Cargando...

viernes, 15 de octubre de 2010

Reflexocoaching


El término reflexocoaching es la fusión de las palabras reflexología y coaching. La reflexología podal en este caso ya que la reflexología se puede aplicar en distintas zonas reflejas del cuerpo como el rostro, las orejas, la lengua etc., y el coaching ontológico terapéutico, ya que hay distintas modalidades de coaching, aplicadas a la empresa, a grupos de trabajo, a la familia, al individuo y sus metas ya sean en el ámbito personal o en el campo de trabajo, etc.

Por Iván R. Barrera


Reflexología podal: Este potente arte de curar, ya fue aplicado en la antigüedad por los egipcios. Según los mosaicos y escritos encontrados en Egipto, este arte data por lo menos de 2300 años antes de cristo. Los chinos son los que la han desarrollado con más intensidad, hay datos de que los mayas practicaban técnicas similares.

La reflexología trabaja en cuatro importantes etapas.
En la primera descongestiona las energías retenidas, logrando un rápido alivio del dolor.
En la segunda, previene posibles desequilibrios energéticos que se están desarrollando, incluso antes de que el cuerpo comience a sentir los síntomas.
En la tercera reestablece la corriente energética de los órganos dañados, reestableciendo así la plena salud, y en la cuarta y más importante según mi experiencia, es en la que a través de los pies, el cuerpo deja a la vista de quien esta preparado para ver, la emocionalidad que fue la causante de los desequilibrios de la salud y los pensamientos que están detrás de ella. Estos pensamientos son en la mayoría de los casos totalmente inconscientes, y es en esta etapa precisamente donde el coaching interviene para dar luz y consciencia a la situación, para borrar totalmente la carga emocional negativa de esos procesos.

El término ontológico: proviene del resultado de las investigaciones realizada por el biólogo chileno Humberto Maturana. Su teoría ubica al ser humano como observador del mundo que lo rodea y cómo a través de sus pensamientos, emociones, corporalidad y lenguaje, construye y modela su propio mundo.
Afirma que cada uno es el creador de las interpretaciones de cómo ve ese mundo y el único responsable de sus acciones.
Cada uno de nosotros posee una manera de ser "única" que determina la interpretación de lo que percibimos a través de nuestros sentidos, y cuando cambiamos nuestra forma de ver las cosas, las cosas que vemos cambian.

¿Qué es un coach? Un coach es alguien que puede intervenir constructivamente en la manera en que los individuos actúan en los diferentes campos de su vida, y acompañarlos en el desarrollo de sus talentos, para que puedan aprovecharlos al máximo posible, para alcanzar sus metas de forma práctica y sencilla.

¿Qué es el coaching? El coaching es la acción aplicada por un coach, que trabaja fundamentalmente en el dominio del SER, a través del lenguaje verbal y corporal, (neurolingüística) que es la base de su trabajo.
La escucha efectiva del coach y el diseño de conversaciones, da acceso a la persona a un abanico de nuevas posibilidades para tomar acciones más competitivas.

Este método esta basado en que todos los seres humanos, somos creadores del 100% de nuestras experiencias, seamos conscientes de ello o no. ¿Y como podemos cambiar aquellos aspectos inconscientes de nosotros que no queremos?

Para responder a esta pregunta primero debemos comprender como funciona la mente y saber que es eso a lo que llamamos inconsciente, y para eso explicaré en forma sencilla como funciona la mente y esto de ser conscientes o inconscientes.

¿Qué es eso a lo que llamamos mente?

A esta parte de nosotros llamada mente, la cual la mayoría de las personas no tiene idea de como funciona realmente, y los que estudiamos sobre ella, sabemos que no sabemos casi nada en realidad, de ese poco que yo personalmente sé, hablaré ahora.
Los filósofos y pensadores de todos los tiempos se han esmerado por darle una definición. Algunos dicen que la mente es uno de los nombres que se le da a la consciencia, otros que es la sede de la imaginación y la voluntad y otros que es el potencial del alma que genera los pensamientos.
Yo personalmente creo que es todo eso junto y mucho más y que a medida que los hombres vayamos conociendo su potencial, iremos evolucionando en consecuencia.
Para este caso en concreto yo afirmo que la mente es potencialidad pura y que en ella residen una gran cantidad de funciones, algunas de las cuales conocemos y otras, la mayoría de ellas, que todavía en este estadio de evolución no hemos descubierto; la filosofía Hermética, o de Hermes Trimegistro dice: el universo es mental y solo a través de la mente podremos influir en él.

Entonces ¿como podemos cambiar un estado mental? Un estado mental sólo se logra cambiar a través de enfocar la atención en lo opuesto al estado actual. Si el estado actual es de tristeza, pondré toda mi atención en su opuesto, o sea la felicidad.
A esto se le llama transmutación mental, la atención dirige a la voluntad y a través de la voluntad podremos cambiar cualquier estado mental que deseemos. Es muy importante entender que un estado mental transformado en hábito no se puede borrar, sólo se puede sustituir por otro. Es por eso que las personas que deciden dejar de fumar, se vuelcan de repente a comer desmedidamente, sustituyendo un hábito malo por otro tan malo como el anterior.
Como ya hemos mencionado, siempre hay que buscar el lado opuesto al estado que deseamos cambiar, sólo así podremos cambiar algo negativo por lo positivo de la misma cosa.

Entre las funciones conocidas de la mente que combinadas entre ellas nos permiten evolucionar están las siguientes: La voluntad, la atención, el raciocinio, las emociones, la imaginación, la percepción y la memoria. Siendo esta última la encargada de almacenar todos los datos de las otras funciones antedichas, como recuerdos cronológicos desde la concepción misma del embrión, hasta el momento presente.
También en ella esta la llamada memoria genética que permite la creación del cerebro, de todo el cuerpo y sus funciones vitales.

Llamamos estar conscientes cuando podemos analizar cualquier información, situación o estimulación que venga del exterior o de nuestro propio pensamiento. Esto nos permite razonar y llegar a una conclusión, lo quiero o no, me gusta o no, decido hacerlo o no, etc.

Antes de los años 50 del siglo pasado, la ciencia y la medicina creían que lo que le sucedía a una persona en estado de inconsciencia, (o sea que su consciencia no podía determinar el qué ni el porqué de lo que esta sucediendo), ya sea por accidente, fiebre alta, anestesia, dolor profundo físico o emocional, u otras formas de inconsciencia como pueden ser las drogas, el alcohol etc. Se decía que esa persona no tenía registro alguno de lo sucedido en ese lapso de tiempo, ya que no podía recordar absolutamente nada una vez que había despertado y recobrado la consciencia. Aquí hay que tener en cuenta que entre la consciencia y la falta de ella, o sea la inconsciencia, hay una serie de grados que determinan la cantidad de recuerdos que tendremos luego de recobrarla.

Para explicar sobre lo inconsciente primero hablaré de como se almacena la información en nuestra memoria.
Aquello a lo que llamamos inconsciente, es información guardada en una parte de nuestros bancos de memoria a los cuales no tenemos acceso de forma consciente. Lo que se almacena allí solo se expresa en el momento en que algo, ya sea una palabra, una situación, una emoción, un sonido y hasta un olor puede re-estimularlo.

Justo a la mitad del siglo pasado un investigador llamado R. Hubbard descubrió que nuestra mente tiene tres grandes bancos de memoria, y le dio estos nombres, analítico, somático y reactivo.

Echaremos un vistazo de cómo funcionan cada uno de ellos. Primero analizaremos, la memoria analítica.
En este banco de memoria (el analítico) se almacenan todos los recuerdos de lo que pasó en nuestras vidas desde el momento mismo en que nacimos.
Todo lo que entró por nuestros sentidos, lo que escuchamos, vimos, oímos, gustamos, olimos, y/o percibimos por el tacto y todos los momentos felices de nuestra vida, momentos que, con solo querer recordarlos aparecen en nuestra memoria y podemos combinarlos a gusto si así lo deseamos. Además de guardar incluso el instante mismo en que volvemos a recordar lo recordado.
Ahora veremos sobre la memoria somática o memoria del cuerpo.
En este banco de memoria están almacenadas todas las funciones biológicas y fisiológicas de nuestro cuerpo, esta memoria es la responsable de que el corazón lata, de que los sistemas endocrinos, nerviosos central y periférico funcionen, de que el sistema hormonal, muscular, simpático y parasimpático, linfáticos, etc. hagan su trabajo sin que tengamos que participar en el proceso.
Aquí se almacenan todas las habilidades aprendidas a lo largo de la vida, por ejemplo: el comer con la cuchara, este simple acto cotidiano que hacemos de adultos. Cuando éramos niños fue toda una proeza, pues llevarnos la cuchara a la boca era casi imposible, pero una vez aprendido se volvió un acto reflejo que ahora lo hacemos sin pensar, o inconscientemente.

A continuación veremos lo que yo considero uno de los avances más fabulosos en lo que respecta al conocimiento de la mente humana y su forma de actuar. Me estoy refiriendo a la mente reactiva o mejor dicho al banco de memoria reactivo.
Esta parte de la mente humana, es la gran desconocida por la mayoría de las personas, y por supuesto su funcionamiento es desconocido casi por la totalidad. Esta parte de la mente es la responsable de que muchos filósofos y pensadores dedicaran su vida entera a describirla, es también responsable de que apareciera la psicología y el psicoanálisis.
En este banco de memoria, es donde se almacenan todos los recuerdos desde el momento mismo de la concepción por nuestros padres.
Es aquí donde se guardan todos esos momentos de inconsciencia o semi-inconsciencia de los que hablábamos anteriormente, y cualquier suceso que hayamos relacionado con un peligro inminente para nuestra supervivencia. En ese momento cualquier palabra dicha, sonido, tacto, sensación, o percepción queda íntimamente ligado a esos momentos de peligro, que en el futuro se volverán a re-estimular ante algo similar que suceda.
La mente reactiva tomará esa situación como un peligro real e inminente, aunque en realidad no exista tal peligro y reaccionará en consecuencia, sin que el individuo sea totalmente consciente de ese acto; de ahí el nombre de re-activo.

Es en esta parte de la mente donde se encuentra el potencial más grande de la mente humana.
Esta parte de la mente es la responsable, por ejemplo de que si una mujer va conduciendo por la carretera en compañía de su hijo, tiene un accidente, vuelca el coche y este comienza a quemarse, ella puede salir, pero su hijo aún está atrapado dentro, ella podrá mover el coche sin ninguna ayuda y sacar a su hijo, no sabiendo luego como pudo hacer tal proeza.
También es responsable de que un hombre se enfade con su mujer por algo que él imaginó se estaba haciendo en su contra, la mata en un momento de cólera y luego al recobrar la consciencia, se espanta de su acto.

En este banco de memoria no existe razonamiento ni análisis, no existe en ella ninguna posibilidad de cordura, es por eso que lo llamamos inconsciente. Ha sido comparado con una calculadora que se le ha quedado atascada una tecla, cualquier ecuación que queramos hacer con ella, nos dará algo totalmente irracional. Para la mente re-activa, cuando se re-estimula algo allí almacenado, cualquier cosa que suceda tiene el mismo significado, hay solo ira y dolor.

Veamos como funciona la mente re-activa: Vamos a suponer que es de noche y estoy en un lugar desconocido y caminando distraído no me doy cuenta que estoy perdido. Anteriormente me dijeron que tuviera cuidado de ir solo por la noche a ciertos lugares, de repente tengo que pasar por una zona poco iluminada, es lógico pensar con todos estos datos que alguien puede asaltarme.

Cuando aparece el pensamiento de peligro, también aparece inmediatamente la emoción de miedo, es tan corto el espacio-tiempo entre una y la otra que la mayoría de las personas no pueden determinar cual de las dos es primero. Los científicos aseguran que este proceso se realiza en un nonagésimo de segundo, esto seria un segundo dividido 90.000 veces. Incluso muchos piensan que el pensamiento sigue a la emoción y es del todo lo contrario.
En este caso, luego de que se produce la emoción, inmediatamente el cuerpo se tensa, el hipotálamo recibe la impresión, este a su vez estimula a la glándula hipófisis que ordena a las suprarrenales, (glándulas ubicadas sobre los riñones), que segreguen adrenalina y otras sustancias similares. Esta química permite al cuerpo prepararse, según la actitud de la persona, para la defensa. La sangre fluye hacia arriba, el rostro se enrojece y los brazos y las manos se tensan para el ataque o la defensa. Todo esto si el individuo en cuestión es valiente. En caso contrario, ante la cobardía, el cuerpo se prepara a huir raudamente. La sangre fluye en sentido contrario, va hacia abajo, el rostro se palidece ya que la sangre se concentra en las piernas para que pueda correr; en el caso de miedo extremo o pánico la persona en cuestión puede quedarse totalmente paralizada, en dicho popular se diría, se quedó sin sangre, ya que su cuerpo pierde toda tonicidad. Obsérvese que el cuerpo no sabe si el peligro es real o no, todo este proceso solo se produjo al yo imaginarme que me podrían asaltar.
El cuerpo responderá automáticamente al impulso de la emoción producida por el pensamiento de miedo.
Es así como reacciona constantemente el cuerpo, siempre hay una reacción química después de una emoción, y antes de esta hay siempre un pensamiento consciente o no, que la provoca.

¿Qué es lo que el Reflexocoaching puede hacer por usted?

En primer lugar a través de la reflexología determinaremos que órganos de su cuerpo están bloqueados de energía y reestableceremos la fluidez. La reflexología parte del principio de que cada órgano tiene su zona refleja en los pies, y que es la sede de una emoción determinada.
Algunos ejemplos: el hígado es la sede de la rabia contenida, la química producida por las emociones de ira y de rabia que no han tenido descarga al exterior se van acumulando, en el caso del hígado como grasas saturadas, debilitándolo y dejándolo a expensas de virus e infecciones.
En el caso de los riñones es el fracaso, la crítica y la vergüenza. Estas emociones se instalan en el y producen las temidas piedras, obstruyendo las vías urinarias y produciendo fuertes dolores al orinar.
El estómago es el centro del temor y el miedo, es bien conocido por muchas personas, que ante una situación de temor que los supera pueden tener vómitos y colitis.
La garganta es el centro de los cambios, la expresión y la creatividad. Solo con prestar un poco de atención cuando tenemos dolores de garganta, veremos que antes de los síntomas, siempre hay una situación de profundo cambio en algún aspecto de nuestras vidas, y una cierta resistencia a ese cambio.
El páncreas es el centro de la dulzura de la vida; La falta de alegría, el depender emocionalmente de otra persona y el temor a perderla es la causante de que el páncreas no produzca la insulina necesaria para disolver los azúcares presentes en la sangre.
El plexo solar es el centro del poder y de la intuición. Esta glándula situada un par de centímetros sobre el ombligo y a 3,5 cm. de profundidad, es el almacén de energía más importante del cuerpo, tanto que si propinamos un golpe certero en el, produciría una especie de explosión atómica en el cuerpo quitándole la vida al individuo en cuestión.
Los pulmones expresan la capacidad de inspirar y comprender la vida. Este órgano vital sufre desde la temprana edad, ya que la normal respiración abdominal se va perdiendo por la falta de conocimiento de los mayores.
La mala alimentación es otro factor importante, al igual que la sobre-protección que dan los padres y abuelos. No permiten que los niños cumplan sus etapas de crecimiento, lo hacen parar antes de tiempo, no los dejan gatear por miedo a los gérmenes, están encima de ellos al más mínimo llanto, sofocándolos de tal manera que por cualquier cosa se resfriarán y sufrirán de asma.
Las glándulas tiroides son el centro de la humillación y el sentimiento de temor del aquí y el ahora, el desequilibrio de estas glándulas produce confusión y desorden alimenticio que no permiten saborear las alegrías de la vida.
Como están íntimamente ligadas a las glándulas sexuales, producen un inconsciente rechazo a los órganos genitales con las consiguientes dificultades, tanto en el hombre como en la mujer.

