domingo, 14 de noviembre de 2010

El liderazgo te pertenece

Ser un líder no supone sólo ocupar un sillón de mando. Se trata de un comportamiento que cada persona debe modelar. El eterno punto de debate acerca de si el líder nace o se hace queda zanjado en la literatura de gestión empresarial, con un rotundo "se hace".

Por: Ángela Méndez

Cuando se escribe tanto sobre liderazgo queda claro que algo sigue fallando; que los directivos y profesionales no ejercen como tales; que no se comprende todo lo que implica y que aún hay mucho camino por recorrer. El eterno punto de debate acerca de si el líder nace o se hace queda zanjado en la literatura de gestión empresarial, con un rotundo "se hace". Los autores se afanan en demostrar que cada persona puede llegar a ser un líder. Obviamente, hay quien posee cualidades innatas que le allanan el camino, pero con trabajo, entrenamiento y, sobre todo, con voluntad, se pueden alcanzar las metas. Aquí recomendamos tres lecturas y sus métodos de mejora.

Jefe sin cargo

La obra de Robin Sharma, publicada en Grijalbo, se centra en la idea de que el liderazgo pertenece a cada individuo por derecho.El líder que no tenía cargo defiende la existencia de líderes en cada sector y ámbito de trabajo. Sharma explica que los líderes no son sólo figuras como Gandhi, Martin Luther King o, ahora, Barack Obama, sino también cada trabajador anónimo que realiza sus tareas con entusiasmo, responsabilidad e implicación. Desarrolla su teoría en forma de fábula, a través de las conversaciones que un joven dependiente de una librería mantiene con cuatro maestros.

Para alcanzar el éxito cada uno debe considerarse parte de un equipo ganadorÉstos le enseñan una filosofía de vida que denominan Líder Sin Cargo. En su relato, Sharma demuestra que lo que antes funcionaba ya no es válido. Ahora las empresas que quieran ser competitivas tienen que esforzarse por crear un ambiente en el que, desde el conserje hasta el director ejecutivo, asuman el liderazgo y la responsabilidad. Para ello les muestra unas pautas de comportamiento y ejercicios concretos con los que empezar a trabajar. Para el autor, desarrollar el liderazgo en cada puesto de trabajo es una idea que hay que aplicar a cualquier compañía, gobierno, ONG, universidad o comunidad. Su mensaje al lector es claro: "Decir que no tienes un puesto elevado y por tanto no tienes por qué considerarte responsable de los resultados de la organización ya no es excusa. Para alcanzar el éxito cada uno debe considerarse parte de un equipo ganador".

Quien lidera confía

Órion es una empresa familiar que atraviesa serias dificultades financieras a las que se le añade un nuevo e inexperto ejecutivo que asume la dirección tras el grave accidente de su padre, cabeza de la compañía. Esta es la trama que sirve a José María Gasalla y Leila Navarro para demostrar que dirigir una empresa está estrechamente vinculado con la confianza. En la obra, editada en Empresa Activa, se analiza el liderazgo en los negocios familiares creados por un emprendedor y cómo el traspaso de poder deja aflorar los puntos débiles en distintas áreas de la gestión empresarial.

Los autores explican que cualquier profesional debe tener autoconfianza para llevar a cabo su trabajo. Describen los pros y contras de los diferentes estilos de dirección y liderazgo, como los basados en los valores y la tradición o los que defienden un estilo autocrático y, a la vez, dan las pautas para desarrollar el modelo de gestión por confianza.

Una forma de trabajar que se caracteriza por no abandonar un proyecto por la conveniencia o el miedo; por saber elogiar el trabajo bien hecho; por asumir los errores del equipo como propios y por establecer límites y hacer que los demás los conozcan.

Así piensan los directivos

El libro de Iñaki de Miguel y Gonzalo Martínez, El modo de pensar de los directivos de Ediciones Infova, es un manual que recoge de forma profunda cómo actúan los ejecutivos en España y qué les preocupa. Aunque todos podemos llegar a ser líderes, ellos son las cabezas visibles de las distintas áreas de las empresas y se enfrentan a diario con situaciones problemáticas que requieren de su destreza, conocimientos y habilidades.

Por eso, los autores defienden que el primer paso para mejorar su gestión es conocer quiénes son, cuál es su perfil, qué les presiona o qué les gustaría cambiar. No obstante, también se explica que es vital conocer qué echan en falta.

En esta lista los ejecutivos españoles incluyen :

-recibir feedback sobre su trabajo,

- sentir que se les escucha y se les motiva,

- implicarles en el desarrollo de la estrategia empresarial y,

- algo que parece evidente y sin embargo a menudo se olvida, que se les dirija bien.

Fuente: http://www.icf-es.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario