Cargando...

jueves, 25 de noviembre de 2010

¿Cuánto vales en el mercado de trabajo?

El pago que recibe un empleado por los servicios prestados no depende solo de su valía. El tamaño de la empresa, el sector, la cultura corporativa y el sexo explican diferencias salariales de hasta el 30% entre gente que se curra igualito la jornada.

Por: UNO

Las comparaciones son odiosas pero imprescindibles a veces para entender la realidad. En el caso de los salarios, las posibilidades de hacerse mala sangre con un trabajo de campo son todas: siempre encontraremos a alguien que gana más que nosotros. Pero lo importante aquí no es tanto el cuánto sino el porqué. Por si el asunto tuviera remedio…

Sin perder de vista la inexorable ley de la oferta y la demanda, habría que empezar la misión por analizar nuestro caso a través de los cristales de las siguientes variables, las que determinan, según los expertos en relaciones laborales, el salario de cada cual:

Tamaño de la empresa. Trabajar en una firma importante asegura una mejor retribución. Los asalariados de Madrid y Barcelona, donde se asientan la mayoría de las multinacionales, lideran la estadística nacional como empleados mejor pagados en todas las categorías. La diferencia puede significar, según un estudio de Randstand, cobrar un 30% más. Así, mientras que la retribución media bruta de un ejecutivo en la capital asciende a 80.000 euros anuales, en el resto de España se queda en 71.000 euros. Y también es un pico el dinero que separa a un empleado no directivo en Barcelona de otro con el mismo puesto pero ubicado en un lugar diferente del país: 23.184 euros frente a 22.358 euros, según el informe 'Tendencias retributivas del equipo directivo', elaborado por ICSA y EASA.

Por regiones. Madrid y Cataluña lideran el ranking de las comunidades donde trabajar sale muy a cuenta. Es así, entre otros motivos, porque muchos de los pagos dependen de grandes empresas. Pero esa regla de oro tiene excepciones. Los empleados de niveles profesionales inferiores, como los técnicos o los trabajadores manuales, están mejor retribuidos en el norte de España, donde la industria está más desarrollada, según la consultora Mercer.

Sectores boyantes. El farmacéutico es el más espléndido en cuestiones salariales. Por delante de la media nacional salarial se colocan también los empleados que trabajan en el área financiera, comercial o marketing, en las que se han registrado los mayores incrementos salariales en 2010, según Mercer. Todo lo contrario a lo que ha sucedido en el sector industrial, las empresas de distribución y consumo o la distribución.

Trayectoria profesional. La experiencia es un grado. Su valor puede traducirse en una diferencia salarial de hasta el 26%, según Randstad. Ese porcentaje es lo que puede distanciar económicamente a dos empleados de una misma empresa e igual puesto pero con una relación de 1 a 10 en términos de años de experiencia laboral.

Cualificación. Una elevada formación no es ahora garantía de un salario elevado. Pero suele funcionar como antídoto contra el paro. La cualificación mejor recompensada, tanto eb un escenario de crisis como de bonanza económica, es la que convierte a un profesional en imprescindible. La especialización, unida a una baja demanda, puede multiplicar de forma exponencial el valor del puesto de trabajo. Tener a empleados en jaulas de oro puede responder también a una cuestión de reputación para la empresa o a una posición de riesgo en el mercado, lo que intentaría contrarrestar bajando las tasas de rotación de su plantilla.

Cultura corporativa. A veces un empleado puede ganar mucho en una empresa aunque los guarismos de su nómina no lo reflejen. Que el dinero sea la única moneda de cambio depende mucho de la cultura de la organización en cuestión. La flexibilidad en los horarios y en el lugar de trabajo, las oportunidades de formación y crecimiento profesional o la estabilidad en el puesto son otras formas de retribuir el trabajo. No se trata de dar menos, dicen los expertos, sino de dar diferente. Una vez que el salario se ajusta a la ley de la oferta y la demanda, los empleados empiezan a contabilizar estas políticas de compensación emocional.

¿Varón o hembra? El salario de las mujeres es un 15% al de los hombres en la Unión Europea. La diferencia en España se eleva al 26,3%. En comunidades como Asturias y Aragón, la brecha salarial es aún mayor. Según datos de UGT, el mayor agravio se produce en el sector de los servicios sociales y el inmobiliario, mientras que en la educación la situación es la más equitativa.

Fuente: http://es.finance.yahoo.com/

2 comentarios:

  1. Muy bueno este articulo, sobre todo en lo relacionado con las diferencias salariales existentes en la actualidad.

    ResponderEliminar
  2. Creo que este articulo es excelente, hay mucha tela para cortar respecto de los accidentes de trabajo tambien. Recomiendo este blog siempre que puedo

    ResponderEliminar