miércoles, 23 de febrero de 2011

11 buenas razones para dejar de ser perfeccionistas

Para mí el perfeccionismo no es una mania, mas bien es un placer añadido. (Anónimo)


1. m. Tendencia a mejorar indefinidamente un trabajo sin decidirse a considerarlo acabado.



1.- La personas perfeccionistas suelen hacer muy bien todo lo que hacen pero a cambio viven continuamente en tensión, preocupadas insatisfechas y deprimidas

2.- la personas que no pretenden hacer las cosas a la perfección son a la larga más productivas y obtienen una mayor satisfacción que las personas perfeccionistas

3.- La perfección no asegura la satisfacción. Se puede hacer un trabajo perfecto y sentirse insatisfecho, o realizar una actividad simple, como por ejemplo un paseo, y sentirse satisfecho.

4.- Buscar la perfección es absurdo porque todo puede mejorarse

5.- Las personas que intentan ser perfectas en el fondo lo hacen para evitar el fracaso o la crítica. Paradójicamente, el ansia de perfeccionismo les provoca una ansiedad tan grande que acaban convirtiéndose en su peor enemigo. No necesitan ser criticadas porque ellas mismas ya lo hacen 

6.- Las personas perfeccionistas acaban siendo vistas por los demás como seres rígidos y tensos.

7.- La vida de las personas perfeccionistas puede acabar siendo abundante en éxitos, y misera en satisfacciones.

8.- Cometer errores es humano y aceptarlos es reconocer nuestra condición humana.

9.- Aprendemos de nuestros errores. El fracaso es una oportunidad para el crecimiento personal.

10.- Las personas perfeccionistas ven el vaso medio vacio, y las no perfeccionistas lo ven medio lleno. 

11.- La felicidad no está en hacer las cosas perfectas sino en hacerlas 



Bibliografía: Bienestar, Autoestima y Felicidad



Fuente: 7 farOs

No hay comentarios:

Publicar un comentario