lunes, 8 de octubre de 2012

¿El miedo te hace retroceder? 5 formas de encontrar tu valor


¿Lo das todo en el trabajo y en los negocios o tienes miedo de hacer movimientos audaces porque no quieres fracasar o peor quedar decepcionado?

¿Amas de forma abierta y plena en tus relaciones o te contienes por miedo a ser herido?

¿Lo das todo en la vida? ¿En todo lo que haces?

Por: Oliver

No te preocupes por el momento. La mayoría de las personas se frenan así mismas de alguna forma, en algún aspecto de la vida, no importa si lo saben o no.

Pero no tú… nunca más. No después de hoy. Es hora de comenzar a ser realmente tú. Es hora de expresarte plenamente para qué puedas ser una versión más activa de ti mismo y realmente cumplir con tu propósito.

Aquí hay 5 miedos o temores a tener en cuenta para que puedas consultar contigo mismo y asegurarte de que no te estás deteniendo de vivir una vida útil y llena de pasión:

1.- ¡Puede ser que no les guste!

Lo has adivinado: este es el miedo a ser rechazado. Pregúntate a ti mismo: ¿Te estás frenando en momentos clave de la vida sólo porque temes ser rechazado? Es posible que desees preguntarte a ti mismo el por qué. A menudo, el miedo a ser rechazado se deriva de una pequeña falta de autoestima o confianza en ti mismo.

Solución: No esperes que otra gente valide tus pensamientos o acciones. Ve por aquello que deseas y si te das cuenta que estás siendo “rechazado” eso solo es que dios o el universo te está diciendo que existe una mejor y más constructiva forma para que tú alcances tus metas… simplemente no la has encontrado todavía. Hagas lo que hagas, no te rindas. Piensa que ese rechazo es como una señal de tráfico de girar a la izquierda o girar a la derecha, nunca es una señal de que te detengas.

2.- ¡Qué pasa si no funciona!

Este es el miedo común al fracaso. ¿Te estás deteniendo a ti mismo de hacer eso que quieres conseguir porque tienes miedo al fracaso?

Buenas noticias: ¿Qué pasaría si te dijo que no hay tal cosa como el fracaso? Entonces no tendrías miedo de él nunca más y sin duda no permitirías que el miedo te detenga.

Solución: Date cuenta de que el fracaso esta solo en tu cabeza. No hay tal cosa como el fracaso, sólo hay resultados. Cuando consigues los resultados deseados, esto significa que debes seguir manteniendo ese rumbo. Y cuando obtienes resultados que no deseas, significa que necesitas encontrar el por qué y luego ajustar tu enfoque para que puedas seguir adelante.

¿Qué te gustaría hacer en la vida si no existiera tal cosa como “el fracaso”?

3.- ¡Qué pasa si en realidad lo logro!

Lo has adivinado: es el miedo al éxito.

¿Sorprendido? Todos lo hemos escuchado antes: muchas personas “luchan por el éxito” pero en el fondo piensan que no se lo merecen. No dejes que esto te atemorice. Tienes que decirte a ti mismo todos los días: “¡Me merezco el éxito total!”

Solución: Además de reforzar la idea de que te mereces el éxito, trata de encontrar cualquier creencia negativa que podría estar frenándote… para algunas personas son humillaciones de sus padres o maestros que les fueron dichos cuando estaban creciendo. Para otros es la idea de nuestras inherentes imperfecciones. Sea lo que sea para ti, encuéntrala y deshazte de ella. Tú como todo el mundo mereces totalmente el éxito.

4.- ¡Pero yo no soy perfecto!

Este es el miedo común a la imperfección.

¿Te detienes porque tienes miedo de cometer errores? Porque ¿Piensas que no eres perfecto? ¿Sabes una cosa? Incluso tus llamados errores son valiosas experiencias de aprendizaje y no tienen nada que ver con lo que eres como persona (y si tienen que ver, simplemente ajústate para ser mejor, más fuerte, más inteligente).

Solución: Date cuenta de que justo aquí mismo, justo ahora eres totalmente perfecto tal como eres… Claro, para vivir en esta vida debes crecer de manera positiva y aprender todo el tiempo. Pero eso no significa que tú eres imperfecto en este momento. Todo lo que has aprendido hasta ahora es todo lo que necesitas para dar el siguiente paso en la vida. Por lo tanto, ve a por ello.

5.- ¡Esto no tiene sentido!

A veces todos tenemos un poco de miedo en general… es el miedo al caos. Tal vez tienes miedo de ser completamente tú mismo en el trabajo, en el amor o en la vida porque en el fondo dentro de ti no tienes confianza en el universo… porque en verdad no crees que todo vaya a trabajar en tu favor.

Muchas de estas ideas se forman al aceptar de forma inconsciente la teoría del caos… cuando todos nosotros no confiamos en lo que realmente queremos conseguir sino en las cosas que nos va dando la vida.

Solución: la verdad sea dicha, tú obtienes de la vida todo lo que pongas en ella… Si tú te frenas debido al miedo, obtendrás resultados menos satisfactorios simplemente porque te has detenido. ¡Así que déjate llevar¡ ¡No te contengas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada