jueves, 26 de mayo de 2011

El fenómeno innovador de Lady Gaga

Espejito, espejito, ¿quién es la persona más innovadora del planeta? Parece que en este momento no hay duda: Lady Gaga. 

Ha dejado de ser una llamativa cantante para convertir su imagen en un emporio. Haus of Gaga es la empresa, inspirada en la Andy Warhol's Factory, creada por la cantante y en la que trabaja una treintena de profesionales que pone en marcha todos los proyectos creativos, que incluyen ropa, escenografías, sonidos, diseños, merchandising e iluminación. El abanico de productos made by Gaga son variados: iPod, disco stick, gafas, trajes de látex, peinado con cable de teléfono, una Vespa, cámaras digitales, vestidos de burbujas, de espejos...

Por Páz Álvarez

"Al principio, yo estaba un poco frustrada, ya que era un negocio nuevo y quería crear una gran marca. Decidí invertir el dinero que ganaba porque cuando eres un artista nuevo tienes que apostar por ti mismo. Ganaba bastante dinero como compositora y no quería una casa, porque nunca estoy en ella, o un coche, así que decidí invertir en el espectáculo", reconoce la cantante en su propia página oficial online. Su verdadero nombre es Stefani Joanne Angelina Germanotta, nació en Manhattan (tiene más pedigrí que hacerlo en Nueva York) hace 25 años y su proyección profesional abarca más conceptos que el de una simple artista de masas: cantante, compositora, productora musical, bailarina, pianista, modelo y empresaria. "Llamé a todos mis mejores amigos del mundo del arte y les dije que quería crear mi propia luz para iluminar el escenario. O mis propias gafas, o todo lo que se nos ocurría. Es un maravilloso proceso creativo de trabajo en equipo en el que se ponen en marcha todas las ideas", explica la cantante.

Nada es espontáneo. Detrás de todas las apariciones de esta artista hay trabajo, mucho trabajo, y un proceso creativo, que deberían tomar como ejemplo muchas empresas. Así lo cree Juan Carrión, socio director de Be Up, consultora especializada en innovación. "Las claves son el trabajo duro, tener trabajadores incansables, un liderazgo inspirador, el alto concepto que tiene la artista de sí misma, vivir a medio camino entre la fantasía y la realidad", añade este experto, que participó en la jornada Innovar es posible, organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD).

Su éxito viene acompañado de otro fenómeno que la cantante maneja como nadie: las redes sociales. "Es la reina del 2.0", añade Carrión. Más de 34 millones de seguidores en distintas plataformas online. Solo en Twitter tiene 10 millones de seguidores.

En opinión del experto Juan Carrión, Lady Gaga ha desbancado en creatividad e innovación a otra reina de la reinvención, Madonna, que en cada disco que lanza al mercado se renueva. "Sabe que no puede competir ya con Lady Gaga, que se reinventa en cada actuación y además jamás se ha quejado de la piratería". La revista Forbes señala que la neoyorquina ha creado un nuevo modelo dentro de la industria musical. No en vano, Bad romance es el vídeo más visto con 300 millones de descargas. Las empresas se fijan en ella: Polaroid la ha fichado como directora creativa de gafas.

"La innovación es una actitud mental, individual y colectiva. Muchas empresas gastan mucho en investigación y desarrollo y no son innovadoras, pero hay compañías que no invierten tanto y sí innovan. Hay que entender la importancia de las personas, aquellas que tienen talento, las que contribuyen, no las que son presencialistas", dice Carrión.
Inteligencia colectiva

La prepotencia, en su opinión, es mala consejera. "Aquellas que no son humildes fracasan, es el caso de Nokia o de Motorola. Hay que premiar la incomodidad, planificar, pero también improvisar, fomentar la autocrítica, incentivar la reflexión sobre tendencias de mercado, fomentar encuentros generativos", añade. Porque, como asegura también la consultora Pilar Jericó, socia también de Be Up, "si hacemos siempre lo mismo llegamos siempre al mismo sitio. Hay que intercambiar conocimientos que hacen posible la innovación, centrarnos en la inteligencia colectiva para alcanzar resultados, cambiando las formas de actuar y de entender los procesos".

Y recuerda cómo en una ocasión dos economistas propusieron a Hewlett Packard un juego en el que participó un grupo de empleados, que iba a testar una serie de productos de la compañía. "La mayoría de los trabajadores acertó sobre el éxito de estos productos en una proporción mayor de lo que lo hizo la alta dirección. Tenemos que preguntar a nuestra gente, es un método que ofrece grandes posibilidades", sostiene Jericó.

Otra consultora, Marta Romo, destaca la importancia de tener un manifiesto en el que se recojan los principios de la compañía. "Respeto, integridad, hacer lo que decimos, comunicar, ser excelente". Son los pilares de una compañía, aparentemente ideal para trabajar, aseguró Romo, propuesta que fue corroborada por la mayoría, más de 200 personas, asistentes a la jornada de innovación. A la pregunta de si una empresa con estos principios sería la idónea para trabajar, la mayoría levantó su mano. "Es Enron", desveló Romo, ante la incredulidad y risas de los allí presentes. "El manifiesto debe ser creíble porque la ausencia de esos valores hace que no se innove, hay que ir más allá, saber escuchar las críticas, tener una misión social y que tengan beneficios". El motor de la innovación, sostiene Jericó, se basa en la motivación intrínseca, en el placer de hacer las cosas porque se cree en lo que se hace. "La retribución es determinante, hay que tener cuidado con el gap entre los que más ganan y los que menos. La remuneración debe ser compensada".

La directora de innovación de Banesto, Silvia Hernández, asegura que la innovación no puede ser una moda, "es una necesidad". Va más allá, "es el momento de incorporar la innovación como motor de nuestras organizaciones". Para ello es importante crear un sistema para favorecer la generación de ideas y transformarla en productos y servicios. "Debe ser un proceso más del negocio, ha de formar parte de las agendas de todos los equipos. Es actitud, es inquietud para repensar y reinventar, es pasión, método, cultura", dice Hernández.

Fuente: CincoDias

No hay comentarios:

Publicar un comentario