El corazón es el centro del amor y la seguridad. Cada día en todo el mundo encontramos personas que se enferman y mueren por falta de atención y cariño. El corazón se alimenta literalmente hablando de la química que producen el amor y el cariño y la falta de estos provocan grandes problemas fundamentalmente en niños y ancianos.

En la etapa siguiente no solo determinaremos las emociones con carga negativa que causan los bloqueos, sino también cuales son los pensamientos e ideas que producen esas emociones.
Sabremos en qué tiempo cronológico de su vida se produjeron y con que están relacionados, si acaso es en periodo de gestación o en los primeros años de vida.
Con toda esta información, el coaching ontológico y sus poderosas herramientas, nos permiten llegar a lo más profundo de la memoria reactiva, rescatar cualquier recuerdo inconsciente, quitar su carga emocional negativa y realmacenarlo en la memoria consciente, para que sólo sea un recuerdo más de su vida y no una pesada carga que le quita toda posibilidad de vivir una vida plena de acción consciente, feliz y en armonía.
El tiempo cronológico de los bloqueos se determina a través del colon, esta parte del intestino mide aproximadamente 7 metros de largo en un adulto, desde el ilion hasta el recto, y esta enrollado por encima y a los lados del intestino delgado.
El ilion corresponde a los 9 meses de gestación, y el recto al último año de vida, si dividimos la edad de una persona por los 7 metros del intestino, nos dará por ejemplo que si tiene 56 años, cada metro corresponderá a 8 años de su vida, y casa centímetro a 8 meses.

Esta es la fórmula por la cual a través de la experiencia en el campo práctico de estas técnicas se ha determinado lo aquí expresado.

¿Cómo nació el Reflexocoaching?

En todos estos años he tratado a muchas personas que sin duda alguna mejoraron su calidad de vida, en una terapia diseñada específicamente para cada una de ellas. Resultó que después de un tiempo reaparecían algunos de los síntomas anteriores, volviendo a depender nuevamente de otra terapia. Esto me llevó a preguntarme ¿como puedo hacer para que las personas que acuden a mí no tengan que volver a consultarme sobre lo mismo que habíamos tratado? Y como a toda pregunta siempre le sigue una respuesta, mi respuesta llegó, y fue así como empecé a incorporar el coaching ontológico y la programación neurolingüística en las terapias de reflexología.
Y "Eureka", como por arte de magia las persona empezaron a decirme que no sabían porqué, pero que sus vidas habían empezado a cambiar de forma positiva en muchos aspectos, no sólo en su salud física, sino también en lo psicológico y emocional, que el agobio que sentían a diario había desaparecido, que el tiempo les resultaba más productivo.
Se daban cuenta de que ya no reaccionaban a los estímulos externos con ira y con rabia, que ahora se sentían mucho mas felices, que su relación y comunicación con las personas de su entorno se había tornado más fluida y que lo único nuevo o diferente que existía en sus vidas era que habían decidido empezar con la terapia de reflexología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada