lunes, 22 de abril de 2013

6 excusas que están arruinando su negocio (y cómo erradicarlas)


¿Es usted del que pone excusas y excusas para justificar lo que está haciendo o no está haciendo en su negocio? Pues sepa que escudándose en las excusas está muy probablemente arruinando en su negocio.

En el mundo empresarial las excusas son auténtico “veneno”. Pero, ¿cómo podemos identificar las más tóxicas y al mismo tiempo librarnos para siempre de ellas?

Por: Erika Napoletano

1. “No tengo tiempo”

Si no es capaz de encontrar tiempo para su negocio, es muy probable que éste no le importe
.
Cómo erradicarla: identifique primero lo que es realmente importante en su negocio y, si usted no puede hacerlo todo, busque a alguien que le ayude en la tarea.

2. “No puedo trabajar en mi negocio porque estoy demasiado ocupado con mis clientes”

Si dice eso es porque no se contempla a sí mismo como su propio cliente.

Cómo erradicarla: conviértase a sí mismo en su primer cliente todos los días. O en el último. No importa en realidad el orden. Lo importante es que en su agenda diaria haya siempre un hueco para trabajar en su negocio. Además, dedicar ese tiempo es lo que mejor que puede hacer por sus clientes.

3. “Es demasiado caro”

Si pone el dinero como excusa para no hacer cosas, es que quizás no es demasiado creativo.

Cómo erradicarla: si rebusca, es muy probable que encuentre opciones más “baratas” para sacar adelante sus proyectos. Échele imaginación, pague a plazos, abra una libreta de ahorros o infórmese sobre posibles subvenciones. La última opción es quedarse cruzado de brazos.

4. “No sé por dónde empezar”

Lamentablemente en el mundo de los negocios no existe un “Google Maps” que nos diga por dónde debemos empezar nuestra ruta. Pero, ¿cree realmente que esta excusa es razonable?

Cómo erradicarla: si no sabe por dónde empezar, empápese de lo que están haciendo otros, rastree información, haga cursos y pida ayuda. Tarde o temprano, encontrará la “brújula” que le muestre el camino a seguir.

5. “No es suficientemente bueno”

Tampoco fueron suficientemente buenos los 1.600 primeros intentos de Edison a la hora de crear filamentos para sus famosas bombillas. Pero si no se arriesga a hacer algo que puede en principio no sea lo suficientemente bueno, no logrará nunca dar con algo verdaderamente genial.

Cómo erradicarla: si tiene una idea, agárrese a ella. Si intenta pone en práctica una idea, pueden pasar dos cosas: que triunfe o que fracase y obtenga al mismo tiempo el conocimiento necesario para poner en marcha otra idea. Para triunfar, antes hay que experimentar.

6. “No soy suficientemente bueno”

Si de su boca salen palabras como éstas, es que probablemente no es suficientemente bueno.

Cómo erradicarla: sólo usted puede cambiar la percepción que tiene de sí mismo. Pero puede hacerlo rodeándose de las personas adecuadas y dejando de lado de una vez por todas a las personas “tóxicas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada