Cargando...

viernes, 26 de noviembre de 2010

La timidez no te consigue empleo


Sabemos que muchas de las personas que se quedaron sin empleo durante la reciente ola de despidos se pusieron en acción y aplicaron varios consejos para conseguir trabajo, ya haya sido contactando a ex compañeros de trabajo y ex jefes, o mandando currículos a donde fuera posible.

Cuando la lista de ideas y posibilidades se acaba, los buscadores de empleo creen que es momento de contactar grupos profesionales y asociaciones de exalumnos, pero para muchos de ellos, el problema puede ser que no conocen con confianza a estas personas, y no están familiarizadas con su trabajo y sus logros.

Por: Anne Fisher

Esto puede frenar a muchos buscadores de empleo, y algunos se niegan a subir su perfil a LinkedIn o a contestar llamadas por mera timidez.

No es nada raro sentirse incómodos con crear contactos con extraños virtuales, sobre todo si pertenecen al 50% de la población que se considera "introvertido" (vean "Job Hunting for Introverts")

El asesor laboral Tom Dezell dice que conoció a tantos cazadores de empleo que "calificaban con ocho o menos sus propias habilidades para las redes sociales", que escribió un libro para ayudarlos a superar este bloqueo mental. Su libro se llama Networking for the Novice, Nervous, or Naïve Job Seeker.

Al igual que todo, las redes sociales son más fáciles con la práctica, así que la solución es ponerse en acción. Estos siete consejos de Dezell deberían ser de ayuda para hacer las primeras llamadas, o mandar los primeros correos electrónicos, y así ganar la confianza para seguirlo haciendo.

1. Comienza lento

Haz una lista de los contactos que tienen en mente que no pertenecen a su zona de confort, y después enlístenlos en orden de dificultad y llamen primero al más sencillo.

2. Nunca asumas un "no"

"En ocasiones, los buscadores de empleo intentan convencerse de que contactar a alguien no vale la pena porque no querrán ayudarlos o no podrán hacerlo. Pero uno nunca sabe hasta que pregunta, y ganarán confianza cuando se den cuenta de que a mucha gente le dará gusto escuchar de ustedes", dijo Dezell.

El peor error, según él, es evitar admitir que no tienen empleo. Uno de sus clientes encontró trabajo mencionando a su vecino que estaba en la búsqueda. "Si hubiera intentado fingir que no estaba desempleado, nunca se habría enterado de que había una vacante", dice Dezell.

3. Perfeccionen su presentación.

Todos están muy ocupados hoy día, pues "llamar la atención de los contactos lo más rápido posible es vital. Necesitan practicar su presentación de forma que diga de inmediato quiénes son y lo que ofrecen", dice Dezell.

Cuando ajusten su breve presentación a un público en particular, algo de información puede ser de ayuda. "Antes de contactar a alguien, intenta investigar a qué se dedica o qué proyectos tiene. Si pueden describir brevemente una habilidad o una experiencia que pueda colaborar para esa necesidad, tendrán muchas mejores posibilidades de llamar su atención", dijo Dezell.

4. Pidan consejos más que información sobre vacantes laborales específicas.

Esta perspectiva no sólo evitará comprometer a la otra persona, sino que también dará consejos útiles sobre lo que ocurre en su compañía, y les sugerirá a otras personas para contactarlas.

5. Intenten ofrecer algo a cambio.

"El que estén sin trabajo no significa que no tengan nada que ofrecer. Mientras más redes laborales establezcan, más probabilidades tienen de recopilar información importante en el proceso. Si están investigando por Internet y se encuentran un artículo que le pueda interesar a alguno de sus contactos, mándenselo", dice Dezell.

6. Siempre pidan nombres de contactos adicionales.

Terminen las conversaciones preguntando a la persona si les puede sugerir alguien más para llamarlo y pedir más información. Si dejaron una buena impresión estarán felices de hacerlo, dice Dezell. "Si pueden conocer a ese nuevo contacto diciendo que alguien los recomendó para que lo contactaran, la ansiedad y los nervios pueden desaparecer".

7. Establezcan una red de correos electrónicos.

Armen una lista de gente con la que han hablado y ha mostrado interés en ustedes, y envíale correos de forma regular (una vez al mes) para actualizarlos con su búsqueda, incluyendo los lugares en donde han solicitado y con quién han hablado.

"Hacerlo hará que estén presentes en la mente de la gente y eso facilite que les respondan pronto si surge algo que los pueda ayudar", dice Dezell. Estos correos deben ser breves, pero adjunten temas de interés si pueden hacerlo, para que a la gente le de gusto recibir sus correos.

Dezell agregó que cuando encuentren un nuevo empleo, no dejen de crear redes. "La Oficina de Estadísticas Laborales nos dice que el promedio de una persona en un empleo es de cuatro años, así que muy probablemente tendrán que volver a buscar empleo y de esta forma ya no tendrán que hacerlo desde cero".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada