miércoles, 16 de marzo de 2011

Reanuda tu compromiso con tu salud

salud.jpg (336×336)
El 1er faro es el de la salud y el ejercicio es el eje que mantiene el equilibrio, la vitalidad y libera el stress negativo aflorando el positivo dador de la motivación que combata nuestros miedos.

No se castigue más. Para mantenerse saludable, hay que ser constante y disciplinado. No es fácil ejercitarse frecuentemente, alimentarse bien, dormir por lo menos 8 horas al día, tomar suficiente agua y mantener la mente lejos de pensamientos destructivos.

Por: SIMONE CAVALLETTI


Es más fácil no hacer nada. Simplemente comer comida chatarra y estar tirado en el sofá viendo televisión, sin embargo, las consecuencias en ambos casos pueden cambiar la ruta de su destino para siempre. Es usted quien escoge una vida fructífera o una llena de enfermedades y dolencias. Si usted es de los que se ejercita por tres días consecutivos y luego está un mes sin hacerlo, en esta columna le voy a dar algunos consejos prácticos y útiles para que retome la vía de la salud y la prosperidad. Vuelva a enfocarse en sus metas y haga un compromiso con usted mismo.

Muchas personas piensan que pueden abandonar su dieta y la rutina de ejercicios por dos semanas y luego la pueden retomar sin ningún problema. La realidad es que toma tiempo y esfuerzo crear nuevos hábitos. Hay que prepararse y acondicionarse para los mismos. Luego de un receso en nuestra rutina, debe comenzar nuevamente por el principio. Reanude su compromiso con su salud y bienestar. La regla de oro: enfóquese en una meta a la vez. Por experiencia se que cuando tratamos de hacer varios cambios a la vez, perdemos el enfoque y nos desviamos de nuestra meta.

La clave es dirigirse a una sola meta a la vez para lograr cumplirla. Comprométase por un mes. Esto no implica que tenga que esperar a que comience el próximo mes para iniciar su régimen. Empiece hoy mismo por un período de 30 días. Hágalo a la misma hora todos los días. Si usted es de los que piensa que hará ejercicios cuando tenga tiempo jamás lo encontrará. Tiene que asignarse un horario fijo todos los días. Apúntelo en su agenda. De esta manera, su hábito será más fuerte. Comience poco a poco. En un principio, no exceda sus límites.

Si antes usted nadaba 3000 mts, comience por nadar 1000 mts. Si corría por media hora, hágalo por 15 minutos. Dele tiempo a su cuerpo a adaptarse a su nueva realidad. Aprenda de sus errores para no repetirlos. Identifique cual fue el motivo por el cual abandonó su rutina de ejercicios. Así, aprenderá a combatirlo la próxima vez que aparezca. Celebre sus logros aunque sean pequeños. Esa primera semana, es crucial para alcanzar el éxito.

Aprenda a reconocer cada pequeño paso. Poco a poco llegará a su meta. Es probable que cuando lleve varias semanas en su nueva rutina, entre en una crisis. Manténgase enfocado en su meta y no mire para el lado. Abandonar su rutina no debe de ser una opción. Siempre exhorto a mis clientes a visitar al médico antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios. La vida es maravillosa.

Fuente: 7farOs

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada