Cargando...

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Cómo retener a tus mejores empleados


Repartiste días extra de vacaciones entre tus mejores empleados para compensar las lacónicas bonificaciones, les entregaste tarjetas de regalo para recordarles lo importantes que son para la empresa... en una economía difícil, son los pequeños detalles los que cuentan ¿verdad?

Mentira. Los extras y los regalitos están bien, pero no garantizan que tus mejores trabajadores se queden en la empresa. Según un reciente sondeo aplicado por la firma Corporate Executive Board (CEB), el 27% de los empleados considerados "de alto potencial" afirmó tener planes para dejar su empresa en el lapso de un año.

Esa tasa de descontento sigue escalando "precipitadamente" a medida que la economía se estabiliza, indica Jean Martin, director del Consejo de Liderazgo Corporativo de CEB. En el 2006 dicha proporción era de 10%.

Esas son las malas noticias. La buena noticia es que puedes retener a tus mejores empleados. Lo que ellos buscan es una mezcla de reconocimiento y desafíos que los presionen sin llegar a estresarlos. Liz Wiseman, ex ejecutiva de Oracle y autora del bestseller "Multipliers: How the Best Leaders Make Everyone Smarter," advierte que el dinero "nunca fue mencionado" cuando ella entrevistó a 75 directivos de la lista Fortune 500 sobre lo que más los motivaba.

El sondeo de CEB, que encuestó a casi 20,000 empleados de alto potencial sobre sus motivaciones, encontró que lo más importante para ellos era ese sentimiento y la estrategia corporativa. Sin embargo, cuando la economía entró en crisis, muchos directivos se ensimismaron y redujeron la posibilidad de que estos empleados de alto rendimiento influyeran sobre la dirección que tomaba la empresa.

Otra alternativa para involucrar a tus mejores empleados es convertirlos en caza-talentos. Muchas compañías ya lo hacen a través de programas de recomendación de empleados, pero no se dan cuenta de las ventajas que conlleva esta forma de atraer nuevos talentos. Para Dave Ulrich, consultor de recursos humanos y profesor de la Universidad de Michigan, estos programas de hecho incrementan la lealtad de aquellos que efectúan el reclutamiento de personal. "Suena tautológico, pero cuando las personas actúan como si sintieran el compromiso, se vuelven más comprometidas", explica.

El dinero, aunque no es la principal motivación, importa. Para que las pequeñas bonificaciones en realidad trasciendan, hazlas oportunamente. Las compensaciones entregadas en tiempos difíciles pueden tener mayor impacto. También es conveniente repensar tu proceso de selección. Cada vez más compañías pagan bonos no sólo a los empleados con mejor desempeño, sino a los empleados con capacidades difíciles de reemplazar, indica el experto Tom McMullen de HayGroup.com.

Construir un futuro con tus trabajadores radica fundamentalmente en ofrecer mayores oportunidades. Hay que ser cuidadoso con la asignación de tareas, si no se diseñan bien los desafíos destinados a dinamizar al empleado pueden ser percibidos como castigos por el éxito. Para evitarlo, los directivos deben asegurarse de que las tareas den al empleado más independencia y sean diseñadas específicamente para sus talentos, aconseja Tom Rath, responsable de consultoría laboral en Gallup. Si no se personalizan estas tareas, "pueden ser percibidas como un aumento en al carga laboral. La manera más rápida de empujar a un empleado a que abandone la empresa."

Fuente: CNNExpansion

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada