Cargando...

sábado, 9 de octubre de 2010

Un cambio importante en la Cultura Latina


Los latinoamericanos nos caracterizamos en general por no completar en alto porcentaje las tareas que iniciamos, esto quizás es debido a que tenemos una fortaleza de no ser especializados en una sola área, un buen ejemplo sería el tener un contable en la empresa que a parte de dicho trabajo también realice la función de Recursos Humanos, o que también trabaje como soporte del área de Sistemas de Información. Otra facilidad del latino es que puede aprender nuevos idiomas fácilmente y es capaz de establecer relaciones sociales fácilmente con personas nuevas. A pesar de estas bondades no nos enfocamos en ser efectivos en el cumplimiento de nuestras tareas.


Una trayectoria que no han tomado los países latinos en general es el que los estados no se han orientado a que sus instituciones sirvan de modelo a las demás organizaciones de los diferentes sectores de la sociedad tales por ejemplo las del sector privado.

¿Cómo una institución pública podría ser respetada y admirada si el ejemplo que la misma promueve es que no se debe aplicar la justicia a los funcionarios ya sea porque se deben favores políticos o que los propios empleados son corruptos y no se toman acciones para aplicar el castigo necesario, reflejando que no hay una orientación real de servir y promover el bien común?

Dentro de los retos que presentan los procesos de integración regional, que en conjunto nos llevan a la globalización, se encuentra la transparencia y eficiencia de las instituciones de los estados. Se requieren personas con la capacidad y disciplina de las de naciones más competitivas (más desarrolladas), y esta es una de las razones por las que debemos tomar un rumbo donde la educación de los ciudadanos así como la visión global de las autoridades sean tomadas como prioridad con un enfoque en desarrollar estos requerimientos. Mi consideración personal es que no debemos acomodarnos a que somos latinos y así somos, por el contrario, debemos adquirir y vivir una visión de que somos seres humanos con la misma capacidad de aquellos que han logrado avanzar en el desarrollo y otros aspectos claves. Debemos salir de la cultura del caos para poder tomar el camino correcto.

El autor Samuel Clavell en su interesante libro “¿Cómo fabrico mi queso?” dedica una sección completa al tema que se relaciona con que debemos invertir el tiempo, energía y dinero sabiamente, es decir que, sea como nación o como individuos no debemos quedarnos viviendo una vida sin agregar valor a la misma cada día que pasa, sino, que debemos vivir el tiempo en interés compuesto constante como dice Clavell. Lo que puedo entender es que debemos vivir cumpliendo con todas las actividades básicas del presente, pero a la vez debemos invertir tiempo, energía y dinero para llegar a una condición deseada en el futuro. Debemos avanzar en el corto plazo y mantenernos enfocados en el largo plazo. Para lograrlo no podemos mantenernos todos los días haciendo lo mismo, muy por el contrario, debemos sumar diariamente actividades que nos permitan crecer o sumar en los diferentes aspectos de la vida tales como: educación, experiencia, política, economía, etc. Es decir, de eso que deseamos a largo plazo debemos ir progresando cada día para poder alcanzar la meta.

De manera similar se enfoca el autor Stephen Covey en su obra “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” al expresarse en lo que llama el séptimo hábito diciendo que debemos siempre afilar la sierra, el ejemplo que el mismo nos presenta en dicho texto es el de alguien que está en el bosque cortando un árbol con una sierra pero este señor se queja de que lleva mucho tiempo realizando dicha actividad y no la ha podido terminar. Así nos pasa a todos que por querer resolver los problemas nos pasamos todo el tiempo muy ocupados sin detenernos a ver cuáles otras formas nos permitirían avanzar más rápido en nuestro trabajo, en este caso específico que plantea el autor, si se toma un poco de tiempo para que la sierra sea afilada esto permitiría que la tarea de cortar el árbol sea realizada en mucho menor tiempo.

Afilar la sierra en términos generales lo interpreto como que cada día debemos sumar más a nuestra capacidad ya sea agregando conocimiento (afilando nuestra mente), pensando nuevas opciones de resolver situaciones o realizar tareas, el realizar las tareas que agregan valor y no sencillamente llenarnos de trabajo sin saber ni calcular el valor que podría agregar cada actividad, aportando nosotros un nuevo modelo social que promueva un camino diferente al que sigue todo el mundo, este es el modelo que han seguido naciones como Japón, Estados Unidos, entre otros.

Es decir, no importa que tan difícil sea para nuestra cultura el realizar los cambios requeridos, si comenzamos a trabajar con los factores que inciden en que tomemos dichas acciones lograremos alcanzar y educarnos en tomar la marcha en por el camino que requieren los nuevos tiempos. De esta forma se podrá alcanzar lo que han llamado autores como Thomas Friedman un mundo plano que todavía no hemos podido alcanzar.

Fuente: DeGerencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada