viernes, 15 de julio de 2011

Cómo Tratar con los Errores

Estos sencillos consejos, quizá le ayuden a manejar en mejor forma sus errores y los de las personas que se relacionan con Usted

1. Sea consciente de que las cosas casi nunca salen como fueron planeadas. Soy un experto en elaboración de proyectos y presupuestos, y puedo asegurarte que el mejor presupuesto, siempre estará equivocado, pero si está bien elaborado, será cercano al resultado logrado. Sin embargo muchas cosas no resultan como se habían previsto y deben ser modificadas o abandonadas rápidamente para disminuir la influencia negativa del resultado adverso. Maneje la frustración que resulta cuando algo falla, aprenda de la experiencia. Aprender no es un fracaso.

2. Cuando tenga un problema, revise si conoce la solución, en tal caso, aplíquela y si no la conoce, recuerde que preocuparse y angustiarse tampoco lo resuelve. El stress afecta ampliamente a las personas, disminuye su capacidad para reaccionar, pensar y actuar, ante una situación difícil busque ayuda, amplíe su menú de opciones, considere lo que puede hacer y si finalmente no tiene la solución, espere sin angustiarse, sin agredir a los demás y sin buscar culpables, con el tiempo algunas cosas cambian y la solución vendrá.

3. Si algo no resulta bien, no siempre será un fracaso. Todas las decisiones tienen una alta probabilidad de estar equivocadas o de ser acertadas, así como acertar en una decisión por importante que sea no garantiza el éxito, estar equivocado tampoco es un fracaso. Sea consciente de que el éxito depende de que tome muchas decisiones acertadas y de que el efecto de ellas supere el de las que tomas equivocadamente.

4. La violencia y la agresividad no constituyen la mejor forma de reaccionar ante un problema. Una pérdida no se compensa con otra por grande o representativa que esta sea para la parte a la que considera como culpable de lo sucedido, reaccionar con violencia, agredir, insultar, gritar o cualquier otra expresión similar, no soluciona y más bien, muchas veces empeora las cosas. Tómese el tiempo necesario para analizar, pensar y decidir con cabeza fría, esto le llevará a una mejor solución o compensación.

5. Preocúpese por la solución antes que por encontrar culpables. Descubrir al culpable y descargar contra el todo el peso del rechazo y la recriminación, no soluciona por si mismo el problema, concéntrese en encontrar una solución más que en analizar el problema, de esta manera verá con mayor claridad y podrá tomar decisiones convenientes. Con frecuencia el culpable es víctima de la situación y no la causa del problema, despedirlo o reemplazarlo hará que pronto haya un nuevo culpable, si opta por el mismo manejo sin corregir las causas del problema, pronto se quedará solo.

6. No todos los problemas requieren de una acción, algunos se resuelven solos. No pretenda actuar siempre que le presentan un problema, no confunda actividad con efectividad, considere las opciones, el costo de realizarlas..

Fuente: Articuloz.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario