sábado, 19 de febrero de 2011

El importante y vital tiempo de maduración de una idea

idea_couture_consumer.jpg (359×336)
Muchas personas recomiendan lanzar un proyecto lo antes posible, arrasar rápidamente con una versión alpha de una idea solamente por el hecho de ser el primero y analizar de forma veloz si la idea implementada puede dar resultado o no. Yo simplemente no creo eso.


Por Pablo Javier Suárez 

Entiendo el factor positivo de lanzar rápido, pero por mi parte tengo la creencia de que una idea debe madurar. Por experiencia muchas ideas transitan el siguiente camino.

Día 1. Se me ocurrió una idea, seria un éxito, no existe nada así, de seguro un proyecto así seria una bomba.

Día 2. Pensé un poco más y me doy cuenta los problemas que tendría, pero no pierdo la esperanza, voy a seguir analizando.

Día 3 . Esta idea no es tan buena, existen variedad de sitios que ya hacen lo mismo pero con un sistema un poco distinto.

Día 4 . La idea que tuve es una porquería.

En apenas 4 días, a veces menos, me doy cuenta que la idea brillante (en teoría) no es más que un refrito de cosas que ya existen, y que probablemente no usaría nadie. Y si bien esto es un ejemplo exagerado, tengo la casi certeza que casi siempre ocurre lo mismo.

Las ideas tienen que madurar, una vez que transcurre una semana y seguimos confiando en nuestra idea podemos continuar, los impulsos de este tipo no son útiles, si seguimos el consejo de lanzar rápido estaríamos perdiendo el tiempo continuamente.

Otra teoría que apoya mi creencia es que las ideas de por si no valen nada, lo que realmente tiene peso es la implementación de la misma, entonces, ¿porque correr si podemos caminar a paso firme?

Obviamente no podemos esperar meses o inclusive años si creemos en nuestra idea, pero mi punto es que apresurar las cosas no tiene sentido, a veces un poco de meditación y tiempo pueden hacernos encauzar correctamente un concepto, que de otra forma terminaría en el fracaso.

Podemos encontrar varios ejemplos de que una idea sin madurar no da buenos resultados. Podríamos empezar por los clones de servicios.

Delicious anuncia que cierra y en un día había aparecido un clon alternativo. 24 hs luego Yahoo anuncia que Delicious no cierra, fin del proyecto alternativo.

Clones de Menéame. Menéame es una versión distinta a Digg bajo una misma idea, pero con una implementación bastante distinta, cuando Menéame tuvo éxito aparecieron cientos de clones, a la fecha no conozco uno que tenga el mismo éxito. Mucha gente vio el éxito de Menéame y pensó que el mismo se podía replicar en su país pero no aporto nada distinto, probablemente por eso casi ninguno sobrevivió.

La lista se podría hacer interminable, clones de Facebook, Twitter, etc.

Los lanzamientos apresurados rara vez resultan, las ideas tienen que madurar de forma obligatoria para funcionar, hay que evitar dejarse llevar por un impulso inicial que muchas veces termina siendo un simple placebo.

Fuente: Kabytes  

No hay comentarios:

Publicar un comentario