miércoles, 22 de junio de 2011

¡Yo de mayor quiero ser como Chris Gardner!


En el colegio todos siempre hemos gritado a los cuatro vientos qué era lo que queríamos ser, nuestra profesión: ¡Yo seré bombero!, ¡Y yo de mayor Granjera, tenista y peluquera!...                      
Y a pesar de todos los años que llevo sin ir a cole, en una de mis visitas esporádicas veo que nada ha cambiado: los mismos juegos, las mismas aspiraciones, las mismas ilusiones…

Mónica Martínez

Lo único que cambian son las personas a las que quieren emular: Lady Gaga, Akon, Shakira… Y yo me pregunto: ¿qué ofrecen estos personajes? Hay tantísimos otros desconocidos para el gran público, todos ellos figuras de esfuerzo y superación, que es una lástima que no se divulgue y permanezcan en el “anonimato”. Por eso mismo, me propuse escribir sobre alguna de estas vidas, en mi opinión, tan apasionantes. Y el primero en el que pensé fue en Chris Gardner.

Su nombre puede que no os diga nada, pero fue el modelo del que surgió la película “En busca de la felicidad” protagonizada por Will Smith y por el que fue nominado a un Óscar al mejor actor. Gardner pasó de ser un humilde vendedor pluriempleado con un niño de tan solo 14 meses a su cargo a un importante agente de bolsa.

Emprendedor y filántropo, Chris Gardner es actualmente director de “Christopher Gardner International Holdings” y realiza importantes inversiones en Sudáfrica, donde se están creando cientos de trabajos.

Me planteo la situación actual de nuestro país, escucho continuamente palabras como “crisis”, “falta de oportunidades”, “paro”… Y que a pesar de todo, tras leer biografías como ésta, me doy cuenta que la actitud es la llave para progresar: ¿no sabes inglés? ¿Te falta de formación? ¿Problemas económicos? Chris Gardner durmió en moteles, albergues e incluso baños, mientras estudiaba para conseguir la licencia de agente de bolsa a la par que cuidaba (tras el abandono de su mujer) de su hijo: lo dio todo por progresar, y eso a la larga siempre obtiene su recompensa.

Historias increíbles para personas increíbles. Y con esa idea rondándome en la cabeza en una de mis visitas a mi antiguo colegio, no puedo evitar gritar: ¡Yo quiero ser como Chris Gardner!

¿Queréis saber un poco más sobre Gardner? Aquí os dejo su historia: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario