lunes, 25 de junio de 2012

7 hábitos comunes que secretamente te causan ansiedad

Las causas más comunes de la ansiedad son:

Café: A menudo considerado como una bebida inocua, el café es en realidad una droga aditiva que induce altamente la ansiedad. El café hace que las personas estén más alertas pero también las hace más nerviosas. Cualquier persona que sufre de trastorno de ansiedad o cualquier otro tipo de problemas de ansiedad patológica deben evitar absolutamente el café. Lo mejor es que lo sustituyas por té de hierbas y pronto te sentirás mucho mejor.

Los azúcares refinados: Igual que sucede con el café, los azúcares refinados son muy aditivos. Si no lo crees, trata de pasar una semana sin ingerir alimentos que contengan azúcares refinados. Evitar el azúcar es un verdadero reto, no sólo porque es omnipresente, sino también porque te has acostumbrado a tener una dosis diaria lo que te hace sentir mejor a corto plazo, pero poco después provoca irritabilidad y ansiedad. Justamente como cualquier otra droga.

Estilo de vida sedentario: Uno de los patrones comunes entre todas las víctimas de la ansiedad es que llevan una vida muy sedentaria, con poca o ninguna actividad física. ¡Esto no sorprende a nadie! Cuando no puedes dar salida a toda la energía y la tensión que corre por tu cuerpo, esta energía siempre va a alimentar tus sentimientos de ansiedad. Es necesario adquirir el hábito de hacer ejercicio diariamente para que tu cuerpo se canse, ya que esto contribuirá directamente a calmar y relajar tu mente.

Pensamiento negativos: La mayoría de las personas no se dan cuenta que son adeptos al pensamiento negativo. Esto es desafortunado porque una corriente continúa de pensamientos negativos alimentan los sentimientos de ansiedad e insuficiencia. ¿Cómo realmente podrías no sufrir de ansiedad, si tu mente está constantemente dando vueltas a pensamiento negativos? Trata de ser consciente de tus pensamientos negativos y haz un compromiso para descartarlos.

La falta de sueño: Es increíble cómo la gente subestima la importancia de dormir bien por la noche a pesar de que constantemente sufren los efectos negativos de la privación del sueño. Tienes que darte cuenta de que el sueño juega un papel vital en la regulación de tus estados físicos y emocionales, dormir menos de 7 horas por la noche no es saludable y nunca estarás al máximo de tú agudeza mental.

El estrés: Hoy en día las personas deben aprender a lidiar con el estrés desde una edad temprana. El estrés es una fuerza negativa que puede causar un daño real en tu vida. Si constantemente te sientes como si no puedes hacerle frente a tus responsabilidades y te es muy difícil mantenerte al día con tu rutina, esta podría convertirse en una de las principales fuentes de ansiedad en tu vida. Encuentra maneras de mejorar tu capacidad para lidiar con el estrés y tu tranquilidad pronto se reforzará. Te recomiendo que leas esta entrada: Técnicas para el manejo del estrés.

Mentalidad de víctima: Es muy difícil no quedar atrapado en la mentalidad de víctima cuando tienes problemas crónicos de ansiedad. Pero cuando sucede te hará sentir como si estuvieras solo e irrevocablemente atrapado con tus problemas de ansiedad. Por favor, cambia esta mentalidad. Tú solo eres una víctima, mientras te niegues a hacerle frente a tus problemas. Y como te habrás dado cuenta de la lectura de este artículo, la gestión de la ansiedad se puede hacer de maneras muy sutiles.

Recuerde que la ansiedad no es tu enemigo. No es un enemigo invisible a la espera de capturarte. La ansiedad es más una consecuencia de tu insatisfacción, en lugar de una causa. Tienes que entender lo que está alimentando este problema y hacer lo mejor para tratar con él, cuando lo hagas estarás socavando el poder que tiene la ansiedad sobre ti y poco a poco se volverá más fácil de sobrellevar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario