sábado, 5 de febrero de 2011

La peligrosa dieta de las empresas

La+Peligrosa+Dieta+de+Las+Organizaciones.jpg (460×345)
Despidos. Única receta que se nos ocurre cuando las cosas van mal. Empresas que piensan que el despido equivale a reducir grasa para tener un cuerpo más saludable. Cuando se despide gente, sin tener ahora en cuenta el drama personal y familiar que supone para cada una de las personas, estamos expulsando de nuestra empresa energía, ideas, ilusión, fuerza de trabajo... 

Por Jesús Vega

Despedir equivale a reducir músculo en un deportista de élite. Despedir equivale a que todas las empresas van a dañar su cuenta de resultados porque cada vez hay menos consumidores (hay menos personas con nómina) dispuestos a comprar sus productos o servicios.


Pero, a veces, es necesario. No lo dudo. Ahora bien, creo que el "dietista" que aconseja los despidos normalmente está equivocado. Creo que debería haber "dietistas de empresa" que realmente ayudaran a las instituciones a tener mejor salud sin tener que acudir de vez en cuando a dietas que atacan el músculo.
Estos dietistas aconsejarían lo siguiente:

1) Mantenga a su empresa siempre delgada.- ¿Qué funciones son innecesarias? ¿Qué tareas no tienen sentido? ¿Usted sabe que es lo que hace realmente su gente? ¿Todo lo que se hace está encaminado a tener un mejor producto y a tener más satisfecho a su cliente? Una empresa bien orientada tenderá a prescindir de forma natural, y no quirúrgica, de la grasa. Adelántese, y no adquiera nada que luego tenga que prescindir.

2) Mantenga a su empresa siempre activa.- Alimentada por la pasión de ganar, de ser mejor, de ser más. En tiempos de crisis, Apple está teniendo beneficios récord. Sus profesionales no sienten la crisis porque sus dirigentes hicieron igualmente bien su trabajo cuando los tiempos eran boyantes. Recuerde, la actividad es siempre mejor que la dieta.
3) No se fíe de las dietas mágicas. Es mejor gestionar los buenos hábitos. Sus valores, sus creencias. Prescinda antes de los hábitos erróneos que de las personas que los padecen.
Los despidos suponen una peligrosa dieta para las empresas. Quizá no sea demasiado tarde para rectificar.

Fuente:Expansion

1 comentario: