jueves, 21 de junio de 2012

7 claves para hacer buenas presentaciones en público

presentaciones en público
No superes los 20 minutos
Destinar 20 minutos en una presentación es tiempo suficiente para conseguir la atención del público y no evidenciar nerviosismo.
Cuida tu posición y el lenguaje corporal
La primera impresión que proyectamos hacia los demás es muy importante, ya que las personas interpretan de forma inconsciente las posiciones corporales en una presentación.
Para esto, es ideal transmitir confianza y liderazgo, por lo cual debes evitar que el cuerpo se incline en un ángulo de 45 grados, eliminar las barreras como mesas o atril, inclinar la cabeza, apoyarse en un escritorio, entre otros.
La gente lee al presentador en un instante
Mucho antes de dar inicio a una presentación, el público ya observó y se formó una opinión del orador.


Es esencial que en todo momento, antes o después de exponer, mantengas una actitud positiva, ya que siempre habrá ojos que se fijen en tus movimientos.
Las historias personales involucran al auditorio
Contar una historia que se vincule con el tema a tratar en la presentación tiene efectos positivos en quienes escuchan atentamente, puesto que las personas se interesan aún más por el tema y se crea un ambiente cálido entre orador y público.
El cerebro ansía lo inesperado
Gregory Berns llevó a cabo una investigación que demostró que el cerebro humano no sólo busca lo inesperado, sino que también lo anhela.
Respecto a esto, el estudio reveló que cuando las personas experimentan eventos placenteros el cerebro se activa debido al estimulo inesperado que genera este sentimiento. De esta manera, si expones ante muchas personas utilizando diapositivas, incluye de vez en cuando videos que hagan la actividad más interesante.
Admite errores
Un estudio realizado por Jonathan Downar en 2011, determinó que cuando alguien comete un error y vuelve a intentarlo, el cerebro aumenta su actividad de resolución de problemas.
En caso de que al exponer cometas alguno como llegar atrasado o no contar con los elementos necesarios para tu presentación, asume tu responsabilidad antes los demás, ya que el público apreciará tu sensatez.
El nivel de energía afecta el estado de ánimo
Por lo general, los presentadores sienten más confianza en su exposición cuando en el lugar se congrega más gente, ya que, de lo contrario, la energía disminuye y surge el miedo.
El público que asiste a conferencias o seminarios reacciona en función a su entorno. De esta manera, cuando las personas entran en una sala que está mayormente vacía, tiende a ubicarse de manera uniforme.
Para sentirte cómodo, aún cuando la cantidad de la gente no sea la que esperabas, toma las riendas y ubícalas en función a lo que tú estimes conveniente.
 Fuente: Alto Nivel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada