o servicios a nuestros clientes, y además, es un gran momento para empezar con un nuevo negocio, ya que la Navidad impulsa el consumismo de los clientes y será un buen impulso para un negocio nuevo, ya que nos ayudara a ganar dinero que después tendremos que invertir para seguir creciendo cuando esta festividad llegue a su fin y el nivel de consumismo baje a su nivel habitual.
Pero, a la hora de contratar a más personas para nuestra plantilla de trabajadores, debemos de hacer un cálculo muy preciso, para no contratar a más personas de lo debido ni a menos. Para ello, debemos de considerar el volumen de ventas que tenemos previsto tener, o  el porcentaje de reservas que tendremos en las fechas más importantes como es la Nochebuena, Navidad y el día de Fin de Año.
En ocasiones, necesitaremos algún tipo de financiación para poder hacer frente a las contrataciones nuevas o a la publicidad que podemos hacer en esta época para darnos a conocer. De esta forma, podemos contratar a la gente suficiente para cubrir las necesidades de ventas durante las fiestas y recuperaremos el dinero con el crecimiento de las ventas previstas. Cuando no poseemos la cantidad de dinero suficiente para realizar esta inversión, podemos recurrir a un microcrédito, ya que los créditos sin intereses son una opción a tener en cuenta a la hora de conseguir financiación, porque presentan más ventajas ante los créditos convencionales de las entidades bancarias.  
Además de necesitar mucho menos papeleo, los mini créditos como los de Cashper, son mucho más rápidos de conseguir asimismo pedir una de las prórrogas de estos préstamos rápidos proporciona más tiempo para la devolución, y podremos reembolsarlos cuando ya hayamos ganado el dinero suficiente y el resto, todo beneficios. En todo caso, aunque esta extensión en la devolución del préstamo es una opción interesante, recomendamos mesura en su solicitud para no eternizar el reintegro del minicrédito y saldar cuanto antes nuestra deuda.

Así que, seas empresario o trabajador, ¡aprovecha estas Navidades al máximo!

martes, 27 de octubre de 2015

Inversión, la clave que salvará tu negocio

inversion
A la hora de abrir un nuevo negocio, lo realizamos teniendo en cuenta las costumbres de la sociedad de ese momento, sus gustos, las necesidades que queremos cubrir y el tipo de tecnologías que existen en ese periodo. Pero con los años, nuestro negocio se puede quedar obsoleto si no realizamos un cambio continuo, a medida que cambian los gustos y preferencias de nuestros clientes. 
Por ejemplo, si nuestros clientes tienen un target de edad muy definido debemos adaptarnos a las nuevas generaciones para poder conectar con ellos y ofrecerles aquello que demandan en cada momento.
Por lo tanto, necesitaras adaptar tu antiguo negocio a las nuevas necesidades que han surgido desde la creación de este. De esta forma, conectaras con el nuevo tipo de cliente de la sociedad actual.
Hoy en día, es imprescindible para un negocio estar presente en el mundo de las nuevas tecnologías e internet, ya que las nuevas tecnologías permiten realizar los procesos de venta, organización, facturación… más fácilmente.
Por otro lado, internet es la clave que hará a tu negocio mucho más visible, porque es la mejor forma de conectar con nuestros clientes, de darnos a conocer a través de las redes sociales o de una aplicación propia que muestre nuestros productos a nuestros clientes de una forma fácil y rápida.
Por otra parte, nuestro negocio, lo que puede necesitar es un lavado de cara, una nueva imagen, y lo que necesitamos es cambiar el interior y el exterior de nuestras instalaciones para hacerlo más agradable y atractivo al público, para poder así llamar su atención.
Sea cual sea tu caso, para adaptar tu negocio necesitaras realizar una inversión económica, que dependiendo del cambio que queramos hacer será de mayor o menor cantidad. Pero no siempre poseemos la cantidad de dinero que precisamos para realizar esta inversión.
Una de las formas de conseguir el dinero que necesitas para readaptar tu negocio es a través de un préstamo online rápido, ya que con un este tipo de préstamos rápidos podrás obtener hasta 800 € de forma sencilla y sin el tedioso papeleo que exigen los bancos. Podemos conseguirlo de forma muy sencilla, ya que estos mini prestamos se realizan por internet y en menos de 15 minutos sabrás si te han concedido el dinero poder adaptar tu negocio y seguir creciendo. Además, tendrás un periodo de devolución muy corto, tan sólo 30 días, por lo que no tendrás que cargar con intereses durante años como con los créditos tradicionales.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

9 Claves para conseguir trabajar eficientemente

eficacia_eficiencia
Trabajar eficientemente quiere decir tener la oportunidad de enfocarte en tus actividades, aprender a desarrollar tu máximo potencial y sacar lo mejor de ti, así que te sugiero que pruebes con estos consejos y verás cómo empiezas a notar cambios importantes en la forma de hacer tus cosas.
Por Omar Carreño
1. Enfócate en una cosa a la vez
No hay peor manera de perder el tiempo y no avanzar que tratar de prestar atención a dos actividades al mismo tiempo.
Cuando decidas iniciar una actividad pon toda tu dedicación a ella, a menos que tengas que hacer otra cosa porque realmente sea mucho más importante y urgente que lo que estás haciendo en este momento, siempre enfócate en una cosa a la vez, así garantizarás que no irás dejando pedacitos.
2. Ten un cuaderno de notas a la mano
Siempre anota cualquier cosa que te cruce por la mente, también anota lo que te vayan a decir, y si te acuerdas de algo también escríbelo, es más fácil procesar después la información que vas escribiendo que estar tratando de retener la información en tu cabeza.
3. Enfócate en tu lista de tareas
Cada que vayas a iniciar tu día lo primero que deberás hacer es llenar una lista de tareas, es más cómodo hacerlo desde un día antes, para no perder tiempo haciéndolo en la primera hora de tu mañana, decide con cuidado que merece la pena de hacerse, hay cosas que ni siquiera se deberían considerar una tarea.
Una vez que hagas esto enfócate en lo que aparece ahí y trabaja en ello, si te acuerdas de otra cosa, haz lo que te sugerí en el punto anterior y sigue trabajando.
4. Mantén tu espacio ordenado
Una vez que termines de hacer una actividad guarda todo lo que se refiere a ella y dispón el escenario para la siguiente, la eficiencia está en mantener todos tus estándares de calidad altos y de esta forma no te saturas innecesariamente.
Si solo trabajas con tu equipo de cómputo mantén la menor cantidad de ventanas abiertas para siempre estar enfocado en lo que tienes que hacer y no caer en la navegación inconsciente.
5. Cuida tus tiempos
Lo peor que nos puede pasar es vivir una situación estresante por dejar al último nuestras actividades, siempre cuida tus tiempos, organízate adecuadamente y evita las distracciones al máximo.
6. Vuélvete más disciplinado
Nadie puede ser un generador de cambios más que tú mismo, tu vida puede mejorar si lo deseas, pero la disciplina debe ser la base de este trayecto. Si fracasas en algo un día, vuelve a intentarlo al siguiente y otra vez al siguiente, no pasa nada, lo único que ocurrirá es que te harás experto en lo que te interesa hacer.
7. Revisa siempre lo que hagas
De nada sirve terminar tus tareas si no consideras como la tarea más importante revisarlas antes de entregarlas, muchas veces la emoción por terminar algo nos lleva a presentarlo cuando por fin lo terminamos, sin embargo no hay peor error en el que puedas incurrir para ser ineficiente que no dar el último toque de calidad a tu trabajo, cuidar esto evitará que te lo regresen una y otra vez porque te falta un acento.
8. Mantén una actitud de servicio
No importa el puesto que ostentes, la actividad que realices, siempre ten en tu mente una buena actitud de servicio, eso ayuda bastante para que siempre hagas las cosas con interés y a favor de los demás.
9. Verifica diariamente todos tus pendientes dos veces
La única forma de saber que estás en el camino hacia la eficiencia es que no dejes de hacer las cosas que te corresponden, parte de eso es que no omitas realizar ninguna tarea importante para ese día, por lo que debes revisar siempre dos veces tus pendientes, porque a veces la vista nos engaña y podrías omitir hacer algo que sea sustantivo.

lunes, 13 de julio de 2015

8 errores que puedes cometer en tu estrategia de precios

estrategia_de_precios
1. Basar los precios en costes y no en la percepción del valor que tiene para los consumidores

Los precios que se basan únicamente en costes, conducen directamente a uno de estos dos escenarios: (1) Si el precio es mayor que el valor percibido por los consumidores, el coste de cada venta se incrementa, aumentan en la misma medida los descuentos, los ciclos de venta se alargan y los beneficios se resienten.  (2) Si el precio es menor que el valor percibido por el consumidor, las ventas crecen con fuerza al principio, pero en realidad la empresa está dejando de ganar dinero y más allá, desde luego no está optimizando sus beneficios.

2. Basar los precios en la media del mercado

Al aceptar el precio medio de mercado, las empresas aceptan que su producto o servicio se ha transformado en una commoditie, una materia prima que puede obtenerse en cualquier parte sin que haya una diferencia real. Es una forma de “rendirse” ante la comodidad, a pesar del estrecho margen de beneficios que traduce esta estrategia. En vez de esto, las empresas debería de seguir buscando nuevas formas de diferenciarse, de crear valor para distintos nichos de mercado.

3. Apostar por el mismo margen de beneficio para todas las líneas de producto

Algunas estrategias empresariales abogan por una uniformidad en todas las líneas de producto, aspirando a obtener el mismo beneficio. Esta uniformidad ignora esa ley que afirma que diferentes clientes asignan diferentes valores a productos idénticos. Una vez más, no se tiene en cuenta la percepción real del valor.
Es interesante notar que también el margen de beneficio debe reflejar lo dispuesto que esté un cliente a pagar por un producto determinado, por lo que pre-establecer un margen de beneficios que no tenga en cuenta esa percepción es contraproducente.

4. No segmentar correctamente a los clientes

Los segmentos de nuestro mercado se diferencian básicamente por las distintas necesidades que pueden tener nuestros clientes para los productos que ofrecemos. La proposición de valor que ofrecemos es diferente para cada segmento y nuestra estrategia de precios debe ser un reflejo de esa diferencia.
Esta estrategia debe tener en cuenta todas las características que definen el producto para cada mercado, su packaging, las opciones de entrega, mensajes de marketing que posicionamos, etc. con el objetivo de capturar el valor adicional que creamos para cada segmento.

5. Mantener el mismo precio durante demasiado tiempo

Muchas empresas temen la reacción de sus clientes ante un cambio de precios, por lo que retrasan la decisión todo el tiempo que les sea posible. Otras empresas en cambio, acostumbran a sus clientes a cambios de precio frecuentes, que tienen en cuenta las rápidas fluctuaciones del mercado. Es importante darse cuenta de que la proposición de valor de nuestros productos cambia a medida que cambia el mercado y que por lo tanto, nuestra estrategia de precios debe reflejar esos cambios.

6. Comerciales incentivados únicamente por ventas

Una estrategia común de muchas empresas es incentivar a sus comerciales en función de las ventas que realizan, premiando el volumen total de las mismas, incluso si se realizan al precio mínimo posible. En un error bastante frecuente que se produce especialmente cuando esta fuerza comercial tiene la potestad para negociar todo tipo de descuentos. Al incentivar solo el volumen de ventas y no el valor, es frecuente que buena parte de los beneficios se pierdan por el camino.

7. Cambiar de precios sin tener en cuenta la posible reacción de la competencia

Nuestra estrategia de precios no se mueve en un vacío inalterable. Más bien al contrario, es normal que cada acción provoque una reacción. A cambiar los precios hay que tener en cuenta no sólo el aspecto competitivo de los mismos, sino que a la vez puedan seguir dando lugar a productos o servicios de calidad que se mantengan ante la posible reacción de los competidores.

8. No prestar suficiente atención a la estrategia de precios


Hay tres variables fundamentales en el cálculo de beneficios para una compañía: costes, volumen de ventas y precio medio. Muchas empresas apuestan en este sentido por una estrategia basada en reducir costes, esperando de esta forma aumentar el volumen de ventas. Sin análisis muy sofisticados reducen el primer término con el objetivo de multiplicar el segundo. Y sin embargo establecer el precio ideal no es una decisión que deba tomarse a la ligera. Resulta más conveniente el disponer de las herramientas adecuadas que nos permitan monitorizar en tiempo real cuáles son esos costes y cómo afectan a nuestro producto.

Fuente: Muypymes

lunes, 6 de julio de 2015

15 principales diferencias entre las personas exitosas y las personas sin éxito

exito_vs_fracaso
Existen grandes diferencias entre las personas que fracasan y aquellas que tienen éxito en cualquier ámbito de la vida. A continuación tenemos las 15 diferencias entre una persona exitosa y una no exitosa:


1. Asumen el cambio vs. Tienen miedo al cambio.

Asumir los cambios es una de las cosas más difíciles que una persona puede hacer. Con el mundo que se mueve tan rápido y en constante cambio, tenemos que aceptar lo que viene y adaptarnos, en lugar de temer, negarlo o esconderse de el.

2. Quieren que otros tengan éxito vs. Esperan que otros fracasen.

Cuando estás en una organización con un grupo de personas, con el fin de tener éxito, todo tiene que ser un éxito. Tenemos que querer que nuestros compañeros de trabajo tengan éxito y crezcan. Si deseas que fracasen entonces, ¿por qué trabajas con ellos?

3. Respiran alegría vs. Están llenos de ira.

En los negocios y en la vida, siempre es mejor ser feliz y propagar tu alegría a los demás. Se convierte en contagiosa y anima a otros a que respiren alegría también. Cuando las personas son más felices tienden a estar más centradas y ser más exitosas. Si una persona está llena de ira, pone a todos los que están a su alrededor de mal humor, desmotivados y poco éxito consigue.

4. Aceptan sus fracasos vs. Culpan a otros de sus fracasos.

Donde hay subidas, hay casi siempre bajadas. Ser un líder y un empresario exitosos significa tener siempre que aceptar la responsabilidad de tus fracasos. Culpar a los demás no resuelve nada; sólo rebaja a otras personas.

5. Hablan de sus ideas vs. Critican a la gente.

Los chismes no llevan a ninguna parte. Gran parte de los chismes son falsos y la mayoría de las veces son negativos. En lugar de contar chismes sobre la gente, las personas de éxito hablan de ideas. Compartir ideas con otros sólo te hace ser mejor.

6. Comparten la información vs. Acumulan la información para sí mismos.

En las redes sociales, en los negocios y en la vida, compartir es importante para tener éxito. Cuando se comparte información y datos con otros, puedes conseguir involucrar a otros en lo que estás haciendo para lograr el éxito. Acaparar datos e información es egoísta y te hace miope.

7. Dan a la gente todo el mérito por sus victorias vs. Se atribuyen el mérito de los demás.

El trabajo en equipo es la clave del éxito. Al trabajar con los demás, no te atribuyas el éxito de los demás. Deja que otros tengan sus propias victorias y sus momentos para brillar, ya que eso les motiva y a largo plazo, realizan cada vez mejor su trabajo y eso beneficia a todos.

martes, 30 de junio de 2015

10 claves para descubrir a un mal jefe en tu entrevista de trabajo

mal jefe
1. Llegan tarde a la entrevista

Si llegar pronto a una entrevista es vital para el candidato que aspira a un puesto de trabajo, también es importante para la persona que nos va a entrevistar. El que lo hace es consciente que su tiempo es tan valioso como el tuyo y si llega tarde, se excusa por haberlo hecho. Si llega tarde y no plantea ningún tipo de explicación o excusa, puedes estar seguro de que no valora tu tiempo y dando un paso más, puede que también implique que no disfruta con su trabajo.

2. Lenguaje corporal sospechoso

Si mientras te entrevistan tu interlocutor no para de mirar el reloj, si evita el contacto visual directo o si no para de revisar las notificaciones que le llegan a su smartphone, puedes estar seguro de que no está interesado en lo que tienes que decir, la calidad de tu trabajo o si quiera, en mantener una entrevista a la que al parecer ha acudido obligado.

3. Preguntas inaceptables

Si te preguntan por tu fe religiosa, si estás planeando tener hijos, tu orientación sexual o en qué situación sentimental te encuentras, por poner algunos ejemplos, puedes estar seguro de que no estás en un buen sitio en el que trabajar, al menos si lo vas a hacer bajo la dirección de la persona que te está entrevistando.

4. Preguntas demasiado generales y sencillas

Un buen manager sabe poner a prueba a los candidatos y les da la oportunidad de demostrar su experiencia. Un entrevistador que en cambio se limita a hacer preguntas cuya respuesta puede encontrarse fácilmente en el curriculum o en la carta de presentación del candidato, muestra que no ha tenido demasiado interés en prepararse la entrevista o de conocer de cerca a quien puede que vaya a trabajar para su empresa.

5. No tienen una visión clara de lo que quieren para su empresa

Si al hablar de la empresa, detectas que tu entrevistador tiene dificultades para explicar en qué consiste su cultura corporativa, cuáles son los valores de la empresa o la visión y misión de la compañía, empieza a sospechar. Puede ser un signo de que no sabe muy bien qué está ocurriendo en su propia empresa o a dónde se quiere dirigir.

6. La oficina está extremadamente desordenada

Aunque hay oficinas muy desordenadas que en realidad, funcionan muy bien, suelen ser la excepción. Si cuando entras en la empresa encuentras montañas de papel que se acumulan en todas partes, suciedad evidente y en general una sensación de caos, puede que te interese plantearte si quieres establecerte en ese ambiente.

7. Reticentes a la hora de hablar sobre la rotación del personal

En la entrevista de trabajo es completamente lícito preguntar sobre la rotación de personal dentro de la empresa, así como la posibilidades de desarrollar tu carrera. Si tu entrevistador es reticente a responder a este tipo de preguntas o peor aún, si responde de forma agresiva o maleducada, tiene una buena pista sobre el tipo de empresa al que te “enfrentas”.

8. No contestan a preguntas clave sobre tu puesto o la empresa

Una vez más, si tu entrevistador se muestra reticente a darte determinados detalles sobre lo que será tu puesto, o sobre cómo funciona la compañía, puedes tomarlo como una falta de interés por el trabajo e incluso por tu presencia en esa entrevista.

9. Te recuerda a un jefe anterior, del que no guardas una imagen especialmente positiva

Aunque es importante acudir a una entrevista de trabajo con una mentalidad abierta, también es importante tener en cuenta determinados detalles para no repetir errores del pasado. Si abandonaste tu anterior empleo porque tu jefe era excesivamente autoritario o porque no escuchaba por ejemplo, si detectas signos similares ya en la entrevista de trabajo, deberías considerar si te vas a volver a repetir experiencia.

10. No pueden explicarte cómo vas a encajar en la organización


Si preguntas a tu entrevistas cuáles son los objetivos que tienen para ti una vez te contraten, qué se espera de tu trabajo o cómo vas a encajar con los equipos ya formados y no pueden darte una respuesta clara y convincente, tal vez debas asumir que la posición para la que te estás presentando no sea una prioridad para la empresa y más bien, estén haciendo una tarea de exploración de candidatos para un futuro a medio plazo.

Fuente: Muypymes

miércoles, 10 de junio de 2015

10 hábitos para ser una persona exitosa

persona exitosa
1. Fijar metas

Coge un boli y un papel y empieza a escribir tus metas diarias, semanales, mensuales e incluso anuales. Sin unas metas que nos dirijan en la vida y sin algo tangible para trabajar, estaremos perdidos.

Por: Andrés Gananci

2. Establecer buenos hábitos a diario

Estos hábitos son los cimientos del éxito. Las personas exitosas tienen muchos hábitos buenos y pocos malos. Y, ¿qué hábitos consideramos buenos? Entre estos se encuentran ver poco la televisión, leer mucho, estar formándose continuamente, por ejemplo. En definitiva, estos hábitos son la mejor forma para aprender de otros y evitar errores que podríamos cometer.

3. Hacer ejercicio

Practicar ejercicio te convertirá en una persona más energética y a la vez más productiva. Además, con el deporte, no solo conseguirás un mejor físico y una mayor autoestima, sino que también te enfrentarás a situaciones más retadoras que antes.

4. Alimentar el alma, la mente y el cuerpo

Cuando digo que hay que alimentar al cuerpo, me refiero a que hay que darle placer, seguridad, resguardo y muchos más mimos de este tipo. En cuanto alimentar a la mente y al alma no es más que rodearnos de personas afines a nuestra forma de pensar, ten en cuenta que las grandes amistades te pueden ayudar a alcanzar tus metas más rápido; también, hay que hacer lo que realmente nos gusta y dedicar nuestro tiempo a cosas que nos hagan feliz de verdad.

5. Relajarse y tomarse descansos de vez en cuando

Las personas que creen que descansar es no ser productivo, son menos productivas. Hay que saber parar en el momento en que la mente está agotada. Lo ideal sería llegar a un equilibrio entre trabajo y descanso para aumentar tu productividad.

6. Planear y priorizar

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Haz una lista de cosas que tengas que hacer y realiza las más importantes, no pases a la siguiente sin haber terminado la anterior, persigue tu objetivo hasta conseguirlo, cueste lo que cueste. Y establece límites de tiempo para llevar a cabo la tarea.

7. Administrar el dinero

Tendemos a gastar dinero en cosas innecesarias (smartphones, dispositivos electrónicos u otras cosas de valor) y a vivir por encima de nuestras posibilidades. La solución a esto es cambiar esta mentalidad consumista a una mentalidad con miras a invertir. Gastar tu dinero de esta forma inteligente, hará crecer tus inversiones considerablemente.

8. Conocer tus fortalezas

Todos tenemos fortalezas y debilidades, o defectos y virtudes. Para alcanzar el éxito es esencial potenciar esas fortalezas que todos tenemos, y que a veces escondemos, y mejorar las debilidades para que o te limiten o frenen.

9. Mejorar tus capacidades

Enfócate en cómo puedes superarte y ser mejor de lo que ya eres. Para eso, céntrate en conseguir en los siguientes 30 días la fórmula para ser el mejor en tu industria.

10. Visualización

Mejora la imagen que tienes de ti mismo y del mundo que te rodea para que tus metas crezcan hacia objetivos más altos. Las personas tienden a tener pensamientos pesimistas del tipo: "no soy suficientemente bueno en esto" o "no soy capaz de esto". Estos pensamientos nos limitan y nos desaniman, pero francamente lo que te limitan no son estas percepciones, de hecho se puede cambiar a mejor, sino lo que te limita es la forma en la que te percibes a ti y a los que te rodean. Un buen ejercicio para visualizarme como yo quiero es escribiéndolo y visualizando la forma en que actuaré en los momentos más difíciles. Repitiendo este proceso, poco a poco esos pensamientos se convertirán en realidad.


En definitiva, el éxito es la consecuencia lógica de las cosas bien hechas y estas cosas se logran con paciencia, con el desarrollo de distintos hábitos exitosos.

Fuente: El Canasto

lunes, 8 de junio de 2015

Cómo combatir el absentismo laboral

absentismo laboral
Una de las actividades que se lleva más horas en los departamentos de recursos humanos es la gestión y control del absentismo laboral. La óptima combinación de técnicas de control y motivación de la plantilla puede ayudar a disminuir este problema en la empresa.

Por: Ester Yerro 

No todos los absentismos son iguales

Hay dos tipos de absentismo: el que está contemplado por la ley, que no tiene que ver con la voluntad del trabajador sino con sus derechos, y el que no está regulado legalmente. Dentro de esta clase de absentismo, una persona puede faltar al trabajo porque esté atravesando una circunstancia puntual que deberíamos tener en consideración, aunque no esté prevista legalmente, o bien faltar injustificadamente.

Como falta injustificada también se contempla el absentismo presencial. Esto es, cuando una persona, dentro de su lugar de trabajo, se entretiene con tareas que no son las propias de su puesto, como estar pendiente de las redes sociales (siempre que no sea para aplicarlas productivamente) o pasarse horas al teléfono.

Determinar el origen del absentismo es principal, porque nos permite seleccionar las medidas que se aplicarán para tratar de reducirlo.

Control y motivación van de la mano

Necesitamos saber cuánto se ha faltado, independientemente del origen de la ausencia. Este control nos ayudará a calcular las horas de trabajo efectivo y hacer previsiones. Para ello, contamos con dos técnicas:

Ficha de entrada y salida al edificio. Las nuevas máquinas para fichar incluyen tecnología biométrica para evitar que se suplante la identidad a la hora de fichar y que un compañero pueda hacerlo en el lugar de otro. Las más comunes son las que reconocen la huella, el iris o la cara del trabajador.

Aplicación que controla cuándo se emplea una máquina. Puede instalarse fácilmente en los ordenadores de una oficina para saber cuándo empiezan a usarse y cuándo se apagan. Gran parte de la maquinaria de producción lleva integrado este sistema para determinar qué operario la maneja y en qué horario.

Con estas medidas sabemos cuánto se falta, pero no conocemos el origen de la ausencia. Para ello, debemos disponer de los partes de faltas, que guardaremos junto con la documentación adjunta necesaria, por ejemplo, un justificante médico. Hay que intentar que el trabajador rellene el parte antes de que se produzca al falta para tenerlo previsto y reorganizar las tareas.

Para reducir el absentismo sin causa legal justificada, podemos poner en marcha una serie de medidas motivadoras:

  • Horario flexible. Si la actividad de la empresa lo permite, es muy recomendable autorizar una cierta flexibilidad de horarios. Esto acabará con los retrasos por llevar a los niños al cole o el salir antes para recoger a los mayores del centro de día. Se trabajará el número de horas acordado, siempre el mismo.
  • Descansos adecuados. Deben respetarse los descansos previstos por convenio para cada tipo de trabajo y no tratar de sustituirlos. Son necesarios para continuar con el buen ritmo de la labor que se desempeña.
  • Cambio de rutina. Es una buena medida para evitar la monotonía del trabajo diario y que el personal se centre en sus funciones.
  • Sistemas de bienestar. Pueden implantarse para prevenir enfermedades, llevar un control médico con revisiones periódicas o incluso ofrecer programas de alimentación sana o reducción del consumo de tabaco, por ejemplo.
  • Buen ambiente laboral. El síndrome del burn out o empleado quemado y el acoso laboral pueden ser los principales motivos de absentismo de quien lo sufre. Hay que detectarlo y ponerle solución cuanto antes.
  • Controla el absentismo, detecta las causas que lo originan e implanta las medidas necesarias para que no se desborden los costes por este motivo.

 Fuente: Bloginfoempleo


viernes, 5 de junio de 2015

Cómo saber si eres una persona organizada

organizada
Cuando de una persona se dice que “es muy organizada”, ¿qué se está diciendo realmente de ella? ¿Existe una única forma de “ser organizado” o hay varias? Ser una persona organizada y ser una persona ordenada, ¿significa lo mismo? ¿Se puede comparar el nivel de organización de distintas personas?

Por: Jose Miguel Bolivar 

Afortunadamente, todas estas preguntas tienen respuesta. Una persona es organizada cuando cuando guarda sistemáticamente las cosas en función del significado que tienen para ella. Por ejemplo, si dejas lo que no te sirve para nada, ni te puede ser útil, en algún sitio distinto de la papelera o el cubo de basura, entonces eres una persona desorganizada. Si no guardas la información que necesitas para hacer una llamada telefónica de tal forma que esté fácilmente accesible a la hora de hacer esa llamada telefónica, entonces eres una persona desorganizada.

En general, las personas organizadas no necesitan invertir tiempo extra en encontrar lo que necesitan para hacer algo, ya que antes de guardarlo piensan en qué circunstancias van a poder necesitarlo y actúan en consecuencia. Lo anterior no es un juicio, sino la simple realidad. Si quieres gestionar lo que tienes que gestionar de forma eficiente y sin esfuerzo, entonces deberás guardar las cosas en función del significado que tienen para ti.

Los criterios de organización los define cada persona. En ese sentido, no existe una definición universal de “persona organizada”. Ningún criterio es mejor que otro ya que el significado que distintas personas pueden dar a una misma cosa puede ser distinto. Una consecuencia de esto es que la organización carece de un aspecto uniforme. Si una persona decide arrinconar un montón de cosas en un rincón de una habitación, porque todas ellas tienen en común que son cosas sobre las que no se quiere tomar una decisión en este momento, esas cosas están organizadas para esa persona. Lo que no sería organización es si en ese mismo rincón de la habitación se mezclaran cosas que son para tirar, con cosas con las que ya se ha decidido hacer algo y con otras sobre las que aún no se ha decidido nada.

Consecuencia directa de lo anterior es que orden y organización son cosas distintas. Tener los libros de la estantería ordenados por tamaño es orden; tenerlos por temática o por frecuencia o tipo de uso es organización. Esto es así porque el tamaño no influye en el significado mientras que la temática sí. Asimismo, limpieza y organización son cosas distintas. La limpieza tiene que ver con la higiene y, en menor medida, con la estética, pero no con la eficiencia. Se puede ser una persona limpia y ordenada y, a la vez, un auténtico desastre organizativo. Y viceversa. Lo anterior es importante tenerlo en cuenta porque no son pocas las personas que son tenidas por caóticas o desordenadas cuando, en realidad, cuentan con un buen sistema de organización.

La clave para ser una persona organizada reside en desarrollar el hábito de establecer relaciones entre significados y ubicaciones. La “basura” en un sitio, la “información” en otro, las “posibilidades” en otro, las “cosas que espero de otros” en otro y así sucesivamente. Uno de los motivos por los que la “lista única” que usan muchas personas es tan poco útil es porque la “lista única” es una lista desorganizada, ya que en ella suelen convivir una gran variedad de cosas con significados diversos.

Otro elemento importante de la organización es la accesibilidad. No solo es importante que las cosas con significados semejantes se encuentren en una misma ubicación, también es importante que esa ubicación resulte fácilmente accesible cuando es preciso acceder a ella. Si varias veces al día tienes que recorrer un largo pasillo para ir a consultar documentación de uso frecuente, eres una persona desorganizada, por mucho que tengas toda esa información guardada en un único sitio.

El resumen de todo lo anterior es que la organización consiste en guardar las cosas de tal forma que:


a) su ubicación guarde relación con su significado y

b) sea fácilmente accesible cuando se la necesita


Porque, a diferencia del orden, que tiene que ver con la estética, y de la limpieza, que tiene que ver con la higiene, la organización tiene que ver únicamente con la eficiencia.

miércoles, 3 de junio de 2015

10 ideas para llegar a ser #SuperProfesional!

superprofesional
1. La mejor haztitud es hacer. Eres #superprofesional si, te sientas como te sientas, haces lo que debes, lo que tienes previsto

2. Eres #superprofesional si trabajas en lo que puedes pero no dejas de perseguir lo que quieres, aunque sea un minuto al día

3. La vocación no se espera, la vocación se construye. En la vida nos puede interesar casi todo si le damos una oportunidad. Si tienes que «obligarte» a perseguir tu objetivo tal vez has elegido un objetivo equivocado

4. Un #superprofesional no se pregunta «qué hago si no tengo ganas» sino «qué puedo hacer para tener ganas»

5. No seas “tú mismo”, sé tú mismo añadiendo lo mejor de las personas de las que aprendes

6. Motivación no es tener ánimo, motivación es tener motivos: crea los tuyos. No hay personas inactivas sino personas sin motivos

7. Eres #superprofesional si consigues estar en la mente de los clientes y profesionales que quieres que te encuentren. Tu identidad es lo que crees ser; marca es lo que quieres vender; reputación, lo que te compran; profesionalidad, lo que demuestras.

8. Montar una empresa es difícil pero autoemplearnos podemos todos. Emprender es convertir en negocio lo que ya sabes hacer, no es inventarse milongas

9. Ser #superprofesional es buscar oportunidades y también hacer que las oportunidades te busquen por posicionamiento, reputación y contenidos. El mejor currículum es una prueba de tu profesionalidad compartida en la Red.


10. Deja de buscar oportunidades y empieza a conocer gente. Eres #superprofesional cuando aplicas las diez competencias del networking: escuchar, conversar, comunicar, conectar, colaborar, compartir, solicitar, comerciar, gestionar y divertirse. También en la Red. El mejor networking es más working que net: los buenos profesionales atraen buenos contactos

Fuente: Yoriento

martes, 21 de abril de 2015

¿Cuál es el mejor software para tu negocio?

Sin duda alguna los grandes avances tecnológicos se han ido introduciendo en nuestras vidas a lo largo de los últimos años, invadiendo cada vez más espacio en nuestras vidas. Su gran utilidad y las facilidades que dan al usuario son las claves para que particulares, pymes y grandes empresas se vean hoy en día inundadas por las tecnologías que hacen mucho más fáciles las tareas de cualquier negocio.
Por ello, cada vez son más los negocios que apuestan por las  nuevas tecnologías para gestionar sus empresas y mejorar su servicio de ventas. Así pues, en el mundo del comercio, los terminales del punto de venta (TPVs), han desbancado por completo a las ya antiguas cajas registradoras. Estos nuevos terminales que invaden los negocios del todo el mundo nos permite gestionar las tareas de ventas, facilitando entre otras cosas el pago con tarjetas de crédito, la gestión del inventario, el control de caja, impresión del ticket…
¿Cómo mejoran los TPVs nuestro negocio?
Los terminales del punto de venta, mejoran la calidad de nuestro negocio y ayuda a su gestión, dando a sus usuarios las siguientes ventajas:
  • Gestión de clientes
  • Emisión de facturas
  • Control de artículos
  • Facilita la contabilidad del negocio
  • Reduce los errores humanos
  • Son cómodos e intuitivos
  • Mejora la imagen de nuestra empresa
  • Agiliza los procesos de venta

Sin duda, innumerables razones para reciclar ya nuestra caja registradora y aprovecharnos de los servicios que nos ofrecen las nuevas tecnologías. No importa cuál sea nuestro tipo de negocio, podemos encontrar TPVs ajustados a nuestras necesidades, como en el caso de GSC Madrid, que nos proporciona varias soluciones tanto para  grandes empresas, como para establecimientos, franquicias, discotecas, restaurantes, cafeterías… para los que además se facilita un software de telecomandas que hará mucho más fácil la gestión de los pedidos de las mesas aumentando los beneficios de tu negocio.
Si buscas una solución fácil e intuitiva para gestionar tu negocio, los TPVs te ayudarán  a realizar las tareas necesarias para mejorar tus objetivos de ventas y hacer prosperar tu negocio.


miércoles, 15 de abril de 2015

Como controlar a tus empleados improductivos

A la hora de contratar un nuevo empleado, debemos de tener muchas cosas en cuenta, sus estudios, sus habilidades, su experiencia, el trabajo desarrollado en anteriores empresas… pero algo más difícil de medir es su rendimiento. ¿Tendrá ese nuevo empleado el rendimiento que esperas de él? ¿Cumplirá con las expectativas? ¿Cómo podemos saber si será productivo para nuestra empresa?
Cuando nuestra empresa empieza a crecer, es necesario contratar a nuevos empleados para que se hagan cargo de las nuevas funciones que empiezan a desbordarse por la falta de trabajadores, pero en ocasiones, la contratación de más empleados no disminuye el número de tareas pendientes que hay que realizar. Entonces… ¿Qué puede estar fallando?
Cuando no podemos evaluar con precisión la productividad de nuestros empleados, podemos encontrarnos con que hemos contratado para la empresa un empleado tóxico o escaqueador. El empleado tóxico, es el que llega más tarde a trabajar, el que se pasa las horas al teléfono y  enviando emails pero en realidad nunca esta haciendo su trabajo, sale cada 15 minutos a por un café, se pasa el día hablando con los compañeros y antes del mediodía ya ha salido a fumar su sexta vez, o a coger el aire fresco que necesita para concentrarse y al final de la jornada laboral es el primero que se marcha porque siempre tiene algo urgente que hacer.
¿Cómo podemos controlar a los empleados escaqueadores?
Sin duda, controlar a estos empleados es la clave para que dejen de librarse del trabajo que les corresponde y de entretener a sus compañeros haciéndoles perder el tiempo. Para ello una de las soluciones que podemos adoptar es instalar en nuestra empresa, oficinas y puestos de trabajos un sistema de control de presencias. Un control de accesos en una empresa, nos permitirá controlar las entradas y salidas que realizan nuestros empleados, de esta forma podremos identificar quien es el empleado tóxico que hace que nuestra empresa no funcione correctamente y tomar medidas al respeto.

Estos controles nos permiten no solo tener un control de acceso y presencia a la empresa, sino que impide el acceso de personas no autorizadas a zonas restringidas, ahorra el tiempo dedicado a la gestión y además son muy económicos como en el caso del sistema de control de Cucorrent que te permiten alquilar sus sistemas con grandes ventajas como su conexión Wifi y su descarga a Usb, si este es tu caso, no lo dudes para más información, visita Cucorent.com

lunes, 23 de marzo de 2015

Como conseguir un respiro para tu Pyme o Startup

A la hora de llevar una pequeña empresa o una startup no siempre nos cuadran las cuentas al final de mes, queremos tener los pagos al día o queremos incorporar una nueva innovación a nuestro producto o servicio para prosperar en el negocio, pero no siempre tenemos el dinero suficiente para hacerlo y debemos esperar meses para hacer aquello que nos permitiría mejorar o conseguir un poco de aire fresco para salir adelante.
Entonces, lo piensas, tienes un proyecto entre manos, algo que puede tener éxito y llevarte al dar el paso definitivo para salir finalmente adelante y posicionar bien tu negocio. Pero después de recorrer todos los bancos conocidos y por conocer todos te dan la misma respuesta, o bien no te conceden el préstamo, necesitas un aval o no cumples con los estrictos requisitos que tras la crisis se han endurecido considerablemente  y vuelves una vez más a dejar tus sueños a un lado.
¿Cómo podrías conseguir esa pequeña cantidad de dinero que necesitas?
La mejor forma de conseguir el dinero suficiente y a tiempo para hacer aquello que te sacará adelante sin ayuda de los bancos es sin duda un microcrédito. Con los microcréditos podrás conseguir un crédito de hasta 600 €, sin el tedioso papeleo que te exigen en los bancos y apenas en unos minutos. Tanto asalariados, pensionistas y desempleados con prestación pueden optar a un microcrédito que luego podrás devolver en 15 o 30 días y así podrás desarrollar tu proyecto, cuadrar algunas cuentas pendientes y poner en marcha esa idea que ronda en tu cabeza desde hace tiempo.
Además sus condiciones son mucho menos estrictas de las que encontraras en cualquier entidad bancaria, ya que no te exigirán ni una nómina ni un aval y puedes estar pagando otro crédito bancario al mismo tiempo. Incluso los créditos online de Sucredito.es permiten pedir un crédito perteneciendo a la lista de  ASNEF y podrás obtener tu dinero en 10 minutos realizado los trámites exclusivamente por internet, sin duda una forma rápida de solucionar tus problemas financieros. También, en otros casos, como los minipréstamos por internet de creditomovil.es, te ofrecen la posibilidad de que el primer crédito que realices sea sin comisiones, ni gastos de gestión, ni intereses.
Por si esto fuera poco, el aumento de este tipo de empresas ha generado una mayor competencia que ha servido para que las condiciones de devolución disminuyan haciendo así más atractivo este tipo de crédito.

Por lo tanto, si estas decidido a cumplir tu sueño de hacer crecer tu pyme y desarrollar tu pequeño proyecto empresarial, o bien tienes un espíritu emprendedor y quieres hacer realidad tus ideas pero necesitas un pequeño impulso para despegar, los minicréditos online serán la perfecta fuente de financiación debido a su facilidad a la hora de contratarlos por internet y a la rapidez con la que ingresan el dinero en tu cuenta corriente.