lunes, 27 de junio de 2011

¿Expandirse en franquicia? Descubra qué debe tener su negocio para hacerlo


El año pasado, 1.053 empresas convirtieron su negocio en una franquicia, un modelo que facilita y acelera la expansión y crecimiento de un establecimiento de manera más asequible. Pero ¿es compatible su comercio con el sistema de franquicia?

Por Yarelín García

José Luis López, gestor de negocios de Tormo y Asociados, consultoría especializada en esta fórmula empresarial, advierte que para saber si nuestro negocio puede adaptarse a este modelo, debe cumplir dos requisitos fundamentales: "Que el comercio sea rentable porque, si no, difícilmente podrá franquiciarse, y que se diferencie de la competencia". El sector de la hostelería es el que más demanda para franquiciar muestra. "Hay actualmente 250 modelos de negocio en el sector, aproximadamente. Para alguien que quiera montar una franquicia hostelera deberá por tanto diferenciarse para conseguir franquiciados", explica el experto.

Además, Albert Pijuán, director general de Barbadillo Asociados, incorpora la duplicidad y el tiempo como valores necesarios. "Que el negocio pueda copiarse y sea fácilmente trasladado a un tercero es clave para franquiciar. Las actividades artísticas son por ello incopatibles". En cuanto al tiempo, "el franquiciador tiene que demostrar que su negocio funciona bien. Para ello debemos tener un negocio funcionando al menos un año. Hay personas que llegan a nuestra consultoría con la idea de franquiciar y llevan sólo 2 o 3 meses en el mercado. No es suficiente para garantizar viabilidad" indica.

Errores más habituales

Además de la rentabilidad del modelo para garantizar el éxito de esta fórmula, también es muy importante desarrollar correctamente el proyecto de franquicia, ya que, como indica Pijuán, "los fallos más comunes se cometen en esta fase". Aquí es donde se define el tipo de franquicia, los manuales operativos que incorporan las condiciones del modelo, el plan económico que incluye los royalties que debe suministrar a la enseña el franquiciado, datos informativos sobre la rentabilidad del negocio, herramientas para llevarlo a cabo, u objetivos de expansión de la enseña.

Para la búsqueda de franquiciados, Albert Pijuán establece la comunicación como elemento clave. "Tenemos que decirle al mercado que estamos en él y buscamos a gente interesada en el negocio. Y la transmisión debe ser lo más abierta posible. Acudir a ferias, revistas especializadas, Internet, o medios de comunicación genéricos son algunas de las herramientas que podemos emplear para ello", explica.

En cuanto al coste del proceso, si el modelo de franquicia es exactamente igual al que tenemos en el mercado, "la inversión se encuentra en torno a los 30.000 y 60.000 euros los primeros años" revela Pijuán. "No obstante, si queremos franquiciar un negocio distinto, tendríamos que crear una unidad piloto y eso encarecería el coste final" aclara. El tiempo que requiere el proceso de adaptabilidad es variable. En caso de tratarse de un negocio que funciona en el mercado, gira en torno a los 4 meses "aunque cada proyecto tiene unas necesidades distintas. De todas formas, a los dos meses de trabajo, que es cuando se realiza la fase estratégica, podemos empezar a buscar franquiciados" aclara Pijuán.

Salto a la expansión

Adrián Martel, socio fundador de Ecowash, empresa de limpieza de vehículos a domicilio sin agua, decidió hace 4 años franquiciar su negocio "porque el crecimiento de la marca sería más sólido, seguro, rápido y además, ofrecía la posibilidad a otras personas de que montasen su propia empresa" indica. Comenzó su actividad en Gran Canaria hace ocho años, y actualmente ya cuenta con 42 delegaciones en España.

En cuanto al proyecto, Martel declara que "lo más pesado fue la parte burocrática y luchar contra el desconocimiento de nuestro producto". El empresario establece que el coste del proceso fue "un poco menos de 300.000 euros".

Llaollao es otro ejemplo exitoso de franquicia. A diferencia de Ecowash, el dueño, Pedro Espinosa, no tenía intención de franquiciar. "La gente se interesaba, y ante el éxito de demanda decidimos unirnos a la fórmula" aclara. Su exitoso modelo de empresa, basado en el yogurt helado con frutas personalizables a través de toppins, pasó de contar con 2 tiendas propias a poseer 50 locales en menos de 2 años . " Tenemos planes para abrir 30 tiendas en Portugal y en agosto abriremos también mercado en Marruecos" señala.

El empresario declara que lo más complicado de todo fue "crear una infraestructura para dar servicio, con mayor personal y una plataforma logística que aumentara la producción de nuestros productos". Asimismo, Espinosa considera que "no todos los negocios son franquiciables" y que el suyo "es fácil de trasportar porque el sistema de trabajo es muy sencillo y no se necesita especialización".

No hay comentarios:

Publicar un comentario