domingo, 23 de enero de 2011

Piensa en grande y actúa en pequeño


Piensa en grande y actúa en pequeño, así es como debería ser nuestra misión frente al tiempo. 

Por: Juan Carlos Santos Cougil

Aunque la mayoría hacemos lo contrario, actuamos en grande y pensamos en pequeño siendo este este es el principal motivo por el cual desarrollamos estados de ansiedad, angustia, estrés o depresión

Según el RAE (Real Academia Española): 

Ansiedad. (Del lat. anxiĕtas, -ātis).  
-Estado de agitación, inquietud o zozobra del ánimo.

Angustia. (Del lat. angustĭa, angostura, dificultad).  
-Aflicción, congoja, ansiedad. 
-Temor opresivo sin causa precisa.

Estrés. (Del ingl. stress). 
-Tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves.

Depresión. (Del lat. depressĭo, -ōnis). 
-Síndrome caracterizado por una tristeza profunda y por la inhibición de las funciones psíquicas, a veces con trastornos neurovegetativos.

Es imposible organizar nuestro tiempo, sin tener definidos nuestros objetivos, es decirque es lo que queremos conseguir.

1.-  debemos apuntar alto (A largo plazo)
2.- Fijar prioridades (Mensuales, semanales, diarias para alcanzarlos)

7 Puntos que deben basarse los objetivos para que sean eficaces:

1.- Todos para uno y uno para todos, Existen más posibilidades de alcanzarlos cuando en la elección han participado más personas o los compartes. La motivación ayuda a conseguirlos.

2.- A por ellos¡ Los objetivos deben suponer un reto, los objetivos deben reflejar tus valores  y luego decidir como se van a perseguir de un modo sistemático.

3.- Que sean posibles, deben ser realistas, en caso de que parezca un sueño imposible, no lo abandones, desglósalo en objetivos menores, realizables y persiguelos de uno en uno.

4.- ¿Los estás cumpliendo?, debes medir tus progresos y recuerda que "lo que no puedes medir no lo puedes mejorar"

5.- Ya está bueno de ahí no pasa, Establece un limite de tiempo para conseguirlos, evita el aburrimiento, cansancio, que surja algo más interesante o urgente.

6.- Ponlos por escrito y mantenlos visibles

7.- Se flexible, las cosas no van a salir como en las películas, las situaciones y las variables pueden cambiar. Revisa periódicamente tus prioridades y tus objetivos y adapta el plan de acción si es necesario

Cuando los definas, el siguiente paso es visualizarlos como si los hubieses conseguido,  piensa en el beneficio que te producirán 

Nadie ha dicho que generar un nuevo habito sea fácil, pero terminar lo que empiezas es la diferencia que existe entre el éxito y el fracaso...


Fuente: 7farOs

No hay comentarios:

Publicar un comentario