miércoles, 1 de septiembre de 2010

Sonría más, conquiste al mundo

Bases biológicas, psicológicas y evolutivas que subyacen a la sonrisa

Por:  Dr. Sergio Lotauro

Dentro de una sala de cine, una carcajada o una situación graciosa pueden disparar la risa entre los espectadores como un reguero de pólvora. Estas circunstancias, desde luego, fomentan a su vez una sensación de unión o cohesión entre los miembros del grupo, ya que los mismos quedan emparejados, se desdibuja la individualidad y se constituye una única unidad, donde el conjunto pasa a funcionar como un todo.

Cualquier situación teñida más o menos de cierta comicidad nos parece mucho más divertida cuando hay gente riendo a nuestro alrededor. Esta especie de axioma, producto de nuestro cerebro también es válido para la sonrisa.

La sonrisa es particularmente contagiosa y enseñar a sonreír con más o menos autenticidad debe ser parte del entrenamiento y capacitación de todo aquel que deba trabajar en relaciones públicas, ventas, atención al cliente, turismo, hotelería, etc.

Leer publicación completa en PDF >>



Fuente: Neuropsicologia21

No hay comentarios:

Publicar un comentario