martes, 6 de septiembre de 2011

Objetivos del Benchmarking

Objetivos del BenchmarkingEl Benchmarking requiere el desarrollo de las características mensurables que estén razonablemente disponibles en el proceso donante y en el evaluado. Estas características se traducen en objetivos sólo después de haber identificado las prácticas del Benchmarking. 


También, estas características de éxito sólo pueden usarse para cambios efectivos si la alta dirección apoya su aplicación. Por tanto, el Benchmarking necesita que la alta dirección se comprometa con los resultados de los esfuerzos de los equipos de Benchmarking cuando determinen claramente las medidas que puedan reflejar mejoras en la aplicación de los procesos.


Shetty (1993) sugiere que "firmas de éxito usan el Benchmarking para ser creativos, no reactivos". Esto afirma la necesidad de planificar las prácticas del Benchmarking. Sin embargo, los resultados pueden necesitar se aplicados sobre unas bases ad hoc, ya que cada evaluación puede no ofrecer los datos necesarios para hacer que valga la pena el esfuerzo de aplicarla. 


Vaziri (1993) recomienda que el director que contemple el Benchmarking debería hacer siete preguntas sobre "quién y qué comparar, cómo recoger los datos y cómo aplicar lo aprendido por la iniciativa del Benchmarking".  Las respuestas a estas preguntas ofrecen así unas bases hechas, para evaluar si la actividad del Benchmarking es digna del empleado esfuerzo y del cambio de resultados propuesto para la actuación del proceso. Vaziri también sugiere que los datos desarrollados necesitan ser analizados y cualquier influencia positiva debe ser utilizada para cambiar los objetivos relacionados con el proceso receptor. De esta manera, los cambios causados por el conocimiento de los gaps de actuación pueden ser enfocados directamente a los resultados del proceso receptor. Esto, sin embargo, tiene otras implicaciones para el alcance de estos cambios. Se debe tener cuidado en segurar que no se cambien en solitario los objetivos del proceso ya que cualquier acción resultante es parte de una estrategia integrada.


Las organizaciones que tienen más que ganar de la cuidadosa aplicación de las prácticas del Benchmarking, son pequeñas. No poseen, generalmente, la rica experiencia de las grandes y, por eso, el Benchmarking puede ser un medio de reducir considerablemente la curva de aprendizaje. Las compañías ya no necesitan sentirse aisladas porque pueden desarrollar sociedades que desarrollen actuaciones eficaces que creen ventajas competitivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario