sábado, 23 de octubre de 2010

¿Qué son los Valores?


Recientemente tuve la oportunidad de tomar un taller sobre el tema de valores, impartido por el pedagogo Vidal Schmill. El taller resultó muy interesante y me ayudó a aclarar varias dudas sobre este importante tema y además me dio pauta para platicar sobre aquí sobre algunos aspectos que en ocasiones pueden resultar poco claros.

De manera general entendemos los valores morales como convicciones profundas, que orientan el comportamiento y definen su forma de ser de las personas. Sin embargo, la definición de valores puede ser muy diferente dependiendo de quien la establece:

   1. Para un antropólogo son un conjunto de creencias compartidas por un grupo de personas y que determinan el comportamiento de todos los integrantes del grupo.
   2. Para un psicólogo son creencias individuales profundamente arraigadas que determinan el comportamiento de una persona.
   3. Para un filósofo los valores son aspiraciones de las personas.
   4. Para un pedagogo son un conjunto de metas educativas.

Cada una de las definiciones son aceptables pero por separadas son incompletas por ejemplo en la primera definición, aún cuando es cierto que un grupo de personas comparte creencias, esta definición es bastante determinista e implicaría que todas las personas del grupo se comportarían de forma similar. Un ejemplo será afirmar que ‘todos los ingleses son fríos’ , cuando es muy probable que esto no sea correcto. El resto de las definiciones son también incompletas de manera individual, así que lo más conveniente sería considerarlas todas en conjunto para contar con un concepto más útil.

Los valores involucran razonamientos pero también sentimientos y nos ayudan a establecer nuestras prioridades (jerarquizar), a tomar decisiones decisiones (elegir), a juzgar dichas decisiones (evaluar) y a tomar las medidas necesarias en base a los resultados de dichas evaluaciones (reforzar o corregir). Poniéndolo de manera más simple la utilidad de los valores se puede establecer con los siguientes puntos:

1.- Jerarquizar
2.- Decidir
3.- Evaluar
4.- Reforzar/Corregir

Este proceso puede funcionar de manera cíclica, ya que después de Corregir podemos volver a jerarquizar sobre las cosas que nos importan.

La relatividad de los valores
En algunas ocasiones alguno de los valores puede ser puesto en tela de juicio y justificar aparentemente comportamientos incorrectos. Por ejemplo, una persona con la justificación de ser honesta divulga información privada o confidencial sobre otras personas. O un jefe en la oficina argumentando responsabilidad no permite que sus subordinados atiendan ningún asunto personal en su horario de trabajo, aún cuando este sea urgente.

En los casos anteriores el aparente uso de valores da resultados negativos ya que estos son sustentados sobre principios incorrectos, o están dejando de lado otros valores, o no están considerando todas las partes involucradas. En el primer ejemplo esta persona puede argumentar que es honesta al decir la verdad, sin embargo está faltando al respeto de la persona que le confió la información y está siendo irresponsable al revelar la información privada que pudiera tener consecuencias graves para otras personas. El jefe que se prohíbe la atención de asuntos personales urgentes durante el horario de trabajo, no está considerando ningún otro aspecto de la vida que no sea el trabajo (por ejemplo la familia, los amigos, el propio empleado, etc.) con lo que está faltando al respeto de sus colaboradores.

Los valores para que puedan funcionar adecuadamente deben estar sustentados en los principios correctos: Vida, Amor y Libertad. Al utilizar nuestros valores cumpliendo con estos 3 principios universales las posibilidades de éxito son mucho mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario