domingo, 12 de septiembre de 2010

¿Por qué no me traga?

No intentemos agradar a todo el mundo. Siempre habrá gente que se muestre hostil hacia nosotros. Pero eso no debe socavar nuestra autoestima ni hacernos perder naturalidad.
Por: FRANCESC MIRALLES
"Para evitar el veneno del odio, debemos aceptar que las personas que nos aman son la compensación por las que nos detestan"
Pocas situaciones nos causan tanto malestar como la certeza de que alguien de nuestro entorno “no nos traga”. Sea en el trabajo, en el círculo de amigos o incluso en la familia, sabernos censurados y rechazados hace tambalear nuestra autoestima. Todos somos, en mayor o menor medida, adictos a las opiniones de los demás.
Por eso nos inquieta percibir que no sienten simpatía hacia nosotros. Cuando notamos frialdad, indiferencia o aversión por parte de alguien, nuestra primera conclusión es que hemos cometido algún error. Acto seguido, intentamos acercarnos a él con amabilidad, pero muchas veces solo logramos reforzar su hostilidad. Entonces nos preguntamos: ¿por qué no me puede ni ver?
-“Aquello que la gente no entiende acaba convirtiéndose en aversión” (Elisabeth Landon)
-“Es mejor ser odiados por lo que somos que ser amados por lo que no somos” (André Gide)
-“Debemos perdonar a nuestros enemigos. No hay nada que les ponga más furiosos” (Oscar Wilde)
-“Cuando odiamos a alguien, odiamos algo que es parte de nosotros mismos” (Hermann Hesse)
-“Hagamos lo que hagamos, los demás no dejarán de ser lo que son” (Marco Aurelio)
Fuente: Sociedad/El País Leer más... ¿Por qué no me traga?

No hay comentarios:

Publicar un comentario