Cargando...

viernes, 5 de noviembre de 2010

Motivacion y Ciclo Motivacional


Para comprender el comportamiento humano es fundamental conocer la motivación humana. El concepto de motivación se utilizó con diferentes sentidos. Continúe leyendo para conocer más acerca de este interesante tema...

En general, motivo es el impulso que lleva a la persona a actuar de determinada manera, es decir que da origen a un comportamiento especifico. Este impulso a la acción puede ser provocado por un estímulo externo, que provenga del ambiente, o generado internamente por procesos mentales del individuo.

En este aspecto la motivación se relaciona con el sistema de cognición del individuo. Cognición o conocimiento representa lo que las personas saben acerca de sí mismas y del ambiente que las rodea. El sistema cognitivo de cada persona incluye sus valores personales y está profundamente influido por su ambiente físico y social, su estructura fisiológica, los procesos fisiológicos, y sus necesidades y experiencias anteriores.

En consecuencia, todos los actos del individuo están guiados por su cognición por lo que siente, piensa y cree.

A pesar de todas estas grandes diferencias, el proceso que dinamiza el comportamiento humano, es más o menos semejante en todas las personas. Existen tres premisas relacionadas entre si, para explicar el comportamiento humano:

· El comportamiento humano tiene causas. Existe una causalidad en el comportamiento. Tanto la herencia como el medio influyen decisivamente en el comportamiento de las personas. El comportamiento es causado por estímulos internos o externos.
· El comportamiento humano es motivado. Existe una finalidad en todo comportamiento humano. El comportamiento no es causal ni aleatorio, sino orientado o dirigido para algún objetivo.
· El comportamiento humano está orientado para objetivos personales. Después de todo comportamiento siempre existe un impulso, antojo, necesidad, tendencia, expresiones que sirven para designar los motivos del comportamiento.

Si estas tres premisas fueran correctas, el comportamiento humano no sería espontáneo ni estaría exento de finalidad: Siempre tendría algún objetivo implícito o explícito que oriente el comportamiento de las personas.

CICLO DE LAS MOTIVACIONES

El comportamiento humano puede explicarse mediante el ciclo de la motivación, es decir, el proceso mediante lo cual las necesidades condicionan el comportamiento humano, llevándolo a algún estado de resolución.

Las necesidades o motivaciones no son estáticas; por el contrario, son fuerzas dinámicas y persistentes que provocan determinado comportamiento. Cuando surge, la necesidad rompe el equilibrio del organismo y causa un estado de tensión, insatisfacción, incomodidad y desequilibrio que lleva al individuo a desarrollar un comportamiento o acción capaz de descargar la tensión o librarlo de la incomodidad o desequilibrio.

Si el comportamiento es eficaz, el individuo encontrará la satisfacción de la necesidad y, en consecuencia, la descarga de la tensión provocada por ella. Satisfecha la necesidad, el organismo vuelta al estado de equilibrio anterior y su forma natural de adaptación al ambiente. El ciclo de la motivación puede resumirse de la siguiente manera.

Con la repetición del ciclo de la motivación (refuerzo) y el aprendizaje que de allí se deriva, los comportamientos o acciones se hacen gradualmente pero eficaces en la satisfacción de ciertas necesidades.

Una necesidad satisfecha no es motivadora de comportamiento, ya que no causa tensión, incomodidad ni desequilibrio. En consecuencia, una persona que no tiene hambre no está motivada a buscar alimento para comer. (DAVIS, 1992)La necesidad puede ser satisfecha, fallida o compensada (transferida a otro objeto).

En el ciclo de la motivación, existe un estado de equilibrio interno (de la persona) alterado por un estímulo (interno) o incentivo (externo), que produce una necesidad. La necesidad provoca un estado de tensión que lleva a un comportamiento o acción que conduce a la satisfacción de aquella necesidad.

Satisfecha esta, el organismo humano retorna al equilibrio interno anterior. Sin embargo, ni siempre se satisface la necesidad. Muchas veces, la tensión provocada por el surgimiento de la necesidad encuentra una barrera o un obstáculo para su liberación.

Al no encontrar salida normal, la tensión represada en el organismo, busca un mecanismo indirecto de salida, sea a través del social (agresividad, descontento, tensión emocional, apatía, indiferencia, etc).

Sea a través de la fisiología (tensión nerviosa, insomnio, repercusiones cardíacas o digestivas etc) esto se denomina frustración, ya que la tensión no se descarga y permanece en el organismo provocando ciertos síntomas psicológicos, fisiológicos o sociales.

En otras ocasiones, la necesidad no es satisfecha ni fallida, sino que se transfiere o compensa. La transferencia o compensación se presenta cuando la satisfacciones de una necesidad, sirve para reducir o aplacar la intensidad de otra necesidad que no puede ser satisfecha.

Es lo que sucede cuando la promoción a un cargo está rodeada de un buen aumento de salario o de una nueva oficina de trabajo.

El individuo tiende a desarrollar sus fuerzas motivacionales como producto del ambiente cultural en lo cual vive, de manera pela cual las personas perciben su trabajo y encaran sus vidas.

Hay fuerzas motivacionales dominantes en el individuo y que demuestran la importancia de la motivación.

- Motivación para la Realización

Es un impulso para vencer desafíos, avanzar y crecer en la búsqueda de sus objetivos. La realización es importante en sí misma, independiente que puedan las acompañas.

Rod Auerbach, entrenador, gerente-general y presidente del equipo de baloncesto muchas veces campeón mundial “Boston” tenía una única respuesta simple cuando le preguntaban como motivaba sus jugadores. Recurría al orgullo por la excelencia, al orgullo de formar parte del mayor equipo del mundo, era desafío de buscar y la alegría de usar el anillo de campeón como símbolo de la realización colectiva del grupo. (Davis y Nenstron, 1992, p. 48)

- Motivación por Afiliación

Es un impulso para relacionarse eficazmente con las personas. Las personas motivadas por la afiliación trabajan mejor cuando son elogiadas por actitudes favorables y cooperación.

Ellas tienden a escoger amigos para que estén su vuelta. Experimentan satisfacción interior cuando andan con amigos y desean libertad en el trabajo para que desarrollen estos sentimientos.

- Motivación para la Cualificación

Es el impulso para que realicen el trabajo de alta calidad. Los colaboradores motivados por la cualificación del dominio del trabajo, el desarrollo de las actividades de resolución de problema y se esfuerza en ser innovadores. El más importante es quitar provecho de las propias experiencias.

Por ejemplo, una estilista que se siente bien consigo misma cuando recibe el reconocimiento de los otros al crear un excelente dibujo. Sin embargo, deja su supervisor furioso cuando no atiende sus plazos y antagoniza-si con sus compañeros de trabajo, una vez que no consigue interaccionar con ellos.

De modo bastante claro, su orientación para la cualificación es más fuerte que su necesidad de afiliación.

- Motivación para el Poder

Es el impulso para influenciar persona y situaciones. Por su parte, quieren crear un impacto en sus organizaciones y asumen riesgos a lo hacerlo.

Las personas se hacen excelentes administradores caso sus necesidades sean de poder institucional en lugar de poder personal.

El conocimiento de las fuerzas motivacionales ayuda los administradores a que comprendan las actitudes de sus colaboradores en el trabajo. Pudiendo lidiar con cada colaborador de manera particular, llevando en consideración el impulso motivacional más fuerte en cada caso.

1 comentario:

  1. Hola,

    Gracias por compartir este tema tan valioso e importante.

    Sin duda la motivación personal es muy importante para alcanzar nuestros objetivos.

    Debemos mantenernos motivados todo el tiempo para que nos carguemos a diario con la energía necesaria que nos propulse hacia nuestros objetivos. De lo contrario, como esperamos actuar sin motivación, sin motivación no hay acción.

    El primer paso para llegar a donde queremos es establecer una visión clara de lo que queremos y a dónde queremos llegar, luego motivarse y mantenerse motivado para así actuar en pro de nuestros objetivos.

    Un saludo a todos,

    ResponderEliminar