martes, 12 de octubre de 2010

Cómo decir NO con elegancia

¡Estás en tu derecho! Rechazar lo que te disgusta, sin sentirte culpable y sin temor a que el otro se enfade, es imprescindible para autoafirmarte.


1.- Da una sola excusa, no varias. Cuando se dan muchas razones o largas explicaciones, la negativa suele sonar a disculpa. Deja claro que rechazas la oferta, y no a la persona que te la hace.

2.- Sé tan amable como puedas. La educación de una persona se demuestra en la amabilidad con la que es capaz de dar una negativa. Y así, para todos es más fácil aceptarla.

3.- Nunca digas “tal vez”. Si estás decidido a rechazar una oferta, di no sin vacilación. Es muy desconsiderado dejar a la otra persona con la esperanza o darle pie para que insista.

4.- No grites. Utiliza un tono de voz suave y relajado. Sólo grita quien se queda sin recursos, y casi siempre pierde la razón por las formas que utiliza.

5.- Busca el momento adecuado. Muchas parejas discuten mientras sirven la comida o atienden a los hijos. Para decir algo importante, hay que sentarse, mirar al otro a los ojos y hablar sin interrupciones.

6.- Actúa. ¿Una colaborador llega tarde a todas las reuniones y ya no sabes cómo pedirle que sea puntual? Avísale y, la próxima vez, no lo esperes. En determinados momentos hay que demostrar que no estamos dispuestos a aceptarlo todo.
 
Fuente: Psicologia práctica

No hay comentarios:

Publicar un comentario