viernes, 22 de julio de 2011

Valora el talento de las personas con quien te relacionas


Los negocios y el trabajo son una de las fuentes inagotables de satisfacción, pero también de sinsabores.

Pasamos la mayor parte del día atendiendo nuestros negocios y trabajo. Así que nos conviene relacionarnos bien con clientes, proveedores, jefes, colaboradores, compañeros y personas con que compartimos esos momentos.

Hay que desmitificar que negocio es lo que no es ocio, y aprender a disfrutar de lo que hacemos, y a valorar a las personas que nos acompañan en el camino profesional

las siguientes claves nos servirán para resolver discrepancias  y así poder disfrutar de lo que hacemos:





1.- Evitar opiniones preconcebidas, trata de establecer buenas relaciones con todo el mundo

2.- Flexibilizar tus posturas. Trata de no imponer tu modo de trabajo, pero defiende tu criterio con seguridad y sin despreciar los de tus compañeros

3.- Valora detenidamente las capacidades de cada uno y ten encuenta que todos tenemos algo útil e interesante que aporte al trabajo en común

4.- Acercarte a las personas con tu mejor cara: muéstrate abierto al dialogo, sonriente e interésate tambien por la vida personal de los más directos o los que te unan más puntos en común. Eso no quiere decir que no trates con profesionalidad al resto

5.- Se conciente de tus propias limitaciones así evitaras sobrecargas de trabajos innecesarios

6.- No permitas que nadie eluda sus responsabilidades y te culpabilice de algo que ha salido mal. Si ocurre, acude a esa persona cuanto antes para dejar clara tu actuación... y la suya

7.- Nunca prestes atención a un requerimiento de de personas (Ej. Jefe, Cliente) que te parezca molesto, abusivo, impuesto o injusto; o que se presente acompañado de malos modos verbales. Si lo haces, estará llamado a repetirse más adelante

8.- Hazte cargo de tus propias emociones. Aprende a relativizar el comportamiento de los demás. No cedas a chantajes o amenazas laborales



No hay comentarios:

Publicar un comentario