miércoles, 9 de marzo de 2011

Mismas oportunidades, menores salarios

photo_188.jpg (290×290)
El reconocimiento de organismos como Naciones Unidas al Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) y las celebraciones alrededor del mundo en torno esa fecha, no implican que ellas estén en igualdad de condiciones en todos los ámbitos.
En cuestión laboral, en México las mujeres perciben remuneraciones económicas 8.8% inferiores a las que obtienen los hombres, pese a acreditar el mismo nivel de escolaridad, laborar un horario idéntico y desempeñar un mismo puesto de trabajo, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).


Por Ivonne Vargas

Datos de esa institución refieren que esta disparidad se incrementa hasta en 30% cuando el cargo que se desempeña demanda mayor responsabilidad, como es el caso de funcionarios públicos, privados o supervisores industriales. Estas cifras llaman la atención, si se considera que un 97% de los mexicanos opina que la mujer debería tener igual percepción económica que el hombre.

Así lo muestra un estudio realizado por el portal de empleo Trabajando.com entre 2,500 personas, el cual arroja que un 36% de los participantes considera al sexo femenino un elemento fundamental al interior de las organizaciones; un 34% cree que ha ido ganando terreno en ese ámbito; 23% piensa que sigue siendo discriminada; y un 7% estima que ellas mismas se postergan laboralmente por su familia.

El 97% de los entrevistados argumentó que las mujeres deben estar en igualdad salarial porque poseen las mismas capacidades, estudios y experiencia, y sólo un 3% difirió de esa opinión.

"Aunque padecemos de los mismos problemas en la oficina y, a veces, la economía del hogar depende de uno misma, en realidad te percatas que la mujer sigue ganando menos. Es mi caso, trabajo en un puesto de funciones y horario similar a la de compañeros hombres, y ellos están mejor cotizados", platica Erika Estrada, mercadóloga de una firma privada (cuyo nombre prefiere conservar anónimo).

La diferencia salarial no es privativa de México. El informe 'Mujeres en América: indicadores de su bienestar económico y social', publicado por el Departamento Estatal de Comercio de la Casa Blanca, menciona que en Estados Unidos la retribución económica de las mujeres (en promedio) es 20 a 25% menor a la designada a hombres, aun cuando casi 6 de cada 10 personas que se gradúan -anualmente- en universidades estadounidenses corresponden al sexo femenino.

"Hay ocasiones en las que, incluso, aunque la empresa habla de igualdad y promueva a mujeres a puestos estratégicos, resulta que desean negociar el salario argumentando que ella recibirá otro tipo de apoyos, por ejemplo trabajar desde casa si forma una familia", relata Estrada.

El caso México

¿Qué es lo que diferencía a una jefa de un jefe? Para 41% de los encuestados por Trabajando.com, la diversidad está en cómo asumen la responsabilidad: 29% asegura que es el orden; 19% se inclina por la productividad; 8% la manera en que enfrentan el estrés y un 3% considera que es la inestabilidad.

En términos de movilidad laboral femenina, un 82% de los mexicanos asegura conocer a mujeres con cargos gerenciales y un 18% contestó en sentido negativo este indicador.

Se ubique o no a una mujer en una jefatura, los hogares mexicanos bajo el control femenino han ido creciendo. No obstante, en el caso de las familias comandadas por una mujer, los ingresos promedio son menores que aquellos donde los hombres son la ‘cabeza'. El INEGI reporta que, en zonas urbanas, la diferencia en el ingreso supera los 2,000 pesos mensuales.

"Cada año, en el festejo de la mujer se habla que ésta va ganando espacios, sobre todo en lo laboral, pero queda mucho tramo por recorrer y un ‘escollo' importante es el sueldo. De no equipararse el pago no hay un avance real, y al final sigue trabajando dobles jornadas, la de oficina y la de casa", señala la especialista en educación por la Universidad del Valle de México, Lilia Soria.

Margarita Chico, country manager de Trabajando.com México, asegura que como las mujeres no se han incorporado todavía en la misma medida que los hombres, sus contratos son los más 'deficitarios' y su salario es menor por un trabajo de igual valor, por ello "deben estar demostrando constantemente lo valiosas y capaces que son".

Fuente: CNNExpansion

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada