domingo, 24 de julio de 2011

Días Raros


Estos son meses raros para escribir, bien porque llegan las ansiadas vacaciones o bien porque estas finalizan, la realidad es que son días en los que realmente cuesta volver a la rutina… Aunque no por ello dejan de ser necesarias.
Todo buen empresario debe tener la capacidad de saber parar su actividad y hacer una profunda reflexión sobre su trabajo en este último año. Puede resultar absurdo, pero impresiona comprobar lo poco que se practica, especialmente en estos tiempos de crisis.

Mónica Martínez

Solo se piensa en productividad, trabajo y rendimiento, sin caer en la cuenta de que esta conducta puede acarrear ciertos riesgos que pueden hacer peligrar el negocio, como son la ilusión de control, el perspectivismo o el escalamiento en el compromiso entre otras muchas.

Todas ellas generan tomas de decisiones erróneas, fruto de la carencia de un análisis cuidadoso, en la que no se tienen en cuenta diferentes perspectivas (perspectivismo), no se atiende a imprevistos que permitan la adaptación de la organización a nuevas situaciones del mercado (ilusión de control) y por orgullo, se mantengan decisiones que no tienen resultados positivos, siendo cada vez más improbable su vuelta atrás (escalamiento en el compromiso).

Porque no sólo hay que conocer lo que funciona, sino que hay que indagar en las causas de lo que no funciona para desarrollar nuevas pautas que cambien el rumbo de la organización. Un hospital es un claro ejemplo de esto: un equipo de trabajo evalúa el caso, establece un diagnóstico y un tratamiento, y gracias a un análisis continuo se evalúa la efectividad del mismo, si el paciente mejora el tratamiento se mantiene, si empeora o se permanece igual el equipo se reúne con el fin de aplicar un nuevo tratamiento que sustituya al anterior, hasta encontrar con el que consiga la ansiada mejora.

Un empresario debe regirse por estas mismas pautas: diagnóstico, tratamiento y evaluación para afianzar y mejorar su negocio. Y si se mantienen las dudas, recomiendo que se vean unos cuantos capítulos de “House” para clarificar las ideas de lo que esto conlleva, un divertido entretenimiento y un tema de reflexión para estos días tan raros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario