Cargando...

martes, 9 de noviembre de 2010

Genios fracasados: ¿Por qué personas talentosas no logran tener éxito?

Gran parte del éxito de un profesional, sin duda dependerá de las decisiones tomadas durante su carrera. ¿Cómo hacerlo de la manera correcta?

Como Peter Drucker dijo una vez: “inteligencia, imaginación y conocimiento son recursos esenciales, pero sólo la eficiencia se convierte en resultado”.

Auvers-sur-Oise, Francia, 27 de julio de 1890. Financieramente desequilibrado, Vincent, hermano de Teodoro y paciente del Dr. Gachet – psiquiatra conocido en la región, dispara contra su pecho, en un campo de trigo cerca de la casa donde vive. El disparo no es exacto, y Vincent acaba regresando a su habitación, aturdido, pero sin dejar que nadie vea lo que pasó. Vicente permanece recluido hasta el día 29, cuando es encontrado por unos amigos. Pero ya es demasiado tarde.

La causa exacta de suicidio nunca quedó clara para las personas de ese pequeño pueblo situado en las afueras de París. Pero se consideró en ese momento que el desequilibrio emocional de Vincent, intensificado por la insatisfacción respecto de la situación financiera que enfrentaban él y su hermano, fue lo que dio lugar a esa tan drástica acción. Vincent era pintor y Teodoro trataba de vender sus cuadros, pero nadie estaba dispuesto a par mucho por ellos.

Hoy, más de un siglo después, pocos artistas son tan venerados en el mundo como Vincent, que sólo logró el éxito después de la muerte, conocido por su apellido: Van Gogh.

Considerado como un precursor de la relación entre el modernismo y las tendencias impresionistas, el pintor, que es originario de los Países Bajos, ha influido en la vanguardia que surgió en los distintos países a principios del siglo XX.

Al igual que Van Gogh, muchos otros profesionales muy competentes en la actividad, que son especialistas, no pueden aprovecharse de su propia genialidad ¿Por qué?

El escritor estadounidense John C. Maxwell, que se especializa en la capacitación de líderes y autor de “El talento no lo es todo”, afirma que esa capacidad personal “es algo sobreestimado a menudo y frecuentemente mal entendido”, dijo. “Cuando la gente hace cosas grandes, otros a menudo explican sus logros mediante la atribución al talento. Pero esta es una manera falsa y engañosa de ver el éxito”.

Maxwell señala en su libro que el talento tiene su importancia, y no puede ser desconsiderado. “Dónde estarían los Estados Unidos si el país no hubiese sido formado por líderes talentosos?”, se pregunta el escritor. Sin embargo, afirma que hay que ir más lejos, transformar competencia en eficiencia.

Ya decía Peter Drucker …

El padre del management moderno, Peter Drucker, decía que “inteligencia, imaginación y conocimiento son recursos esenciales, pero sólo la eficiencia los convierte en resultados”.

Para el consultor Deni Belotti, el compromiso con los proyectos propios es esencial y no puede ser olvidado. Para él, la regla básica es la persistencia. Según Belotti, debe tener “visión, capacidad de soñar en grande y, por supuesto, una gran determinación”.

Ya Elías Awad, expositor y biógrafo de los grandes ejecutivos brasileños – como Samuel Klein, de Casas Bahía – dice que, en el mercado laboral, la mejor manera de convertir el talento en el éxito es sumando. “En un mundo donde es inadmisible pensar en realizar algo solo, me sumo al pensamiento del maestro Peter Drucker, que no sólo es necesaria su convergencia y compromiso, sino que también del equipo”, dijo Awad.

El escritor complementa llamando la atención sobre la autoconfianza. Según el escritor, es la que dará lugar al merecimiento. Es decir: “yo me comprometo, me preparo, estudio, leo… Por lo tanto, me merezco ser feliz y ser exitoso. Si eso no está internalizado en nuestras mentes, los problemas y la adversidad, a menudo creados o agravados por nosotros mismos, serán más fuertes que nuestras capacidades y objetivos. Dicen que querer es poder. Entonces, antes de poder, usted necesita querer”, dice Awad.

La importancia de las opciones

En la vida no siempre está claro cuál es la mejor manera de alcanzar un determinado objetivo. En realidad, saber claramente cuál es el objetivo a perseguir no es una tarea fácil. Las opciones son muchas y hay algo importante a tener en cuenta: no siempre podemos elegirlas todas. Por eso, gran parte del éxito de un profesional, sin duda dependerá de las decisiones tomadas durante su carrera. ¿Cómo hacerlo de la manera correcta?

Saber cómo elegir y decidir es el resultado de un ejercicio constante”, dijo Elías Awad. Según el escritor, “mientras más se practica las elecciones y decisiones, más preciso será el sentimiento”.

Awad señala, sin embargo, el hecho de que la confianza en la experiencia a lo largo de la vida puede obstaculizar tiempo para tomar una decisión. “Cuanto más preciso sea su sentimiento, más atento se debe estar a los detalles, para no tomar decisiones basadas únicamente en la autoconfianza”, dice el escritor.

Quizá Van Gogh haya tomado decisiones erradas. No había querido creer en su propio potencial ni conseguido gestionar su trabajo. O tal vez no. El genio puede, simplemente, haber sido un incomprendido.

Y usted, ¿ha conseguido transformar su talento en éxito? Después de todo, como dice John C. Maxwell, “todos tenemos algo que podemos hacer bien”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada