Cargando...

lunes, 1 de noviembre de 2010

Guía para tu primera entrevista laboral


¿Te citaron para reclutarte en una empresa por vez primera?

Por: Ivonne Vargas, Tania Moreno

Compórtate como todo un experimentado. Tranquilo en tu primera vez

A.- Un currículo bueno, bonito y eficiente

1. Sin brújula laboral. Hay quien empieza a realizar monitoreo de trabajo sin tener en cuenta lo que ha hecho últimamente. A veces intentas colocarte en un mercado distinto, en el cual no posees experiencia, por lo que tu perfil no resulta tan interesante.

2. De tin marín... Salir del desempleo es una meta vital, pero hasta para eso se debe tener un plan de acción. A veces la desesperación y las prisas por encontrar una opción te conduce a elegir una oferta que no es adecuada y, a la larga, terminarás abandonando ese trabajo.

3. Documentos en mano. No sólo el currículo pesa como muestra de tu experiencia, es la síntesis de dónde te has desempeñado, pero los reclutadores quieren otras referencias de primera mano, y esa puede provenir de empresas en las que hayas trabajado con anterioridad (por lo que es vital cerrar tu ciclo en cada lugar de buena manera).

4. Vende tus destrezas. A los reclutadores les interesa contratar a personas que demuestren que van a incrementar o tener un mejor uso de los ingresos y recursos con que cuenta la organización. Aprende a vender tus habilidades para mostrarte como un tipo cumplidor para la empresa.

B.- Tranquilo en tu primera vez

1. Preguntas concretas, respuestas iguales. Un cuestionamiento recurrente del reclutador es ¿qué piensas de las metas que tendrás que cumplir en este puesto? y ¿cómo medirías tu éxito en este puesto? En vez de dar una gran explicación que resulte incomprensible, hay que buscar argumentos sinceros para expresar cómo podrías desempeñar, de la mejor manera, ese puesto, aunque carezcas de experiencia.

2. No te desquites de otros empleos. Aunque hayas tenido un solo trabajo previo, encuentra un aspecto positivo de éste y destácalo cuando te pregunten por tu experiencia anterior y el motivo que te hizo salir de esa oficina. Los comentarios negativos, suelen despertar desconfianza e el reclutador, y crear una fama de persona conflictiva.

3. Cuida tu comunicación no verbal. ¿Qué imagen crees que puedes proyectar si al saludar, tiembla tu mano o repites lo que el interlocutor dice? Ensayar tu reunión laboral unos días antes y pedir referencias a otros de esa plaza, permitirá que vayas más relajado al encuentro.

4. Responde un cuestionario antes de hablar. En una entrevista tienes, como máximo, media hora para convencer al reclutador de tu interés en ese puesto. Si bien, ellos tienen algunas preguntas de cajón para sus candidatos, hay algunas respuestas que puedes ir preparando para dar un aspecto favorable de tu imagen.

C.- Practica estas preguntas de cajón

- ¿Qué obtiene la empresa si te contrata a ti en lugar de a otro candidato?, ¿cuál es tu valor agregado?

- ¿Te gusta trabajar con gente o te mueves mejor sólo?

- ¿Cual fue la decisión más importante que tomaste en un trabajo anterior?

- Defínete con cinco adjetivos calificativos y justifícalos.

- ¿Cuáles son tus principales puntos negativos?

- ¿Cuáles son tus actividades extra laborales favoritas?

- ¿Qué libro leíste últimamente? ¿Qué te pareció?

D.- Muy Joven para mentir

Un 18% de de los mexicanos que busca trabajo ha inventado información para incrementar sus posibilidades de ser contratado, según una encuesta de la aceleradora de competencias estratégicas, Inteligia.

Así que procura no caer en las siguientes mentiras:

- Exageración sobre el nivel de estudios. El 8% de los mexicanos miente con respecto a su título, según la encuesta de Inteligia.

-Tiempos exactos. Un 15% de los mexicanos falsea las fechas de empleos anteriores, pero basta con que el reclutador llame para pedir referencias de la persona y sino le convence lo encontrado, pasará a otro curriculum.

- Inglés ¿fluido? El caso del idioma es particular, resulta "increíble como las personas aseguran tener un nivel medio de inglés o conversaciones para negociación. Pero, al pedirles que confirmen sus conocimientos mediante una entrevista resulta que sólo lo pueden leer o carecen de fluidez. Esto les resta puntos".

- Referencias personales. Algunas personas optan por dar un dominio de Yahoo o Hotmail, o un número celular, cuando se les pide información para cotejar su experiencia. Esto es un foco de alarma para el empleador.

- ¿Cuánto vales? Inflar los salarios recibidos con anterioridad es otra de las conductas comunes, quizá con la idea de conseguir una mejor paga.

E.- Naciste en la era informática, ¡úsala!

1. Si vas a pedir trabajo, utiliza (créala si aún no tienes) una cuenta de correo seria con tu nombre o tus iniciales por ejemplo. Piensa que muchas veces un correo electrónico es la única (o la primera) información personal que se tiene de ti.

2. Evita utilizar dicho correo en las diferentes páginas de redes sociales, blogs, fotologs, etcétera.

3. Elimina las fotos que te puedan avergonzar o que disminuyan la oportunidad que tienes de conseguir un trabajo.

4. No te inscribas a páginas de asociaciones o comunidades que no contribuyan a tu imagen profesional.

5. Elimina comentarios hechos por ti o por otras personas en las diferentes páginas que afecten tu imagen. 6. Adicionalmente, escribe una carta de presentación y un correo electrónico que te permita atraer la atención del reclutador

Y recuerda que buscar trabajo es un trabajo, el autoconocimiento y desarrollar tu capital social (Networking) es fundamental para conseguir tus objetivos en el menor tiempo posible...

Fuente: CNNExpansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada