Cargando...

lunes, 8 de noviembre de 2010

Cómo implementar eficazmente proyectos


Un proyecto es una idea creativa transformadora de recursos guiadas por procesos que alcanzar resultados cuyo valor agregado es percibido por los grupos de interés.

Obviamente muchos autores han dado su parecer en el proceso de proyectos siendo Carlos Andriani (2004) quien sostiene el impacto de la calidad en la gestión y los resultados del mismo.

Es oportuno citar a Daniel Rojas Herrera (2005) que nos inspira al sostener que una idea transformada por los escenarios estratégicos y con la asumpción de riesgos bajo un esquema de objetivos y metas definidos con medición de tiempos y costos es lo concreto de un proyecto.

Muchos procesos de nuestra vida se centran en la metodología de proyectos, por ende es de gran valor aprovechar el concepto para aplicarlo a aspectos cuyo tiempo de duración tiene caducidad para garantizar que existan las fases siguientes:

Cada una de éstas fases tiene su razón de ser para lograr la estructuración sistemática de la idea en una actividad operativa y de gestión de resultados. Es importante analizar la finalidad del proyecto a nivel social, económico y de rentabilidad. De igual manera la naturaleza legal es importante para enfocarla en las prioridades del negocio tal como se aprecia en el modelo adjunto:

A partir de la implementación del plan de negocio es cuando se estima el arranque del proyecto el cual debe estructurar de manera filosófica los aspectos de gestión claves así como determinar si el mismo se llevará a cabo con una estructura física o virtual (e-commerce).

Es muy común en estos momentos que el plan de negocio exponga la posibilidad de estrategia virtuales con el objeto de proyectarse a nivel internacional debiendo entonces preveer los protocolos de mercado, leyes y condiciones impositivas de cada país objetivo.

Sin duda alguna el sentido de innovación es la evidencia de la competencia de creatividad que de alguna manera es parte de la gestión empresarial moderna donde los mapas mentales son responsabilidad del ejecutivo que los propone asumiendo éste un sentido de liderazgo amplio en el cual se prueba una estrategia implementada por equipos de trabajo donde los recursos involucrados son de impacto.

Parte de las estrategias creativas tiene como enfoque el plan general del negocio enfocado en la publicidad donde se da a conocer de manera masiva el briefing de la empresa con sus productos, servicios, valores, procesos, procedimientos, políticas, entre otros.

La estrategia creativa no es producto de la casualidad requiere de gran esfuerzo por parte del líder que intenta promoverla. Dicha estrategia es considerada como la que sintetiza el sentir de los públicos objetivos y por tanto, debe basarse en investigación y desarrollo.

Indudablemente la estrategia creativa abre el proceso del plan de mercadeo, el cual debe contener una serie de aspectos claves del negocio que deben ser cubiertos de manera metodológica, entre los que se citan:

Cómo se percibe si no surge la idea central del negocio de manera creativa no puede prospectarse el mercado meta y no puede establecerse ningún proceso competitivo. Basándonos en lo que Michael Porter (2004) denomina su diamante:

Se puede enfocar en el plan estratégico basado en el diamante de Porter que precisar la posición de la competencia es crucial para determinar de manera paulatina el plan de acción a ejecutar. Posterior a la clarificación del plan de mercados todo proyecto debe alinear sus procesos de manera analítica estableciendo los tiempos adecuados para la ejecución.

Es entonces el momento para el análisis logístico, que muy bien se puede realizar por SPSS o Sistema de Análisis Estadístico para las Ciencias Sociales donde se estima los parámetros de factores y se trata de alcanzar a través de variables la correlación de la ubicación como de los tiempos óptimos y centros de costeo del proyecto. En esta parte se deben considerar como procesos claves los siguientes:

Posterior al análisis estadístico se estima como critico el proceso de Dirección del líder y el mismo debe acoplar un equipo de personas competentes por ende el estudio de los flujos de trabajo definirá la estructura humana con el objeto de estimar el diseño de puestos a la medida de las necesidades, fijando los mismos según la oferta de servicios estimada durante el número de horas de operación del negocio y se procede a establecer estándares de ejecución para la medición de resultados.

El plan humano enfocado a procesos estima una ejecución basada en resultados, por ende, estima desempeños en unidades de tiempo. Es una metodología sistemática que puede considerarse en el Software MS-Project y sirve de apoyo a la toma de decisiones.

Es indudable que el plan financiero es el proceso más estructurado del proyecto porque analiza el flujo de caja y estima la rentabilidad necesaria para que pueda ser asumido el mismo dentro de los enfoques de autonomía financiera del plan.

La política de inversión conlleva la evaluación de las alternativas de financiamiento y dicho ejercicio conlleva la visualización de riesgos financieros así como de los procesos de costeo pertinentes para evaluar las operaciones del negocio bajo una capacidad instalada específica.

En síntesis las utilidades de un proyecto están apoyadas por medidas financieras que pueden precisar el monto del capital necesario (Valor Actual Neto) así como el valor resultante probable en la Tasa de retorno (TIR) de la inversión. Es muy común usar como medida de eficacia la razón beneficio-costo que promueve que la evaluación de las utilidades de un período de gestión específico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada