martes, 10 de mayo de 2011

Organización 101: La lenta muerte del organigrama

organigrama.jpg (320×240)¿Por qué ha de morir?

Porque el organigrama es una de las representaciones más claras de un management obsoleto e ineficaz, derivado del taylorismo, command&control, ordeno y mando, como prefieras llamarlo.

Por Pedro Muro

Más allá de los inconvenientes (o falacias, como las llamaba Deming) tradicionales, hay algo subyacente en el organigrama que impide el crecimiento, la mejora, la evolución tanto de la empresa como de las personas.

El organigrama es como una cadena de grandes eslabones que impiden o dificultan enormemente la evolución. la innovación. Una prisión en la que las personas no tienen la libertad de proponer, se sugerir, de hacer por iniciativa propia.

Representa la cara más cruel del control, “yo te digo lo que has de hacer y tu lo haces, no pienses, simplemente hazlo“.

Hace 100 años posiblemente funcionase, pero hoy no, hoy todas las personas de una organización tienen la capacidad de pensar y tomar decisiones en su puesto de trabajo, sin “pedir permiso” a su “superior”. Hay otras formas diferentes de gestionar, por ejemplo, “La gestión por procesos”.

Pero cuidado, podemos cometer el mismo error que en todos estos años, lo he visto demasiadas veces.

Decidimos cambiar la estructura organizativa de nuestra organización, basada hasta ahora en el organigrama, por una nueva estructura basada en procesos, y volvemos a pecar, diseñamos los procesos nuevamente en función de nuestras propias necesidades y volvemos a dejar al cliente fuera.

Al final lo que conseguimos después de un tiempo y muchos recursos “derrochados” es un nuevo organigrama disfrazado de mapa de procesos y como consecuencia, ni evolucionamos ni mejoramos.

¿Por qué ocurre esto?

Porque generamos el nuevo sistema organizativo bajo los mismo paradigmas y esquemas mentales que generaron la anterior estructura.

Por lo tanto, si queremos una nueva estructura organizativa que nos proporcione los resultados que necesitamos y queremos, hemos de comenzar por cambiar los paradigmas y esquemas mentales (pensamiento) que nos llevó al fracaso, para poder general un nuevo sistema.

Y recuerda, que la “Gestión por Procesos”, es sólo una herramienta más; por si sola no va a aportar todo el valor que realmente necesita tu empresa. Pero como siempre te digo, esto es sólo mi opinión.

Fuente: Arp Calidad  

No hay comentarios:

Publicar un comentario