sábado, 8 de enero de 2011

Conocer el ENEAGRAMA es conocerse a si mismo

eneagrama.jpg (400×254)
El eneagrama es una herramienta muy antigua pero de sorprendente vigencia, con un nivel de utilización cada vez más frecuente en Psicología Transpersonal, Desarrollo Organizacional y muchas otras múltiples aplicaciones, como tuve ocasión de comprobarlo recientemente en la Conferencia de la International Enneagram Association -IEA- "Explorando la Energía del Cambio" que se realizó en Philadelphia a comienzos de agosto.


Por Óscar Ayala

Amir Gabriel Castro es el fundador y actual director del Seminario "Eneagrama: El Viajero Interior" que se dicta en varias ciudades de Colombia, Ecuador, Venezuela, Mexico, Paraguay y que próximamente se dictará en España, EE.UU, Panamá y Costa Rica.

La especial y cálida entrevista que adjunto, fué concedida por Amir a la revista ecuatoriana "Cosas" y efectuada por María Correa, aclara el alcance y contenido de esta experiencia de conocimiento interior de primer orden que ya conocen más de diez mil personas en los citados países.

Como alumno de Amir y de su grupo en Colombia y Ecuador, doy testimonio de que los resultados observados en todos los asistentes que conozco (varios centenares, a la fecha) son extraordinarios y los invito a considerar regalarse esta experiencia de conocimiento.


"Conocer el Eneagrama es conocerse a si mismo" entrevista a Amir Gabril Castro

"El seminario te convierte en un viajero de tu interior, y estamos seguros que cada vez que vayas un poco más dentro de ti, más te vas a maravillar", es la máxima de este profesional que dicta los seminarios de eneagrama, y que afirma que está en cada uno moldear la personalidad y hacerla más atractiva."

Es frontal, fundamentalmente honesto, pero sobretodo extremadamente cálido y humano. El primer contacto es de un afecto profundo, me recibe con ese gran abrazo que añoraba desde la última vez que lo vi. Su carisma invade el ambiente y el diálogo fluye fácil.

Denota su pasión en cada frase a medida que nos adentramos en los misterios del eneagrama. Inmediatamente me siento honrada cuando Gabriel me hace conocer que he sido la única persona a quien ha concedido entrevistas no sólo aquí en Ecuador, sino en Colombia, México, y otros países. El viene a Ecuador aproximadamente cada 40 días para dictar los seminarios de eneagrama, una herramienta muy antigua de autoconocimiento. Gabriel es el facilitador del seminario que se ha llamado Seminario Eneagrama, sin embargo, no cree enseñar el eneagrama en sí, sino que lo usa como método de trabajo.

Por supuesto, como nos explica, cualquier persona que sepa leer y escribir podrá informarse acerca del eneagrama con un libro, pero en el fondo, pretender conocer el eneagrama es simplemente conocerse a sí mismo. Y así de la mano de Gabriel, nos vamos adentrando en las profundidades de este tema que suscita tanta curiosidad y controversia al mismo tiempo.

- ¿Qué es el eneagrama como herramienta, a diferencia del eneagrama como filosofía?

- La filosofía como tal es una herramienta, entonces el eneagrama es una herramienta filosófica en el sentido que permite elaborar aspectos de tu comportamiento en la medida en que quieras modificarlos. El eneagrama como herramienta dice que si quieres lograr un cambio en tu vida personal, en el único lugar donde puedes hacerlo es dentro de ti, observándote a ti mismo y el entorno. Entonces puedes elegir cambiar el entorno, con un cambio de pareja, de país o de profesión.

De igual manera podrías trabajar dentro de ti para saber qué es lo que sucede que no te permite adaptarte al entorno. Entonces el eneagrama es una herramienta porque te permite un nivel de autoconocimiento profundo. Pero estamos hablando de dos cosas, del eneagrama como una raíz y
del eneagrama dentro de nuestro seminario.

- ¿Cómo interviene en el proceso de autoconocimiento de los participantes?

- No soy profesor ni facilitador de eneagrama, simplemente lo utilizamos en nuestro taller para que el participante lo convierta en un proceso de autoconocimiento que le permita modificarse a sí mismo, antes que modificar su entorno. Normalmente lo que pasa es que uno puede hacerse daño a sí mismo y al resto, tratando de cambiar lo que le rodea, en lugar de adaptarse al entorno y generar cambios en él, beneficiosos para ambos. A través del taller, formo parte de la solución, pero no soy la solución misma, ni mi trabajo es la solución para nadie. No estoy vendiendo promesas ni tengo dones de sanador ni Mesías.

- ¿Por qué es tan importante el autoconocimiento?

- Por que cada vez que la persona entra en sí mismo no puede evitar conocer a las otras personas. Si me conozco a mí mismo, conozco al otro; este es el principio de amar al prójimo como a sí mismo. Si yo me amo a mí mismo y tengo una buena autoestima eso se traducirá en que el mismo valor que me concedo a mí, te lo concedo a ti y estoy teniendo ya un principio de mejoramiento en mi vida.

- Entonces el eneagrama está dirigido a todos quienes quieren generar un cambio dentro de sí mismos...

- Exactamente.

- Y si no existe ese deseo...

- Mucha gente se aproxima a nuestro seminario con ideas diferentes. Hay quienes quisieran mejorar su relación de pareja, rendimiento profesional, superar una confusión. Finalmente es muy poca la gente que llega con el propósito de generar un trabajo interior que le permita tener mejor calidad de vida para sí mismo y demás.

Normalmente llegan con ánimo de cambiar el comportamiento de sus hijos, recuperar su pareja, superar el alcoholismo o drogadicción. Superar lo que está sucediendo fuera; muy pocas son las que se preguntan qué tan responsables son de lo que sucede en su vida. Si la persona se hace esa pregunta quiere decir que viene con la correcta motivación al seminario y le puede ir mejor. No quiere decir que si no se lo ha planteado, le va a ir mal.

De hecho tenemos personas que entran con ideas erradas y se dan cuenta que lo que han buscando fuera lo han tenido siempre dentro, las respuestas para su angustia, han estado en ellos mismos.

- ¿Qué es entonces el seminario?

- Un proceso de autoconocimiento en que el sujeto se va a dar cuenta si lo que sucede en su vida es o no resultado de su responsabilidad. Trabajamos intensivamente durante un fin de semana, con 32 personas.

La gente va al retiro, nos reunimos fuera de la ciudad en una finca con excelente alimentación y buen hospedaje y un trabajo muy profundo. Cuando crees que estás dispuesta a ir más allá del diario vivir, del éxtasis de saber y tener, cuando estás cansado de competir y buscar en el mundo, cuando te has desilusionado de la búsqueda, de ser la más bella o el más famoso entonces es tiempo de buscar dentro de ti la esperanza.

El taller tiene una forma y unos patrones que deben ser tan sólidos que permitan cumplir sus objetivos, pero al mismo tiempo tan suave como el agua para que se acomode a cada participante. El taller no es una experiencia rígida de 60 horas de trabajo y punto. Es un lugar donde trabajas, se elabora y descubre cosas. Es como un taller de pintura o cerámica, o incluso un quirófano. Cada uno trabaja a su propio ritmo, con la guía del facilitador y del grupo de personas que están para ayudarte. Por eso es importante trabajar con grupos pequeños.

El taller "El Viajero Interior", permite enfrentarte a la maravillosa sorpresa y misterio de encontrarte a ti mismo y, segundo, a la grandeza inmensa de encontrar dentro de ti, eso que siempre has buscado fuera. Son dos procesos fuertes dentro del seminario. Puedo garantizar que un individuo que atraviesa la experiencia con respeto y dedicación, antes de un año, su vida será completamente distinta.

- ¿Qué no debemos esperar encontrar en el taller?

- Partimos de la premisa que trabajas en ti, para, y por ti. No es un proceso que entras y sales convertido en un producto distinto.

El único material real en el que puedes trabajar es en el autoconocimiento, tu historia, tu vida. Para asegurarnos que la persona está preparada para el seminario, hacemos una entrevista individual, el facilitador califica si el sujeto está apto para atravesar la experiencia. En ese momento sabes cuál es su inquietud, qué busca.

Dedico un determinado número de horas en particular para hacer un proceso casi de relojería con cada individuo. No podemos recibir a cualquier persona porque el proceso de autoconocimiento es delicado, no nos interesa hacerlo indiscriminadamente. Es un esfuerzo económico y de tiempo, pero
sobretodo el esfuerzo de atravesar la experiencia del taller es muy grande.

No quiero que la gente crea que esto le sirve para tener éxito, ser más competitivo en su trabajo profesional, el taller no empodera tu personalidad ni enriquece el ego. Crecimiento y desarrollo humano no quiere decir ir por encima de nuestros hermanos, es darse cuenta del principio de amor al prójimo. De tal forma que cualquier persona que busque otra cosa diferente ya está equivocada.

- ¿En qué casos no se acepta a una persona?

- Éticamente no debo trabajar con personas que están en tratamiento psiquiátrico o personas con problemas de drogadicción o alcoholismo no reconocido, sin embargo, es importante saber que cientos de miles de personas, con previo reconocimiento, han podido suspender su adicción.

De hecho, aquí en Ecuador muchas personas lo han hecho.

El propósito noble de enmendar nos permite un record muy interesante de recuperación y pasos grandes en esa dirección.

Si el sujeto sabe que tiene ese problema, no me queda duda que mi trabajo puede ayudarlo. Podría decir con seguridad que el 99 por ciento de quienes que atraviesan nuestra experiencia alcanzan un grado altísimo de sensibilidad que les permite reorientar sus conductas para un mejor vivir y eso es gratificante.

- ¿Etimológicamente qué significa eneagrama?

- Enea nueva, grama grafos o escritura. Es una figura de nueve aspectos que en nuestra cultura occidental ya ha venido a significar los nueve tipos de personalidad. Sin embargo, la palabra no es lo importante.

- ¿Cuáles son estos tipos de personalidades definidos en la estrella del eneagrama?

- Responder la pregunta sería demasiado simple, y caeríamos en el juego que estoy combatiendo:

Poner números en la frente a los seres humanos. Mi trabajo va hacia algo más trascendente. Mucha gente utiliza el eneagrama para clasificar a la gente como el ayudador, el líder, el exitoso, el diferente, el perfeccionista, el valiente, el obediente o el payaso. Eso no es el eneagrama y me parece una falta de respeto que la gente caiga en ese juego.

En mi trabajo cada vez me enamoro más de los seres humanos porque son mucho más que eso.

Sin embargo, sí existe una clasificación en el eneagrama que pudiéramos poner en términos de uno a nueve: el poderoso-justiciero, el pacífico-negligente, el resentido-perfeccionista, el orgulloso-ayudador, el engañoso-exitoso, el especial-melancólico, el mezquino-sabio, el cobarde-obediente y el lujurioso-divertido.

Pero eso en realidad no dice nada, es más un arte adivinatorio, y el eneagrama, desde mi compromiso, es mucho más serio y profundo. Estoy empeñado en destacar al eneagrama como una herramienta de respeto humano. Me declaro abiertamente en contra de cualquier persona que utilice el eneagrama para clasificar a la gente.

- ¿El eneagrama tiene un contenido más espiritual que psicológico?

- Todos los hombres somos espirituales, quizá el estudio de la psicología nos ayude a entender mucho de nuestra propia espiritualidad. Es importante distinguir la espiritualidad de la religiosidad. Todos somos seres espirituales como decía un gran sabio poeta, somos ángeles atrapados en un animal, y el ángel tiene inmensa necesidad de expresarse y volver a su origen y el animal tiene la necesidad de sobrevivir y mantenerse vivo. El ángel no puede darse a conocer sino a través de la figura de ese animal y el animal sólo, sin el ángel, no sería lo que es.

- ¿Será por el miedo de mirarnos a nosotros mismos, que el eneagrama causa tantas reacciones antagónicas?

- Sí, es absolutamente claro. El mundo informático que nos rodea, televisión, prensa, etc, invita a estar permanentemente fuera, pero afuera no te encuentras a ti mismo. Entonces conocerte a ti mismo, es enfrentarte a lo desconocido.

Tenemos miedo de descubrir aquello que creemos es inamovible, sin embargo, soy capaz de demostrarte que puedes cambiar, que puedes ser el sujeto que siempre has querido si lo haces con respeto por ti y por el resto. Puedes mejorar hasta tus peores conductas.

- ¿Existe límite de edad?

- Sí. De 18 años en adelante, suponemos que ya ha tenido confrontaciones consigo mismo y el entorno.

En los adultos hacemos un trabajo correctivo y en los chicos preventivo. Despertamos el discernimiento, la alegría, capacidad de aceptar las dificultades y afrontarlas. Dividimos nuestro trabajo entre jóvenes y adultos.

- Se escuchan muchas cosas acerca del eneagrama, por ejemplo que después se forma una secta, que las parejas se separan o que la gente sufre depresiones muy fuertes, ¿qué hay de cierto?

- Es importante saber que nuestro trabajo no es la panacea, sería un irresponsable además de un mentiroso si dijera a la gente que el eneagrama es una píldora mágica, no es cierto. Es un trabajo que necesita de compromiso personal. Si tu te conoces a ti misma, sabrás que las dificultades que has tenido en tu relación de pareja, son tu responsabilidad y no problemas de tus hijos o del empleo.

Cuando descubres que eres el responsable de lo que sucede en tu vida, entonces tienes que tomar correcciones. Con respecto a la vida de pareja, o formas parte de la solución o del conflicto, no tienes opciones.

La mayoría de parejas que van en conflicto a mi trabajo, renuevan sus votos y reorientan su relación de forma muy positiva. Hay quienes consultan porque quieren tomar el seminario como opción a fin de tomar una decisión más madura. Entonces se produce una separación, más respetuosa y menos traumática.

¿Que si la gente se deprime? Pues encuentra una forma más profunda de observarse y reorientar su vida, aquello que llaman depresión, sería más bien una reflexión. Es importante reflexionar acerca de lo que está sucediendo en la vida para poder tomar acciones.

De tal manera que si entras eufórico al seminario y quieres encontrar la
solución perfecta y en el proceso te das cuenta de que te has hecho daño y a los demás, probablemente salgas del seminario en un estado de profunda reflexión, seguramente muy contento pero muy honesto contigo mismo.

Tampoco me atrevería a decir que no existe la depresión postseminario pero no es ni siquiera del 1 por ciento.

Mi seminario no promueve sectas, ni quita ni pone creencias a nadie. Por supuesto no puedo alejarme de mi propia filosofía de vida, pero no pretendo hacer proselitismo a favor o en contra de ninguna creencia.

Las personas que han pasado por el seminario pueden dar testimonio que en absoluto se orienta a la persona para que crea en determinada iglesia. Y si el eneagrama es una secta, entonces es la peor de todas, porque no funciona como tal.

Fuente: Sappiens

No hay comentarios:

Publicar un comentario