lunes, 11 de octubre de 2010

Ponte en forma en el trabajo


Evitar subir en ascensor o levantarse para consultar a un compañero te ayudará a quemar calorías en la oficina.

Trabajar en una oficina supone estar ocho horas o más sentado delante del ordenador, acumulando tensiones y estrés. El cuerpo va doliéndose: puede aumentar de peso, incrementar el colesterol o reducir la capacidad pulmonar. Para no llegar a esos extremos, existen una serie de sencillos ejercicios que se pueden hacer en o cerca del escritorio, con los que aumentar los niveles de energía, quemar calorías y tener la mente más despejada. 

Silueta sin esfuerzo

Los malos hábitos de hoy te pasarán factura en el futuro. Por eso intenta sacar tiempo para ti todos los días. Realiza estos sencillos ejercicios a diario y conseguirás una silueta sin esfuerzo:

Coger el ascensor puede ser una tentación, pero piensa que subir y bajar las escaleras, tres veces al día, te ayudará a quemar un mínimo de 60 calorías. De lunes a viernes serían 300.

Levántate cuando tengas que consultar a un compañero. No uses el teléfono. Se recomienda caminar unos diez minutos cada dos o tres horas.

Realiza ejercicios de glúteos, sentándote y levantándote, y manteniendo apretados por un tiempo los músculos del trasero, para luego relajarlos.

Para fortalecer el abdomen. Pon las piernas estiradas con las puntas de los pies hacia arriba y contrae el abdomen.

Adiós a las tensiones

Para evitar dolencias que impidan hacer ejercicio, elige una postura corporal adecuada: Mantén la espalda lo más recta posible; evita cruzar las piernas, porque dificulta la circulación y favorece la aparición de la piel de naranja; y hazte con un reposapiés. También puedes relajarte con estos ejercicios:

Disminuye la tensión subiendo los hombros. Intenta levantarlos hasta las orejas. Mantén esa posición unos segundos y luego relájalos.

Aprovecha los tiempos del café para hacer ejercicios de estiramiento, como unir las manos y, con las palmas hacia abajo y la espalda recta, estirar los brazos todo lo que puedas.

Bien sentada con el tronco vertical. Apoya los dedos sobre los hombros del mismo lado. Realiza círculos con los codos. Haz veinte hacia dentro y otra veintena hacia fuera.

Coloca la pelvis bien atrás hasta tocar el respaldo de la silla. Inclina el tronco hacia delante para estirar toda la cadena muscular posterior. Permanece un minuto y vuelve a la postura lentamente.

En casa, continúa “trabajando” duro

Si no tienes tiempo para ir al gimnasio, en casa puedes seguir haciendo una serie de ejercicios para tonificar tu cuerpo. Por ejemplo, planchar la ropa o pasar la aspiradora. Una actividad que tal vez hayas evitado sin saber que con sólo 25 minutos puedes quemar algo más de 100 calorías. Aprovecha el momento de la ducha para destensar los músculos alternando chorros de agua caliente y fría.

Que el tiempo no te impida estar en forma

El 42% de los españoles no practica deporte nunca, según una encuesta del Eurobarómetro difundida por la Comisión Europea. Un 45% justifica su falta de ejercicio en la ausencia de tiempo para realizarlo. Los hombres practican más deporte que las mujeres, y según esta encuesta los españoles hacen deporte por su salud (61%), por su apariencia física (28%) o por diversión (25%).
 
Fuente: Yahoo Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario