miércoles, 23 de febrero de 2011

Cosas que tu jefe nunca te diría



El 60% de los trabajadores es españoles, casi 14 millones de personas, no confía en su superior directo, y no les falta razón.

Por:

Según la consultora Otto Walter, se quejan de que les hacen trabajar más horas de las estipuladas en su contrato, de que no les escuchan y de que los ascensos no se ajustan a criterios de productividad. Sin embargo, los verdaderos motivos por los que deberían desconfiar de su jefe y preocuparse más por realizar bien su trabajo son otros muy distintos.

Aunque parece que no se enteran, los cargos intermedios españoles saben más de sus empleados y su rendimiento de lo que a estos les gustaría, pero nunca se lo confesarán. Cada vez más directivos controlan el uso que hacen sus subordinados del correo electrónico o si se conectan a redes sociales durante la jornada laboral. Incluso investigan la veracidad de las bajas más sospechosas.

[Te puede interesar: Peligro, jefe vendemotos]

Cuidado con Internet

Un estudio de la empresa de seguridad Proofpoint, dedicada a la seguridad del correo electrónico, revela que casi el 40% de las compañías tiene personal destinado a espiar el correo electrónico de otros empleados. En casi la mitad de los casos, el principal motivo del seguimiento no es otro que el temor a la filtración de documentos importantes a través del e-mail. Y por lo que parece, este alarmismo tiene cierta justificación. El 43% de las empresas ha descubierto que alguno de sus empleados ha enviado información sensible para la compañía sin permiso.

Además, las compañías también se preocupan por el uso que hacen sus trabajadores de los blogs y las redes sociales. Proofpoint asegura que el 18% de las compañías encontró datos de uso interno en blogs o foros, posteados por los propios empleados, y el 17% encontró información restringida en Facebook, LinkedIn o MySpace.

Por si fuera poco, según una investigación desarrollada en el Reino Unido por MyJobGroup, el 55% de los trabajadores se conecta a las redes sociales durante su jornada laboral lo que hace que su productividad se resienta de manera importante.

Vigilados por detectives

Pero la capacidad investigadora de los directivos va mucho más allá de Internet. La consultora AON, especializada en estudios laborales, señala que anualmente uno de cada cinco españoles llama a sus empresas para decir que no van al trabajo porque están enfermos, aunque no sea verdad.

Las bajas laborales cuestan a las compañías europeas 40.000 millones de euros al año, y los trabajadores de nuestro país se sitúan a la cabeza con el 22% del total de las ausencias fingidas. De hecho, desde la llegada de la crisis, el 80% de los casos que llegan a las oficinas de los detectives privados españoles son casos de absentismo laboral. Y es que, aunque usted no lo sospeche, su jefe le vigila de cerca.

Fuente: http://es.stage.finance.yahoo.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario