lunes, 28 de noviembre de 2011

Consigue al mejor inversor

Seguramente, el hecho de buscar a un inversor será una de las tareas más complicadas del emprendedor. No sólo por encontrar una financiación, sino por cómo cuidarla a medida que el proyecto avanza, teniendo en cuenta que “jugamos” con el dinero de una persona que apenas conocemos.

Por ese motivo no sólo debemos convencer a un desconocido para que nos cambie su dinero por nuestra idea, sino que debemos crear un vinculo amistoso de manera férrea en la comunicación para que nuestro proyecto no se vea diezmado por como nos llevamos con el inversor.

Vamos a convencer

Una de las partes más importantes, a mi parecer, es el tiempo. El igual que en los exámenes de bachillerato no debemos dar más información que la justa y necesaria, de manera clara, directa y haciendo que el lector, en este caso, el inversor, no se aburra y decida oír otras ideas. La idea no es lo importante para el inversor, sino el proyecto y lo que se podrá conseguir con ello; él quiere generar dinero no ver crecer una idea de manera romántica.

Personalmente siempre premio la positividad en todos los aspecto, por ese motivo, creo que es muy importante empezar a vender nuestra idea mostrando las soluciones que da y no los problemas que podría reparar. Esta positividad sirve de poco si usamos estrictamente una jerga demasiado cerrada. La persona que nos escucha tiene que entender todo lo que le decimos, y muchas veces, hay que darle la información masticada y de manera muy simple.

Se fiel a la realidad, habla del público a conquistar, de la competencia, de como podemos llegar hasta nuestro público. Y si no existe un público a quien mostrarle nuestra solución, debemos hablar de cómo crear ese público, de cómo generar esa idea y de qué haremos para generar la necesidad de tener nuestro producto final.

Si nuestro inversor quiere ver el business plan, no querrá leer más de diez páginas. El secreto para hacerlo sencillo y asequible es que sean como las frases en inglés: cortas y directas. No decoremos la frase con hipótesis, arrumacos verbales o historias hipotéticas. Debe ser rápido y asequible.

Cuando nos pregunten por los gastos que estimamos tener no debemos olvidar temas como licencias de software, dietas o mobiliario. Es importante hacer ver desde este campo que nos estamos comprometiendo nosotros con nuestro equipo, y como humanos que son tienen necesidades. Mostrar al inversor que una parte importante de nuestra dirección del proyecto es cuidar a quienes nos rodean dotándoles de bienestar.

La seguridad en el acuerdo debe estar planteada desde el comienzo. Existen pactos de socios y soluciones de seguridad jurídica. Esto no sólo nos sirve para para dejar claro nuestra postura sino para cubrirnos las espaldas y para mostrar que creemos en lo que hacemos. Muchos inversores no están de acuerdo con este apunte, pero la experiencia dicta que es mejor ser si

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada