Cargando...

jueves, 7 de octubre de 2010

Cómo pedir un horario laboral flexible

 Por: Anne Fisher
Algunos estudios sugieren que las personas con vidas equilibradas rinden mejor en su trabajo; es cuestión de saber cómo plantear a tu jefe un plan para que puedas hacer tus tareas desde casa.
 



Según encuestas recientes, la llamada generación sándwich (hecha de gente que trata de cuidar niños y padres al mismo tiempo) tiene más presión que nunca en estos días, debido en parte a jornadas de trabajo más largas causadas por la recesión.

De los estadounidenses encuestados, 89% considera un problema malabarear el trabajo y el resto de sus vidas, y más de la tercera parte (38%) dicen que ha empeorado debido a la baja económica , según una nueva encuesta de la empresa de investigación StrategyOne (http://www.strategyone.net/).

Más de 80% de los baby boomers de entre 45 y 54 vive "altos niveles de estrés" por querer equilibrar sus responsabilidades en el trabajo y el hogar, dice otra encuesta del Hartford Financial Services Group y la empresa consultora ComPsych. Casi la mitad (46.6%) se dijeron preocupados de cómo el cuidado de la familia afecta su rendimiento en el trabajo.

La buena noticia es que hay muchos patrones que lo saben bien: cerca de la tercera parte de los empleados que respondieron a un reciente estudio de mano de obra mundial de la empresa de recursos humanos Towers Watson dijo que se les permitía trabajar desde casa, ya sea medio tiempo o tiempo completo, y 50% dijeron que tienen el permiso de hacerlo "ocasionalmente".

Además, una nueva investigación de una empresa sin fines de lucro llamada WorldatWork sugiere que (en parte con la esperanza de evitar que sus mejores trabajadores renuncien cuando empiecen a contratar otra vez) los patrones están mostrando más interés en ofrecer a sus empleados ayuda para balancear su trabajo y su vida no laboral, incluyendo horarios flexibles.

Sobre todo los programas de cuidados para gente mayor están a la alza. Jamie Ladge, un profesor de desarrollo gerencial y organizacional en la Northeastern University de Boston, señala que 33% de los grandes empleadores de Estados Unidos ya lo ofrecen, de alguna forma, a diferencia del 15% que había hace sólo 10 años.

Contra ese panorama, la política inflexible de una empresa parece ir desfasada con los tiempos actuales. Para cambiar eso, tienes que presentar la idea de la misma forma que presentarías cualquier propuesta de negocios.

Primero, deja claro que trabajar horas flexibles no dañará tu productividad - y hasta la puede mejorar.

"Los trabajadores con tiempos flexibles son tan productivos como otros, dice Ladge. "El problema es que algunos jefes no lo creen".

Así que empieza por juntar evidencia. Por ejemplo, el estudio mencionado anteriormente de Towers Watson 2010 Global Workforce, dice que la gente que a veces trabaja afuera es igualmente productiva (41%) que sus colegas en las oficinas, o hasta más (47%). Solamente 11% de los 20,000 encuestados dijo que un horario flexible daña la productividad. (1% no opinó).

También podrías mencionar un informe del Foro de la Casa Blanca sobre Flexibilidad Laboral, una junta de gente de negocios, autoridades y líderes laborales, invitados por el presidente Barack Obama y su esposa Michelle Obama la pasada primavera. Según el informe, los beneficios de adoptar horarios flexibles, "pueden ser mayores al de costos, al reducir las ausencias, el movimiento de personal, mejora la salud de los trabajadores y aumenta la productividad."

Luego, vete a lo específico. Haz una lista de las posibles preocupaciones de tu jefe sobre cómo tu ausencia de la oficina por las tardes afectaría al resto de tu equipo. Por ejemplo, supongamos que hay una junta que tienen todos los días a las 4. ¿Piensas participar virtualmente por Skype, por teléfono, o de otra forma? Tu propuesta debería sugerirlo.

Asimismo, si tienes colegas que necesiten hablarte con poca antelación, descríbele las variadas formas en que te pueden contactar desde tu casa -- por email, celular, etc. - y señala que darás toda la información relevante para todo el que la necesite.

En resumen, cuantos más detalles des sobre cómo funcionaría esto, más posibilidades hay de que tu jefe quiera hacer la prueba.

"En cuanto a un periodo de prueba corto de unos dos días o tres semanas, digamos," sugiere Ladge. "Usa eso como una oportunidad para demostrar que puedes trabajar horas flexibles y terminar el trabajo".

Fuente : CNNExpansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada