domingo, 14 de noviembre de 2010

La intuición no es irracional

Cuando la intuición acierta

Según el investigador Gred Gigerenzer el proceso para decidir correctamente no consiste en disponer de una gran cantidad de información sino en escoger aquello que necesitamos.

Saber que es lo mejor en cada momento y en el tiempo adecuado es una garantía para un desenlace feliz.

Entonces como decidimos

El proceso de elección tiene que ver con unas reglas generales que nuestro cerebro ha ido aprendiendo a lo largo de miles de años, esas reglas forman parte de una especie de libro de instrucción al que recurrimos ante cada situación y en el que hallamos respuestas precisas.

Lo único que debemos hacer es escoger la regla adecuada para cada momento, ese proceso es indispensable para tomar muchas decisiones importantes, nos enseña a confiar a imitar y a experimentar emociones.

Tomamos mejores decisiones si tenemos en cuenta una buena razón que si tenemos en cuenta diez.
Hasta hace una década la psicología social consideraba que la toma de decisiones debía ser consciente y guiarse por las leyes de la lógica que ante cualquier elección lo más acertado era elaborar listas y listas con los pros y contras para tomar la mejor decisión

Ahora sabemos que las decisiones que tomamos instintivamente son eficaces y a veces mucho más que una elección racional

Buena parte de las decisiones que tomamos son instintivas y se basan en procesos ajenos a la lógica, son rápidas y casi viscerales. Aparecen en nuestra conciencia sin que sepamos de donde vienen y nos conducen a una respuesta acertada

Son los atajos que hace miles de años utiliza nuestro cerebro para ser más eficaz y  aunque se suele hablar mucho de la intuición femenina y poco de la masculina lo cierto es que los hombres son tan intuitivos como las mujeres…

Primera parte





Segunda parte







Tercera parte

No hay comentarios:

Publicar un comentario