lunes, 1 de septiembre de 2014

Las 9 claves a tener en cuenta antes de lanzar tu Proyecto

lanzar_tu_proyecto
Pocas cosas hay en la vida más gratificantes que lanzar ese proyecto que llevabas tiempo preparando. La planificación es clave para que el emprendimiento llegue a buen puerto. Solo si nos preparamos ante las posibles eventualidades y nos anticipamos a cualquier situación posible lograremos alcanzar el éxito de nuestro proyecto.

Por: Eduardo Martinez Fustero

Conócete a ti mismo
En primer lugar, debes realizar un análisis interno exhaustivo: analiza tus fortalezas, tus debilidades, los recursos de los que dispones… De entre todos, lo más importante es conocer tus debilidades (por ejemplo, tus escasas habilidades negociadoras) para poder anticiparte a ellas y evitar que lastren tu proyecto.

Analiza las oportunidades y amenazas del entorno
Además del  análisis interno deberás analizar el entorno en el que operas para determinar las distintas oportunidades (factores externos que, una vez identificados, pueden ser aprovechados por nuestra empresa) y las amenazas (factores externos  que pueden perjudicar a tu proyecto y que deben ser identificados para anticiparnos a ellas).

Define a tu público objetivo
Tienes que definir a quién vas a vender tu producto: edad, sexo, ubicación, poder adquisitivo, los canales a través de los cuales puedes llegar a ellos etc.

El producto o servicio que ofrezcas tiene que satisfacer una necesidad no cubierta
Sin duda, es el error universal de los emprendedores: pensar que nuestro producto es el mejor y, por tanto, se va a vender él solo, sin esfuerzo. Pero esto no funciona así, debemos hacer un ejercicio de autocrítica y evaluar del modo más objetivo posible si en realidad nuestro producto se va a vender. Ten en cuenta que podemos desarrollar un producto increíble pero si no hay nadie interesado en comprarlo es imposible crear un negocio factible. Para ello… ¿Qué necesidad cubre? ¿El cliente realmente lo necesita?

Define la estructura legal de tu negocio
En este punto tenemos que decidir la forma jurídica que vamos a dar a nuestro proyecto: ¿Vamos a trabajar como empresarios autónomos? ¿Vamos a trabajar con familiares o amigos? ¿Queremos una Sociedad Anónima? Antes de pasar a los siguientes pasos, deberemos definir este concepto.

Asume solo riesgos calculados
“Sin riesgo no hay paraíso”: emprender con riesgo 0 no es posible. El riesgo es algo inherente al emprendimiento y, por tanto, inevitable. Pero deberemos esforzarnos en asumir solo riesgos calculados a la hora de crear una empresa.

 Prepara tu presupuesto y cíñete a él
Es cierto que a la hora de emprender siempre surgen costes no previstos. Pero la probabilidad de que esto ocurra se reduce en gran medida si dedicas tiempo a presupuestar tus gastos.

Calcula el importe de tu inversión inicial que necesitarás (coste de local, maquinaria etc). Del mismo modo, no pierdas de vista el coste al que tendrás que hacer frente mensualmente en concepto de materiales, gasto de personal etcétera.

Define tus necesidades de financiación
No siempre es posible financiar los proyectos con fondos propios. Por ello, en muchas ocasiones tendrás que recurrir a la financiación externa. Y conviene tener bien definidas las necesidades de financiación para no solicitar más crédito del que en verdad necesitas. No olvides que, si bien por norma general se recurre al crédito bancario, puedes apostar por nuevas fórmulas de financiación como el crowdfunding o el crowdlending.

Y, por último, asume la posibilidad de fracaso como una experiencia positiva

Es cierto, estadísticamente un gran porcentaje de los proyectos emprendedores no llegan a su primer año de vida. Por ello hay que asumir que esto puede suceder y visualizarlo como algo positivo. En los países anglosajones para poder acceder a puestos directivos siempre piden haber lanzado un proyecto… y haber fracasado. ¿El motivo? El emprendedor que ha fracasado en un proyecto es plenamente consciente de cuáles fueron las causas de dicho fracaso y podrá anticiparse a ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario