Cargando...

domingo, 28 de noviembre de 2010

Mujeres ejecutivas, ¿sin hijos?

La maternidad es un tema que está quedando en la lista de espera de muchas mujeres mexicanas. Al parecer, 6 de cada 10 hombres mexicanos desea tener hijos en el futuro, mientras que sólo 4 de cada 10 féminas se inclina por esta opción, de acuerdo con un sondeo realizado por el sitio de citas online, Match.com.

Más de la mitad de los hombres consultados tiene en mente la paternidad, a diferencia de las mujeres, pues un 57% refirió no tener intención de formar una familia o no estar seguras, indica el sondeo realizado entre los más de ocho millones de usuarios de ese sitio en el país.

Sólo un 13% de los mexicanos (del sexo masculino) dijo no estar interesados en el tema, comparado con los resultados entre las mexicanas, el 29% expresó - en forma determinante- que no buscará un embarazo, el 28% indicó no estar segura con el hecho de ser mamás, explica el CEO de Match Latam, Claudio Gandelman.

Esta respuesta puede deberse a que muchas mujeres se han percatado que su realización personal no tiene que ver, estrictamente, con la maternidad. Su desarrollo se encuentra en otros aspectos como sus logros profesionales y proyectos personales que emprenden, y a través de los cuales hacen grandes aportaciones, indica el investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, Carlos Welti.

Y esta decisión, tampoco tiene que ver con "postergar, es una idea bien fundamentada por las mujeres".

Podría pensarse "que los roles empiezan a intercambiarse, son ellas quienes prefieren postergar o definitivamente descartar la maternidad para escalar en lo profesional o en lo laboral. Ellos son quienes no quieren dejar la paternidad. Además, antes casi siempre la mujer daba el primer paso para tener un hijo, ahora algunos hombres lo proponen cuando su pareja ni se lo ha planteado", añade Gandelman.

La situación académica parece influir en esta determinación, 12% de las mujeres que al menos estudiaron la preparatoria posterga por un tiempo la decisión de tener hijos. En las universitarias, el porcentaje aumenta, poco más de una de cada seis féminas en ese sector decide no procrear, según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID).

Los resultados de ese sondeo, en 2009, refieren que en el caso de las mujeres mexicanas que sí deciden embarazarse, el promedio es de 2.2 hijos durante su vida fértil. Aunque existen diferencias importantes entre entidades federativas. Mientras en el Distrito Federal la tasa global de fecundidad es de 1.8 hijos por mujer, en Chiapas, Durango y Guerrero ésta asciende a 2.6.

En opinión de Gandelman, las cifras arrojadas en la encuesta obedecen a una tendencia mundial en la que el sexo femenino no está dispuesto a dejar su desarrollo profesional y laboral. A ello se suman adelantos en la biogenética, los cuales dan otras expectativas respecto al manejo de la fertilidad.

En México, por ejemplo, existen varios centros en la República autorizados para realizar procedimientos como "congelación o criopreservación de óvulos y semen", para engendrar hijos en el futuro. Datos de la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida, refieren que la congelación de óvulos, semen e incluso, embriones, es por tiempo indefinido y representa una opción para las parejas que prefieren posponer la maternidad.

Esta decisión, se acentúa entre profesionistas mayores de 34-35 años, y hay muchas mujeres mexicanas que empiezan a romper tradiciones y recurren a este método, observa la investigadora de la Universidad de California, Alejandra Almaceda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada