Cargando...

viernes, 21 de octubre de 2011

El método del caso: Educación en negocios

votar
El método del caso no consiste únicamente en discutir en clase una situación empresarial. Para que el aprendizaje resulte instructivo, es necesario aplicar una metodología específica...

En los últimos años, el enfoque tradicional de la clase conferenciada ha sido desplazado, en mayor o menor medida, por la incorporación de experiencias prácticas, simulaciones, rol-playing, de modo que los alumnos de negocios puedan experimentar situaciones de la vida real.

Así, mucho se ha discutido sobre la eficacia del "método del caso" como herramienta pedagógica en educación ejecutiva.

En algunas escuelas, como Harvard y el IESE, es la metodología estrella. Otras, sin embargo, reniegan de aplicarla como la base de su sistema de enseñanza.

En el fondo, la discusión metodológica gira en torno a la necesidad de que el estudiante logre no sólo modificar sus APTITUDES sino también sus ACTITUDES para un exitoso desarrollo gerencial.

Así, gracias a su orientación práctica, el método del caso ha ganado popularidad para la formación en temas comerciales, dirección general, recursos humanos, estrategia y decisiones de negocios.

No obstante, existen muchos mitos y confusiones alrededor de esta herramienta pedagógica.

Analizar un caso empresarial en una clase de MBA no significa necesariamente estar aplicando el método del caso. En efecto, para que la experiencia resulte útil, deben seguirse ciertas pautas específicas...

Reglas para la confección de los casos

En primer lugar, el caso debe ser escrito específicamente para utilizarse bajo la metodología del caso, siguiendo ciertas pautas de diseño y redacción.

Un caso es una descripción de una situación real preparada como material de soporte para la discusión en clase, y no como ilustración del manejo eficaz o ineficaz de una situación administrativa.

La situación no debe ser utilizada como una anécdota o como una base de experiencia para ser copiada o extrapolada.

En segundo lugar, el caso debe incluir un dilema a ser resuelto. El texto, que nunca excede las 15 páginas más los anexos, debe servir para que los estudiantes comprendan la situación.

El caso suele estar contextualizado y escrito de modo que permita desarrollar una o varias temáticas específicas de discusión.

Un buen caso va acompañado por una nota de explicación (teaching note) que lo vincula con los conceptos académicos que se pretende transmitir a los alumnos.

El rol del profesor

El provecho que pueda extraerse del análisis de casos depende, en gran medida, del profesor.

El docente debe encaminar y facilitar la discusión, proponer preguntas, exponer y ampliar los razonamientos de los alumnos, hacer de "abogado del diablo" y fomentar el aporte de las experiencias al debate.

El profesor también debe presentar los marcos conceptuales, invitando a los alumnos a utilizarlos para organizar sus conclusiones y crear nuevas formas de aproximación a los problemas.

Sin embargo, el docente no debe pensar por los alumnos ni ayudar a la clase a alcanzar un consenso. En el método del caso, el proceso de pensamiento y la discusión son tan importantes como las conclusiones.

Como cierre del ejercicio, el profesor debe resumir la discusión y presentar las lecciones extraídas. Aquí, debería exponer los contenidos teóricos que, en definitiva, son la base programática y los objetivos pedagógicos de la materia que está dictando.

A condición de seguir con estas pautas, el método del caso resulta práctico y entretenido para aprender técnicas de management.

Entrena a los estudiantes a definir el problema central, a hacer las preguntas apropiadas y entender cuál es realmente el asunto a resolver.

La metodología también permite mejorar las capacidades analíticas del alumno, quien deberá producir evidencia cuali/cuantitativa para sustentar sus recomendaciones.

En definitiva, la clave en la educación moderna de negocios reside en combinar las herramientas más adecuadas en cada situación con el objetivo de preparar al alumno para actuar en un medio dinámico y exigente.

En este marco, el método del caso tiene una gran capacidad de analizar, comprender y valorar situaciones complejas y definir cuál es el problema para una toma efectiva de decisiones en situaciones inciertas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada