Cargando...

jueves, 25 de noviembre de 2010

5 pasos para ser un jefe antes de los 30

Uno de los primeros ejemplos de jóvenes millonarios que pudiera venir a la mente, es Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. Este súper geek empezó la red social desde su dormitorio, en Harvard, y ocupa el primer puesto de las personas más influyentes en el mundo de la tecnología, según la publicación Vanity Fair.


Aunque... No todas las personas se desarrollan en un entorno como el de Zuckerberg, sí existe la oportunidad de crear una estrategia "a lo grande", que permita avanzar en el terreno laboral a puestos clave, o te conduzca a ser tu propio jefe. Y para empezar no hay que esperar años (basta con ver el ejemplo de Soly Halabi, de 27, agente de bienes raíces para Carlos Slim).

Por: Ivonne Vargas Hernández

Muchos ejecutivos "se sientan a quejarse porque no los ascienden, cuando en realidad ellos son los que deben salir al mundo, es decir, generarse herramientas para crecer". Eso vale en cualquier cultura, en México o en Asía, indica Kenichi Ohmae, socio de McKinsey & Company.

En opinión del también director de la empresa Ohmae & Associates se necesita visión, determinación y arrojo para colocarte en posiciones estratégicas. A continuación, otros consejos que pueden funcionar en la meta de escalonar ¡a corta edad!

1. Metas en equilibrio.

Parece un consejo trillado, pero un paso vital para estar a la cabeza de un proyecto, es sentirse "apasionado" por lo que haces, y no sólo ver el puesto como algo "pasadero" para sacar las cuentas. Funciona esa fórmula, sí, a veces debes permanecer en un trabajo con el fin de librar un compromiso económico, pero a la larga terminas por buscar aquello con lo que te sientes más afín, explica la psicóloga adscrita a la UNAM, Martha González.

A su vez, "digamos que los empleados deben trabajar más de las 9:00 para que la (empresa) gane más dinero, y no conviven con las familias o no tiene vida personal. Ahí se rompe el balance". Un jefe planifica con "equilibrio", dice el creador de la marca Lazy Town, Magnus Scheving.

Lección: si aspiras a liderar un área debes tener tiempo para entrenarte. Eso incluye desde capacitación en conocimientos propios de tu labor hasta vigilar tu networking para ver cómo te puedes mover laboralmente.

2. Piensa en equipo

Una investigación de la Universidad de Indiana South Bend indica que los hombres suelen ser muy activos para utilizar su red social y conseguir un ascenso de puesto. No es una cuestión de género, "más bien de acción, quienes están viendo la posibilidad de ganarse un puesto buscan aliados para que éstos los respalden en su búsqueda", explica González.

Lección: El que quiera brillar con el título de jefe no puede decir "yo primero, acabé antes que los demás". Desde ahora empieza a enfatizar que interactúas bien con el resto del equipo, estrecha vínculos e, incluso, muestra interés en apoyar en la tarea de algún compañero si es necesario.



3. Conéctate

Los que se ven como jefes, directores "conocen lo suficiente como para preguntar cuestiones realmente importantes", dice Charles Decker, quien fuera directivo de Procter & Gamble por varios años.

Lección: Si en algún momento piensan en ti para ocupar un puesto interesante, quienes hagan el proceso de selección (independiente si tienes o no contactos en ese departamento) querrán saber qué sabes de éste, si puedes manejar problemas asociados al área.

Así que debes poner atención (aún cuando seas un trainee) a cómo opera la compañía en su conjunto, acércate a quien te pueda dar consejos del "teje y maneje" operativo, de cómo se dan las respuestas a las dificultades en ese lugar. Si tu fuente informativa no puede ser el jefe, busca en otras áreas.

4. Tras el autoempleo.

Para ser un joven jefe el emprendedurismo también es un buen camino. "Más del 60% de quienes empiezan con esta idea dicen que la búsqueda de la libertad y la independencia es su principal motivación". Pero ojo "sólo el 20% considera como gran incentivo sólo el dinero", indica Andy Freire, autor del libro Pasión por Emprender.

Lección: Tener más capital (que cuando trabajas en una oficina de fijo) puede ser atractivo, pero no podría convertirse en el eje conductor al crear un negocio. Empieza por pensar cuál rubro te entusiasma y cómo ser diferenciador en él. Y en lugar de quebrarse la cabeza buscando "algo realmente diferente y nuevo", observa, fíjate lo que habla la gente, qué le hace falta, cómo le gustaría un servicio. Ver lo que un gran número de personas (mercado) necesita, sirve para generar ideas, expresa el coordinador del programa Emprendedores de la UNAM, Francisco Martínez.

5. Evita los patrones.

Los que destacan son los que arriesgan, si dejas en las manos de alguien más tu siguiente puesto pueden pasar años antes de que el ascenso llegue. ‘Sal del molde', "si lo que hace falta es estimulación para verte como directivo ve por ella", indicó en entrevista Ohmae.

Lección: La creatividad es una forma de destacarse frente a otros. Esto no significa que llegues con una idea diferente cada día, sino que encuentres el punto en que tu trabajo sobresalga y luego sé consistente. "Eso requiere estimulación, y esa se logra conviviendo con otros, escuchándolos, recibiendo mentoreo". Si necesitas pagar un curso para esa dinámica, hazlo, es una inversión, añade el directivo.

Fuente: CNNExpansion

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada