sábado, 25 de diciembre de 2010

La mitad de las empresas no vive para celebrar su cumpleaños

Si usted ha decidido lanzarse al mundo empresarial este año, la probabilidad de que en 2015 celebre con sus empleados el quinto aniversario puede que sea menor de lo que espera a tenor de los números que figuran en su plan de negocio.

Por: Ismael Labrador

 Lo dicen las cuentas del Instituto Nacional de Estadística, según las cuales sólo el 50,79% de las empresas que nacen en España vive lo suficiente para celebrar su quinto cumpleaños. La mitad fallece antes de que llegue esa fecha, especialmente entre aquéllas que cuentan con menos de10 empleados.

¿A qué se debe este fenómeno?  Las primeras etapas de vida de una empresa son fundamentales, especialmente para las pymes, comenta al respecto Ángel Colomina, director general de la Fundación Incyde de las Cámaras de Comercio. Y es que en los primeros años de actividad es cuando se establecen los primeros vínculos con proveedores, clientes y líneas de financiación, y de la fortaleza de estos lazos dependerá en buena medida que la empresa adquiera el peso que necesita para ganarse su cuota en el mercado.

Esto, en cambio, no significa que el gran problema de las pymes que fallecen durante su infancia sea una falta de actitudes o aptitudes para negociar estos aspectos. ¿Falta capacidad para adaptarse a la realidad cuando ésta cambia?,  muchas de las sociedades que llegan al mercado lo hacen con un plan de negocio demasiado rígido, unos gastos fijos demasiado sobredimensionados y desconociendo conceptos básicos de la gestión acerca de las responsabilidades que se asumen con los proveedores, cómo negociar los créditos, la contratación laboral...

Uno hace un plan de negocio pensando en una realidad, pero luego te encuentras con que esa realidad sobre la que has imaginado tu empresa es diferente, lo que te obliga a cambiar esas previsiones. A veces tener un modelo demasiado rígido lleva a que en un año o año y medio tu empresa desaparezca. El presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Jóvenes Empresarios (Ceaje), David Alva, coincide  en el diagnóstico:

En muchos casos el cierre de una empresa antes de cumplir los cinco años de vida responde a una falta de planificación. El 90% de los empresarios cree que su éxito depende de una buena idea, cuando lo cierto es que en gran medida de lo que depende es de una buena gestión. Hace falta más formación empresarial.

Es frecuente que alguien monte un negocio de algo que sabe hacer, como una persona que aprende a cortar el pelo y decide poner una peluquería, o unmecánico que opta por abrir un taller. Conocen el oficio y su producto, pero no siempre cómo gestionarlo.

Nacer con deudas

La elaboración de un plan de negocio ajustado a la realidad del mercado y la formación en materia de gestión empresarial se muestran como dos aspectos que podrían explicar la mortalidad infantil que sufren las pymes españolas. Pero no son los únicos.

Yes que la crisis ha añadido otros dos elementos que acentúan la difícil situación por la que atraviesan muchas de estas compañías.

Uno de ellos es la falta de financiación: Desde el momento en que nace,una empresa está endeudada, porque se necesita dinero para comenzar,

Y si este pasivo no se equilibra con ingresos y ventas, la supervivencia se complica. La caída del consumo provocado por la crisis ha retrasado que muchas empresas alcancen este equilibrio.

 A esto se le añade otro elemento: la morosidad. Según datos de la Plataforma Multisectorial de Lucha Contra la Morosidad, en el 67% de los cierres empresariales que se han producido desde 2007, la principal causa ha sido el retraso en el cobro de las facturas, que les ha dejado sin liquidez y con problemas de tesorería.

Fuente: El economista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada