lunes, 3 de octubre de 2011

No renuncies a las oportunidades, aprende Inglés

No es ninguna novedad decir que en la mayoría de las pymes españolas no se habla inglés. Tampoco los autónomos. Los trabajadores españoles nunca han destacado por su nivel de inglés y tampoco parece que haya nada que vaya a hacer que cambien las cifras actuales sobre el uso de idiomas en el trabajo.

Según el Barómetro de Febrero de 2010, del Centro de Investigaciones Sociológicas, sólo un 23% de personas dicen dominar el inglés en nuestro país. Aunque el estudio tenga año y medio, no parece que esta situación haya cambiado, ni tampoco que lo vaya a hacer en el futuro más inmediato, dado que no hay nada que motive a la gente a mejorar el conocimiento de esta lengua. Además, el térmno “dominan”, habría que verlo… porque una cosa es lo que pone en el CV y otra bien distinta es saber utilizarlo al 100% o casi.


El inglés en los programas educativos españoles

Es incomprensible que en España nunca se haya apostado de verdad por el idioma de Shakespeare, quedándose el esfuerzo en una asignatura y poco más en la mayoría de centros educativos. En la Universidad pública, salvo excepciones contadas con los dedos, se pasa de largo y ni se tiene en cuenta el idioma. En la privada hay algunas que exigen un alto nivel de inglés a sus alumnos e imparten asignaturas en inglés.

De esta manera, la empresa española queda desabastecida de profesionales con capacidad real de leer, escribir y hablar inglés. No se forma a los trabajadores del futuro para que puedan desarrollar su trabajo en otro idioma, con empresas de cualquier país.

Las oportunidades perdidas

El principal problema de desconocer el idioma inglés en los negocios españoles son las oportunidades que se pierden y se van quedando por el camino. En una época de vacas flacas, como es la actual en España, la internacionalización es una de las vías que tenemos las pymes y autónomos españoles para salir del atolladero y tratar de abrir nuevas vías de negocio.

La búsqueda de proveedores internacionales es otra vía que queda cerrada si uno no sabe expresarse en inglés. Se puede buscar la información, se puede enviar algún email pidiendo datos y ofertas, pero si no se sabe inglés… ¿En qué condiciones se va a negociar un contrato con un proveedor extranjero?

El acceso a herramientas y software es también otro de los apartados en los que uno se puede quedar fuera si no domina el inglés, pudiendo perder importantes ventajas competitivas. El mercado del software en castellano es grande, pero más aún lo es el del software en inglés. Las nuevas versiones llegan antes en la lengua inglesa que en castellano, algunas ni siquiera se traducen ¿Nos vamos a perder una buena herramienta por no saber inglés?

Por último, destacar que si uno no sabe inglés, existe una gran difucultad en el acceso a información relevante, pudiendo quedar fuera de interesantes oportunidades de negocio simplemente por no comprender un texto redactado en inglés o no tener entre las fuentes de consulta habituales (diarios, blogs,…) ninguna en la lengua británica.

Conclusiones

En algún momento esta situación debe cambiar y españa debe mirar hacia otro horizonte con respecto al idioma inglés. Hacen falta profesionales formados capaces de desarrollar su labor en una lengua que es universal y que el la realidad vemos que sirve para que personas de distintas nacionalidades se comuniquen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada