jueves, 2 de septiembre de 2010

Un plan para ser exitoso

¿Quiero abrir un negocio? ¿Cómo saber si tendré éxito?
Ésta es una pregunta común entre las personas que deciden arrancar un nuevo negocio y tienen la incertidumbre de si éste les va a funcionar o qué pasos tendrán que seguir para que funcione.
En este consultorio presento algunos elementos que deberás considerar. No pretendo dar medicinas mágicas que garanticen el éxito del negocio, pero te garantizo que el seguimiento puntual de estos consejos sí contribuye a mitigar el riesgo que conlleva aventurarse a abrir un negocio.
Lo primero que me permitiría recomendarte es:
1. Identifica bien el negocio
Es decir, cuál es tu producto, cuál es el mercado meta, qué perfil o hábitos de consumo tiene el mercado meta, cuál es la ubicación geográfica de tus clientes, qué valor agregado ofreces frente a la competencia. Esto es, cuáles son tus ventajas competitivas y tus desventajas.
2. Identifica bien tu competencia
Observa cuáles, quiénes y cuánto tiempo llevan en el sector; qué ventajas y desventajas observas; detecta qué problemas han tenido, eso te puede ayudar a prevenir lo que te puede pasar a ti. A partir de esto, decide cómo vas a competir, prepara estrategias de ventas, de marketing, lanzamientos, etc., entre otros elementos.
3. Identifica los factores externos
Es importante detectar cuáles son las fuerzas y debilidades del negocio, dependiendo del sector al que pertenece. Por ejemplo, si tu negocio está dentro del nicho de las importaciones, pregúntate si le afectan los incrementos en los precios del crudo; los cambios en la legislación, el riesgo país, el cambio de la moneda, etc., o bien, si el negocio está sujeto a la alza estacional del precio de un producto en específico.
A partir de lo anterior podrás determinar "cualitativamente" tus riesgos y oportunidades, así como conocer las medidas que deberás tomar para solucionarlo.
Los números
Ahora bien, el siguiente paso es ponerle un número a los riesgos y proyectarlos cuantitativamente.
Es decir: ¿cuántas unidades piensas vender?, ¿a qué precio resultaría competitivo? y ¿cuál sería el nivel de gastos que tendrías?
Con lo anterior concretarías cuestiones como el periodo de recuperación y, por ende, podrás evaluar si sería exitoso o no tu negocio.
Las proyecciones deben incluir:
* Escenarios (optimista, pesimista y probable).
* Bases sólidas o argumentos bien fundamentados para la construcción de dichas prospectivas.
* Y, por último, las acciones o tareas a seguir para lograr estos objetivos.
A partir de estos análisis podrás determinar estrategias comerciales y administrativas que te ayudarán a planear de forma más sólida tu negocio a futuro, bajo cualquier escenario (con variables exógenas y endógenas). Es decir, tendrás más claro cuáles son los principales riesgos que corres y las opciones de mayor viabilidad para el éxito en tu negocio.
Finalmente, considera que montar un negocio implica un gran riesgo, y en la medida en que lo conozcas y analices, tendrás la posibilidad de minimizarlo, o al menos, tendrás la conciencia de las áreas en las que hay que actuar para revertir o solucionar las contingencias.
Por ello, sin duda alguna, un plan de negocios bien desarrollado siempre será el primer gran paso hacia el éxito.
* El autor es director estatal de Nafin Yucatán. Autor del libro Guía práctica para la formación de una pequeña empresa comercializadora.
Fuente: Tu decides

No hay comentarios:

Publicar un comentario