lunes, 8 de abril de 2013

4 consejos para saber si debes abandonar tu idea de negocio


Estos tips te ayudarán a saber si debes perseverar con tu empresa o si es recomendable que la dejes ir y busques otra oportunidad.

Los grandes emprendedores suelen hablar de la persistencia, de cómo dejar atrás el miedo al ridículo y las dudas para alcanzar el éxito que nadie creía fuera posible. Sin embargo, los grandes líderes tienen otra habilidad que muchas veces se olvida: la sabiduría de abandonar las ideas que fracasan o que pierden su brillo. Como emprendedor, ¿cómo saber cuándo es el momento de dejar ir?

Por: Nadia Goodman


Tristemente, no existe ninguna fórmula para tomar esa decisión. Saber tomar esa decisión se trata de percibir cuándo tu esfuerzo ha sido productivo y cuándo no.

Para ayudarte a decidir si es momento o no de superarlo y seguir con otra cosa, te damos estos cuatro consejos:

1. Asegúrate de que aún lo amas. Si estás teniendo dudas, pregúntate a ti mismo si todavía sientes un impulso por crear ese producto; piensa si hablas constantemente de él, si te emociona usarlo y escribes acerca de tus ideas. Recuerda que el entusiasmo es el palpitar de tu compañía.

Usa a tu propio equipo como punto de referencia. Identifica si usan tu producto, hablan de él con sus amigos y si lo promueven en las redes sociales. Si tu equipo nota que tú ves el trabajo como un pendiente, entonces es momento de renunciar.

2. Date una fecha de expiración. El emprendedurismo siempre está acompañado de retos, por lo que debes asegurarte que no abandonas demasiado pronto. Se recomienda que establezcas una fecha límite (como de tres años, dependiendo del negocio) en la que definas si debes seguir con tu negocio o si de verdad no funciona.

Al mismo tiempo, establece fechas límite más cortas -algunas semanas o meses- para probar proyectos de corto plazo. Tus puntos de referencia te dirán cuándo necesitas hacer ajustes en tu implementación, mientras que la fecha de expiración te dirá cuándo tu concepto se define como fracaso.

3. Habla con mentores. Cuando estás considerando darte por vencido, explícale la situación a emprendedores exitosos que estén cerca de ti. La claridad la puedes encontrar en el mismo proceso de explicar tu situación y escuchar la reacción de los demás.

Admitir la duda podría parecer amenazador en un comienzo, pero es un miedo que debes superar.

4. Visualízate en cinco años. Si te estás debatiendo entre si debes abandonar una idea, observa a tus competidores, a aquellas compañías similares que ya han alcanzado el éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada