domingo, 5 de diciembre de 2010

Un 25% más felicidad si se es agradecido.


Hasta un 25% más de felicidad se puede obtener si se es agradecido. Este el es resultado que ha obtenido en sus investigaciones el Dr Roberto A. Emmons

La investigación de estos aspectos en psicología lleva a pensar que los niveles de felicidad en las personas tienden a ser estables a largo plazo. Si ganas la lotería estarás exultante durante unos meses pero poco a poco volverás a tu nivel acostumbrado de felicidad.

Uno de los resultado confirma que el ser agradecido puede ser la llave para aumentar la felicidad. Parece lógico, quien se dedica a valorar lo que tiene la salud, pareja, hijos, trabajo y dar las gracias tiene más opciones de tener pensamientos de felicidad que  si se dedica a contar problemas  y solo piensa en lo negativo.

El Dr Roberto A. Emmons describe la investigación que realiza con tres grupos experimentales durante 10 semanas:

   1. Al primer grupo se le pidió que anotaran 5 cosas que le habían ocurrido esas semana y por las que se sentía agradecido. Durante las 10 semanas que duró el estudio se les fue preguntando lo mismo. Esto fue llamada la condición de la gratitud.
   2.Pidieron el segundo grupo anotara cinco cosas que consideraba molestias a partir de la semana anterior. Ésta era la condición de los molestias.
   3. El tercer grupo enumeró simplemente cinco acontecimientos que habían ocurrido en la semana, pero no dicho centrarse en aspectos positivos o negativos. Ésta era la condición de los acontecimientos o de control.


Entre las cosas que nombraron  las personas de la condición “agradecida” estaban:

  • Disfrutar de una puesta de Sol
  • La ocasión de estar vivo
  • La generosidad de amigos.

Y en la condición de los molestias:

  • Impuestos.
  • Cuesta encontrar  aparcamiento.
  • Quemó mis macarrones con queso.

En los resultados del estudio:

      La gente que estaba en la condición de la gratitud sentía el completamente 25% más feliz – que en las otras condiciones. Eran más optimistas sobre e futuro, se sentían mejor sobre sus vidas , incluso hacían 1.5 horas más de ejercicio a la semana que los de la condición “molestias” .

      En un segundo estudio similar al anterior realizado por Emmons y McCullough se cambió una de las condiciones de control. En lugar de pedir al grupo 2 (los de la molestia), que recordaran algo que les había molestado durante esa semana. Se les preguntó que compararan en qué eran ellos mejor que otras personas. Una vez más los resultados confirmaron: Que el grupo uno, los de la condición de gratitud (grupo1). Eran más felices que el grupo 2,  o los que hacían comparaciones positivas entre si mismos y otros.

      Estos estudios demuestran que la gratitud puede colaborar en el nivel de felicidad. Pero estos estudios se habían centrado en gente joven , universitarios, ¿qué hay de gente mayor o con problemas de salud?.

Un tercer estudio de Emmons y McCullough se centraron en adultos con desordenes neuromusculares a menudo a consecuencia de sobrevivir a una infección de poliomielitis. Esta condición puede causar dolor , atrofia muscular, las personas aquejadas experimentan dolor podrían estar entonces descontentas de la vida.

En este caso también el grupo de la condición de gratitud demostró ser más feliz. Eran más optimistas, dormían mejor. Es sueño demostró ser importante para indicar el bienestar total.

Si  quieres ser más feliz empieza por agradecer todo lo que hoy tienes y quizás no valoras a diario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada