miércoles, 21 de septiembre de 2011

Motivación: Teoría del refuerzo

La teoría del refuerzo no tiene en cuenta los procesos del pensamiento que determinan el comportamiento. Como consecuencia, determina de manera aislada los resultados del comportamiento y considera que el objetivo es el refuerzo de los atributos y características positivas del comportamiento. La teoría del refuerzo se puede ver como manipuladora y dogmática. 


Gran parte de la teoría del refuerzo está basada en la evaluación del entorno y de la reacción de un individuo a él (el efecto). En este sentido, as consecuencias positivas probablemente serán repetidas en mayor medida que las negativas. Las consecuencias positivas y negativas son personales. Por ejemplo, algunas consecuencias son vistas como positivas por un individuo y negativas para otro. Por tanto, la teoría del refuerzo se puede usar para transformar el comportamiento actual en un comportamiento futuro.






Tipos de refuerzo

Existen cuatro tipos de refuerzo:

  1. Refuerzo positivo: Una técnica de refuerzo que se centra en incrementar la repetitividad de un comportamiento dado, a través de la recompensa de los actos de ese comportamiento.  Normalmente las consecuencias positivas implican actos agradables tales como elogios, reconocimiento y dinero. Aunque se podía interpretar como positivo cuando se produce un castigo. La reacción es totalmente personal.
  2. Refuerzo negativo: Una técnica de refuerzo que se centra en incrementar la repetitividad de un comportamiento dado, por medio de hacer que una persona se comprometa con un comportamiento dado para ceder en otro, son estímulos no deseados. A la persona se le da la elección de aceptar el  cambio al nuevo comportamiento o será sujeto de un comportamiento indeseado. Muchos directivos se comprometen con el esfuerzo negativo, ya que éste parece ser el estilo de refuerzo predominante en las organizaciones, especialmente en las pequeñas.
  3. Castigo: Es una técnica de refuerzo que se centra en disminuir la repetitividad de un comportamiento dado, por medio de consecuencias negativas. La capacidad del director para sancionar legalmente a la plantilla, pone este comportamiento en la categoría del castigo, aunque cualquier cambio de comportamiento podría verse en términos culturales como castigo. El castigo acarrea además del refuerzo, la noción de poder y control.
  4. Extinción: Es una técnica de refuerzo que se centra en la disminución de la repetitividad de un comportamiento dado, recibiendo o cancelando las consecuencias positivas de ese comportamiento. La extinción deja el control al individuo que está cometiendo el comportamiento indeseado y, por lo tanto, no es proactiva. Como consecuencia, podría no darse un cambio en el comportamiento, ya que el reforzador real es la atención prestada al individuo tratando de ignorar el comportamiento.
El refuerzo, como teoría, ha sido aplicado con un éxito mayor que el resto de las teorías previas. En términos de cambios reales de comportamiento, los refuerzos positivos, mientras sean positivos, parecen imponer respeto. Sin embargo, reducir a los humanos al estado de una máquina  o animal en términos de la reacción no genera la noción de organizaciones que contienen personas con conocimiento, innovación, flexibilidad y dotadas de recursos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario