Cargando...

domingo, 21 de noviembre de 2010

Etapas de un Emprendimiento de Negocios

Su historia personal constituye un valioso recurso para crear su futuro.

Es bien sabido que “coaching” tiene por propósito crear un futuro. Si bien es cierto que a través de dicho método no se hace tanto hincapié en el pasado como con la psicoterapia, nuestra historia personal forma parte de la persona que somos y tendrá impacto en la persona que queremos ser.

Nos guste o no, todas las experiencias que hemos vivido en el pasado nos han llevado a ser lo que somos hoy como individuos. Es verdad que algunas de las experiencias pasadas pueden haber sido dolorosas, inclusive trágicas. Otras seguramente han sido bastante placenteras. Independientemente de la naturaleza o calidad de nuestras experiencias pasadas, todas se encuentran alojadas en nuestra memoria. Algunos especialistas conductuales consideran que todo mensaje informativo recibido a través de nuestros cinco (o más) sentidos queda registrado en algún lugar de la memoria. Todo lo que hemos alguna vez sentido, pensado, aprendido, leído… vive en nuestra mente consciente y subconsciente.

Los recuerdos, tanto conscientes como subconscientes, ejercen impacto e influencia en quiénes somos y en cómo funcionamos en la actualidad. Los recuerdos son parecidos a las cicatrices físicas. Algunos son exactamente iguales a como eran cuando tuvimos la experiencia original. Ciertas cicatrices se curan muy bien y desaparecen. Sin embargo, algunos de nuestros recuerdos se ven modificados según la intensidad de la experiencia inicial, según nuestros hábitos y capacidad de percepción, y según el desarrollo de experiencias posteriores. Algunas heridas cicatrizan de manera distinta a como era el tejido original lastimado o marcado y permanecen visibles por el resto de nuestra vida. Cualquiera sea la manera en que nos hayamos curado (o no) de las experiencias pasadas, los recuerdos contenidos en nuestra particular historia personal siguen influyendo en el modo en que experimentamos nuestra situación o estado actual: nuestra realidad presente.

Cuando creamos conscientemente nuestro futuro, tenemos que ser selectivos y discriminar qué recuerdos conservaremos (por ejemplo, nuestros aprendizajes) y qué recuerdos elegiremos olvidar. Podemos decidir si usar recuerdos del pasado o utilizar experiencias nuevas para dar sustento a la creación de un futuro. No tenemos por qué seguir siendo “víctimas de nuestro pasado”, a menos que las experiencias pasadas resulten de utilidad para crear aquello que deseamos ahora y lo que deseamos para el futuro.

El coaching de carrera se concentra siempre en el presente y el futuro del cliente, a menos que recordar el pasado resulte de utilidad para intensificar la realidad actual o aumentar la probabilidad de crear el futuro soñado (imaginado).

Sin embargo, si las experiencias pasadas recargan negativamente la manera en que nos desenvolvemos en la actualidad o de alguna manera entorpecen la creación del futuro deseado, el coach podrá de ayudarnos a modificar esa memoria.

Pocas personas aspiran a aislarse en su estado o situación actual. Lo ideal es contratar un coaching de carrera para que nos asista en descubrir un rumbo que apunte a un destino deseado para nuestras vidas. La psicoterapia nos hace analizar nuestra historia y recorrerla para curarla. El coaching nos lleva a comprender nuestro pasado con el fin de identificar talentos, fortalezas y capacidades y aprovecharlos para crear conscientemente nuestro futuro deseado. También impide que “vayamos a parar” a un empleo o carrera laboral en vez de determinar por nosotros mismos qué es lo que en realidad deseamos como modo de vida.

La gente poderosa e influyente tiene en claro su pasado y la manera en que éste ha influido –o tal vez determinado– su actual forma de vivir. Son conscientes de quiénes son, de dónde vienen, qué es lo que los impulsa en la actualidad y qué valores y principios guían sus elecciones, pensamientos y acciones presentes. Dan forma a sus propias vidas utilizando el pasado como guía y como base fundamental sobre la cual construir su realidad actual y su futuro previsto.


Consejos

Coaching de Carrera nos ayuda a aprovechar mejor nuestra historia personal para generar un estilo de vida que nos haga sentir realizados, y nos orienta para que expresemos el futuro que genuinamente deseamos.

Coaching de carrera invita a:

  • Clarificar cada tanto nuestras prioridades, valores y principios personales. Como los cambios son inevitables, estos aspectos de nuestras vidas también pueden diferir de lo que deseábamos en el pasado.
  • Volver a alinear las prioridades, valores y hábitos con respecto a la manera en que actualmente invertimos nuestro tiempo y energías.
  • Efectuar ajustes periódicos en nuestro rumbo según dicten nuestra propia sensibilidad y conciencia y según los aportes que recibamos de otras personas.
  • Determinar qué tipo de contribución deseamos efectuar a fin de configurar nuestro mundo y el legado que deseamos dejar, para luego crear un plan y una estrategia realistas (por escrito) que permitan que se lleven a cabo esas determinaciones.
  • Identificar por lo menos tres maneras de invertir más tiempo haciendo lo que realmente nos interesa, lo que más disfrutamos y amamos hacer. (Hay que hacer esto cada seis meses).
  • Identificar las habilidades y capacidades que desarrollamos en el pasado y que contribuirán más (o serán más necesarias) para lograr nuestro éxito en el futuro. Solicitar a otras personas ideas para aprender o desarrollar otras habilidades nuevas que tengan que ver con lo que deseamos lograr.
  • Dedicar al menos 15 minutos por día a trabajar en nuestro desarrollo personal y expandir la conciencia personal.
  • Todos los días (en lo posible) o semanalmente (sí o sí) reflexionar acerca de lo que aprendimos en forma cotidiana. Llevar una libreta o un grabador en donde registremos los nuevos “aprendizajes”.
  • Cultivar intereses, amistades y actividades fuera del trabajo, para crear un equilibrio entre nuestra vida laboral y la personal.



MIS PREGUNTAS BÁSICAS:

Fuente:

  1. ¿Qué habilidades aprendidas en la infancia sigue utilizando en su vida cotidiana?
  2. ¿Qué hábitos aprendidos en la infancia le juegan actualmente en contra? ¿Con qué otros desearía reemplazarlos?
  3. ¿Qué habilidades aprendidas en la infancia desea seguir utilizando a lo largo de su vida?
  4. ¿Qué tipos de capacidades se requieren para crear su futuro deseado?
  5. ¿Qué aspectos de su memoria desea usted modificar (borrar)?
  6. ¿Qué recuerdos desea “mantener vigentes”? ¿Cómo podría fortalecerlos?
  7. ¿Con qué recuerdos enriquecería su presente?
Fuente: degerencia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada